Caamaño dice al PP que en la etapa socialista se detuvo a 4 cúpulas de ETA

nacional

| 24.04.2011 - 15:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha asegurado hoy que desde el año 2004 han sido detenidas cuatro cúpulas de ETA y 725 activistas, "ocho por mes", y subrayó que desde el Gobierno se sigue "luchando en todos los frentes".

Caamaño intervino esta mañana en un acto político de presentación de Andrés Fariña como candidato socialista a la alcaldía del municipio de Santa Uxía de Ribeira, que se celebró en la Casa do Mar de esta población coruñesa.

El ministro cree que cuanto mas se avanza hacia el fin de ETA "mas nervioso se pone el Partido Popular" que, agregó, "hace cualquier cosa para evitar reconocer que la política del Gobierno es la más eficaz en la lucha contra ETA".

"Mal empezamos si le decimos a los jueces lo que tienen que hacer", declaró Caamaño en relación con la decisión de la justicia de excarcelar al etarra Troitiño.

Recordó en ese sentido: "vivimos en un estado de derecho" con lo que "tenemos que dejar que sean los jueces los que decidan". Con esta alusión se refería tanto a la decisión de excarcelación como, posteriormente, a la de emitir una orden de busca y captura del expreso.

El ministro aprovechó el acto de partido en el que estaba acompañado por el alcalde de Santiago, Xosé Antón Sánchez Bugallo, para criticar la política del Gobierno de la Xunta, que denominó "Derribos Feijóo".

Este "es un buen nombre para esa empresa" porque, afirmó, el Gobierno de Galicia derribó la gratuidad de los libros escolares, los seguros para la gente del mar o la agilización de las listas de espera.

"Día a día desmantelan todo", apuntó Caamaño, que recordó que Núñez Feijóo "sólo quiere las competencias que le gustan" en referencia a la propuesta que le hizo la pasada semana el ministro de Fomento, José Blanco, de transferir a la comunidad los trenes de proximidad, en las mismas condiciones que se hizo en Cataluña.