Bujalance y Aguilar de la Frontera limpian de lodo casas y calles

Bujalde continúa sin agua potable tras la riada

El agua vuelve a entrar en las casas de Aguilar en la segunda noche de lluvia

nacional

| 18.08.2010 - 11:56 h
REDACCIÓN

Los afectados por las fuertes lluvias que sorprendieron a Bujalance (Córdoba) la noche del lunes siguen hoy limpiados sus casas y permanecen sin agua potable, por lo que se abastecen de los antiguos pozos que quedan en algunas viviendas y de los miles de litros de agua envasada que compran en los comercios.

Aunque el Ayuntamiento bujalanceño calcula que el municipio podrá volver a tener agua potable esta misma noche, uno de los vecinos del municipio, Francisco Ramírez, ha asegurado a Efe que el pozo de la casa de su familia les ha salvado en esta situación.

Además, mientras los habitantes de la localidad todavía limpian el lodo y tratan de recuperar alguna de sus pertenencias, Ana Manzano, también vecina del municipio, ha lamentado que el ayuntamiento no haya avisado a la población del corte de suministro de agua potable con suficiente antelación.

"En el pueblo no se habla de otra cosa. La gente no sabía que se quedaría sin agua tanto tiempo", ha indicado otro afectado, Pedro Pérez.

El propietario de una de las cafeterías del centro histórico de la localidad, Juan Antonio López, ha señalado que nadie le informó de lo que iba a ocurrir y tuvo que desconectar "de inmediato" su cafetera para que no se le rompiera.

Varias clientas de uno de los supermercados del pueblo han mostrado también su descontento, ya que el principal camión cisterna que ha ubicado la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (EMPROACSA) está situado en la periferia del pueblo, por lo que no pueden acceder con facilidad.

La dependienta del comercio, María Salazar, ha explicado que desde que ayer se cortó el agua potable ha aumentado en un 80 por ciento la venta de agua embotellada, en comparación con un día normal.

Por su parte, el delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Bujalance, Rafael Félix Torres, ha informado a Efe de que probablemente el pueblo volverá a tener agua esta misma noche, mientras que los dos camiones cisterna que reparten agua por el municipio ya han proporcionado 35.000 litros.

La teniente de alcalde en el Consistorio, María José Yebras, ha asegurado que ya se han restablecido más de ocho metros de la tubería estropeada por las fuertes lluvias y que ha originado el corte en el suministro de agua potable.

En cualquier caso, tanto la residencia de ancianos del municipio, que acoge a 35 personas, como las zonas más afectadas -la parte baja del pueblo y la periferia- también están siendo abastecidas con el agua necesaria para volver lo antes posible a la normalidad.

Bujalance vive hoy el segundo día de luto oficial declarado por la muerte de un vecino a causa de las fuertes lluvias, que será enterrado a las 19.00 horas de esta tarde en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción del municipio.

El agua vuelve a entrar en las casas de Aguilar en la segunda noche de lluvia

Por su parte, las precipitaciones han continuado cayendo durante esta madrugada en la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera, donde nuevamente ha entrado el agua en las casas de la urbanización de El Tejar, que fue la más afectada por la tormenta del lunes.

Fuentes de la Junta de Andalucía han informado a EFE de que también en Aguilar de la Frontera y a consecuencia de la lluvia, que no ha sido tan cuantiosa como la noche anterior aunque se ha prolongado durante cuatro horas, entre las 03.00 y las 07.00, se ha vencido una casa que ha afectado a la parroquia del Cristo de la Salud.

En estas incidencias han trabajado bomberos del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, agentes de la Policía Local y una máquina retroexcavadora, que ha retirado el lodo de las calles.

Además, en la localidad cordobesa de Moriles se ha anegado una vivienda, si bien al parecer los daños no son cuantiosos.