Cae una banda de serbios que cultivaba marihuana en viviendas de lujo | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Cae una banda de serbios que cultivaba marihuana en viviendas de lujo

nacional

| 23.06.2016 - Actualizado: 19:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha desarticulado en Cataluña y Andalucía una banda de delincuentes serbios que pretendía expandirse en España y que, entre otras actividades, se había asociado con unos compatriotas para cultivar marihuana en viviendas de lujo.

Según informó la Policía, en la operación, desarrollada conjuntamente con la República Checa, se ha detenido a 25 personas, 19 de ellas en España, donde además se han realizado 12 registros en los que los agentes se han incautado de 2.524 plantas. En territorio checo se ha detenido a seis personas y realizado otros seis registros domiciliarios

Los investigados en España estaban asentados en zonas poco concurridas de alto poder adquisitivo, en las que tenían extensas plantaciones de marihuana con el objetivo de financiar otras actividades criminales.

La investigación comenzó el pasado mes de abril, cuando los investigadores españoles recibieron una información procedente de las autoridades serbias, en la que se comunicaba que unos individuos dedicados a la comisión de robos, extorsiones y tráfico de drogas y estupefacientes en la ciudad de Novi Sad (Serbia) se habrían trasladado en nuestro país.

CABECILLA LOCALIZADO

Tras las pesquisas oportunas, los agentes españoles localizaron en la provincia de Gerona a uno de los mayores cabecillas de esta organización, que era buscado en varios países europeos y contaba con antecedentes en Serbia por homicidio, tráfico de drogas, lesiones y tenencia ilícito de armas.

En España habían establecido contacto con otros ciudadanos serbios que se dedicaban al cultivo de marihuana en domicilios situados en zonas residenciales de alto poder adquisitivo de Lloret de Mar, Blanes y Tordera. Los cultivos estaban instalados en chalés situados en zonas poco concurridas, y en todos ellos se pudo constatar que existía una defraudación del fluido eléctrico para alimentar las complejas instalaciones. Con el beneficio obtenido del tráfico de esta sustancia estupefaciente pretendían financiar otras actividades delictivas.

En el transcurso de la investigación, los policías pudieron comprobar cómo los individuos, además habían, establecido contacto con un traficante marroquí con el propósito de establecer un punto de cultivo con distinta maquinaria e infraestructura en una nave industrial de la provincia de Sevilla.