Bono coloca el busto de Azaña frente a Isabel II en el Congreso

Avisa al PP que moverlo sería "deshonrar la memoria de la libertad"

nacional

| 28.11.2011 - 14:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente del Congreso, José Bono, ha recibido este lunes un busto del que fuera presidente de la II República española, Manuel Azaña, donado por Izquierda Republicana, que ha sido colocado en el Vestíbulo de Isabel II, una estancia presidida por la estatua de la reina que mandó construir el Palacio de la Carrera de San Jerónimo. Bono ha avisado al PP, aunque sin citarle, de que cambiar la ubicación de la escultura del republicano sería "deshonrar la memoria de la libertad".

La Mesa de la Diputación Permanente, de la que forman parte PSOE y PP, aceptó la donación pero no decidió formalmente dónde se colocaría porque los 'populares' pusieron reparos a que Azaña quedara enfrentado a Isabel II.

El propio Bono ha relatado, al recibir el busto, que los técnicos habían alertado de la posibilidad de que las vigas del forjado del Vestíbulo principal del Congreso no aguantaran el peso de la escultura, pero que, al comprobar que la de la reina pesaba más decidió que si las vigas "aguantan a Isabel II tenían que aguantar también a Azaña".

Bono ha defendido que el que fuera presidente de la República ocupe el lugar "digno" que se "merece" junto a Isabel II, con la que comparte haber sido jefe del Estado y haber muerto en el exilio y ha advertido de que trasladarlo a otra estancia sería "deshonrar la memoria de la libertad".

"En esta casa caben la Monarquía y la República y el sitio que sobra lo ocupa el pueblo español y su bienestar, que vale más que la Monarquía y la República juntas", ha sentenciado, después en declaraciones a los medios de comunicación. A su juicio, no tendría "ningún sentido exiliar otra vez a Azaña con motivos que se quisieran inventar".

Su intención es que Azaña no salga del Vestíbulo en el que, además de la estatua de Isabel II, están la mesa que presidió la Cortes de Cádiz de 1812, el ejemplar original de 'La Pepa' y la Puerta de la fachada de los leones que sólo se abre en las Jornadas de Puertas Abiertas y cuando el Rey acude a la Cámara. También en esta sala se pueden ver retratos circulares de parlamentarios ilustres, los

últimos, colocados hace unos meses, del propio Azaña y del expresidente del Gobierno Aldolfo Suárez.

LLAMAZARES: LLEGA TARDE, PERO BIEN

Bono ha agradecido la "generosidad superlativa" de Izquierda Republicana, el partido fundado por Azaña, que ha estado representando en el acto de entrega por su secretario general, Javier Casado, y su antecesor, Isabelo Herreros. También han estado presentes el autor de escultura labrada en piedra, Evaristo Bellotti, y el diputado de IU, Gaspar Llamazares, que ha actuado como mediador entre los donantes.

Después del acto, en declaraciones a los periodistas, Llamazares ha admitido que el reconocimiento del Congreso a Azaña llega "muy tarde" porque han pasado más de 70 años de su muerte y más de treinta del inicio de la democracia, pero se ha congratulado de que, aunque con retraso, las cosas se hayan "hecho bien" y el "gran presidente, intelectual y diputado" que fue haya vuelto a la Cámara representado en un busto "magnífico" y ocupando un lugar "muy digno" que espera no se cambie. "Es el mejor regalo de cumpleaños que he tenido nunca", ha confesado satisfecho.