Bono quiere un líder del PSOE "moderado, sin complejos de territorio, ni de edad, ni de clase"

Apunta a los alcaldes de Toledo y Soria como jóvenes valores que deben estar en la Ejecutiva

Rojo: "Es la hora de los militantes" y las decisiones deben tomarse con "el máximo de participación"

nacional

| 28.11.2011 - 14:44 h
REDACCIÓN
Más sobre: PSOESuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Congreso, José Bono, considera que el PSOE debe elegir como líder a un "socialista moderado", "sin complejos de territorio, de edad ni de clase" al que no le dé "vergüenza gritar 'Viva España' al cerrar el congreso del que salga elegido, al igual que ha hecho el secretario general de los socialistas portugueses ante el reciente cónclave del PSP. Así lo ha asegurado Bono en declaraciones en el Congreso, tras subrayar que no es "momento de reproches ni de ajustes de cuentas" en el seno del PSOE, entre otras cosas, porque las elecciones las han perdido "todos" los socialistas.

EL PSC ¿ES O NO ES EL PSOE?

"Un español sin complejos", ha reclamado, haciendo hincapié en que "viva España" no es "un grito ni de la derecha ni del franquismo". "España es madre, no madrastra y es garantía de igualdad entre los españoles", ha enfatizado, incidiendo en que "quien sea elegido no debe tener complejos en defender la solidaridad que España representa". Preguntado sobre si un dirigente del PSC podría lanzar el grito de "viva España" que él propugna, Bono ha lamentado que los socialistas catalanes "llevan demasiado tiempo diciendo que no son el PSOE" y ha apuntado que "sería bueno escucharles decir que pertenecen" a él.

"¿Se puede ser presidente del PSOE sin formar parte de él?", se ha preguntado, autorespondiéndose que es "evidente que no". "¿El PSC forma parte del PSOE?", ha agregado, para contestarse que él "siempre" ha creído que sí aunque "algunos de sus militantes se han esforzado mucho en los últimos años en demostrar que no".

GUERRA APOYO A ZAPATERO EN 2000

Interrogado sobre las declaraciones realizadas por el diputado Alfonso Guerra, criticando la "frivolidad" y los "bandazos" dados por el PSOE en los últimos años, Bono ha recomendado no creerse "del todo" al veterano dirigente socialista. "Estaba en tono de broma", ha comentado, aprovechando para sentenciar, eso sí, que "no cabe duda" de que Guerra "apoyó" a José Luis Rodríguez Zapatero en 35 Congreso Federal, en el que él mismo optó a la Secretaría General del partido.

Respecto a la recomendación de Guerra de que el PSOE no aplique la máxima de "los niños y las mujeres primero", Bono ha admitido que "no es malo poner en valor la experiencia que dan los años", pero ha recordado que Guerra, Felipe González y él mismo ocuparon "responsabilidades siendo muy jóvenes" y ha rechazado que haya que "castigar" a estos dos colectivos. "No conviene que estigmaticemos a los jóvenes que tienen futuro y posibilidades", ha puntualizado, apuntando directamente a dos personas a las que considera jóvenes valores del PSOE: el alcalde de Soria, Carlos Martínez, y el de Toledo, Emiliano García Page.

Desde su punto de vista, ambos deberían formar parte de la Ejecutiva Federal que salga del 37 Congreso de febrero porque en la nueva dirección debe haber "gentes que ganen" y que "expliquen cómo se gana". "En la Iglesia, para ser obispo no hay que llevar sotana ni cruz, pero al menos hay que creer en Dios; en el PSOE lo primero que hay que ser es ganador y tenemos que buscar a persona que ganen", ha recalcado.

Después de lanzar todas estas opiniones, Bono ha puesto de manifiesto que él se descarta para competir otra vez por el liderazgo de su partido. "Yo no quiero dirigir el PSOE", ha confesado, explicando que decidió "conscientemente" no presentarse a las elecciones para "no tener la tentación" de quedarse como diputado.

RUBALCABA, PORTAVOZ EN LA INVESTIDURA

"Les dije que quería abandonar la primera línea de la política y así va a ser, pero yo voy a pertenecer al PSOE mientras viva", ha asegurado, para añadir a renglón seguido que lo que único que busca es "ayudar" y que para hacerlo va a decir lo que piensa. "Si ayuda que se utilice y si no ayuda que no se haga caso", ha concedido, dejando claro que "no tiene nada en contra de Rubalcaba ni de Chacón" y que no quiere que sus palabras se interpreten "negativamente contra nadie que tenga el carné" del PSOE.

Por último, preguntado sobre quién va a dar la réplica a Mariano Rajoy en el debate de investidura, Bono ha señalado que él ya no tendrá que dirigir esa cita y que ni siquiera tendrá escaño pero que, a tenor de los precedentes, "parece razonable" que esa tarea recaiga en Rubalcaba.

ROJO: "ES LA HORA DE LOS MILITANTES"

El presidente del Senado, Javier Rojo, insistió en que ésta "es la hora de los militantes" en el PSOE, que tienen en sus manos decidir sobre el futuro de un partido y que las decisiones deben tomarse con "el máximo de participación".

Tras unas elecciones catastróficas para los socialistas, "los militantes tienen el deber y el derecho de exigirnos soluciones. No puede ser que pensemos que toda la culpa la tienen los de fuera y los de dentro no", aseveró Rojo.

Él, personalmente, dijo asumir su "cuota de responsabilidad" en la derrota y estar dispuesto a que "decidan los militantes con mucha calma y responsabilidad, porque los partidos no son sólo de sus dirigentes, ni de sus militantes, son de toda la sociedad".