Botella niega contrapartidas por el regalo de boda: "La duda ofende"

Gürtel pagó una parte de la boda de la hija de Aznar en 2002, según El País

nacional

| 21.05.2013 - 13:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha negado la existencia de "contrapartidas" a raíz del regalo de boda que miembros de la trama Gürtel hicieron a su yerno, Alejandro Agag, y ha indicado sobre esta cuestión que "la duda ofende".

A su llegada al hotel Exe Moncloa, donde hoy ha realizado una visita, los periodistas han preguntado a la alcaldesa de Madrid por la relación entre la familia Aznar con la trama Gürtel, después de que el diario El País haya publicado hoy que la trama pagó en septiembre de 2002 una parte de los gastos de la boda de Alejandro Agag y Ana Aznar.

"Como ha dicho ya mi yerno es un regalo de una boda celebrada hace 11 años de un invitado a uno de los contrayentes", ha contestado Botella, que se ha remitido al comunicado que Agag ha remitido al medio en cuestión.

"No tengo nada más que decir que lo que ha dicho mi yerno en un comunicado", ha apostillado la alcaldesa de Madrid.

Según publica hoy El País, la trama Gürtel pagó en septiembre de 2002 una parte de los gastos de la boda de Agag y Ana Aznar, hija de Botella y del expresidente del Gobierno José María Aznar.

Dicho pago ascendió a 32.452 euros y el presunto máximo responsable de la trama corrupta, Francisco Correa, asistió como invitado al enlace.

Alejandro Agag ha reconocido a El País que la cantidad aportada por la trama se hizo en concepto de "regalo de boda" y que fue destinada "exclusivamente" a la iluminación de la fiesta posterior al convite del enlace en la finca Los Arcos del Real.

Agag, según El País, invitó a Correa a la boda debido a su "relación de amistad con él en esa época" y ha señalado en un comunicado que ni él ocupaba en esa época cargo público alguno ni Correa estaba imputado en ninguna causa judicial.

Los documentos que acreditan la participación en los gastos de la boda, añade el diario, fueron descubiertos por la policía hace dos años, aunque no habían trascendido hasta ahora.