Blanco califica de “deslealtad” la visita de Aznar a Melilla | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Blanco califica de “deslealtad” la visita de Aznar a Melilla

El PP pide la comparecencia de Moratinos y Rubalcaba para explicar las cesiones a Marruecos

Cospedal dice que Aznar avisó a Rajoy de su visita a Melilla que el PP justifica por ser España

Blanco dice que Aznar no estuvo en la ciudad autónoma en sus ocho años de presidente

nacional

| 19.08.2010 - Actualizado: 08:31 h
REDACCIÓN
Más sobre: MelillaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha criticado la visita del ex presidente José María Aznar a Melilla, en medio de la escalada de tensión con Marruecos por incidentes fronterizos, porque supone una "muestra de deslealtad" hacia España y a su Gobierno, además de que "no ayuda" a resolver la situación y él "lo sabe".

En rueda de prensa conjunta con la vicepresidenta económica, Elena Salgado, Blanco ha subrayado que Aznar "nunca visitó Melilla cuando fue presidente del Gobierno y lo hace ahora cuando su presencia no ayuda y además él sabe que su presencia no ayuda".

"No conozco ningún ex presidente de Gobierno que, sin conocimiento del Gobierno de su país, tenga este comportamiento. Esto no lo haría ningún presidente de ningún país democrático", ha advertido.

A su juicio, el Gobierno "está trabajando en el problema" con Marruecos y "se va a arreglar de forma inmediata a pesar del Partido Popular, de (Mariano) Rajoy, de (Esteban) González Pons y a pesar del que faltaba ahora, el señor Aznar".

Aznar avisó a Rajoy de su visita a Melilla que el PP justifica por ser España

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, según que el presidente del PP, Mariano Rajoy, estaba avisado por el ex presidente del Gobierno José María Aznar de su visita a Melilla, que ha justificado por ser éste territorio español, que puede ser visitado por cualquiera sin más explicaciones.

En rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección del partido, que ha presidido el líder del PP, De Cospedal ha negado que esta visita vaya a eclipsar el paréntesis vacacional de Rajoy y ha insistido en que la presencia de Aznar en Melilla responde a su preocupación como ex presidente del Gobierno y ciudadano español, lo que le permite trasladarse libremente por cualquier parte del territorio.

Ha valorado la visita que ayer hizo el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, a esta ciudad autónoma y ha criticado la ausencia de miembros del Gobierno en la zona, así como que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se vaya a reunir el próximo día 23 con autoridades marroquíes y no lo haya hecho aún con las de Melilla.

El PP pide la comparecencia de Moratinos y Rubalcaba

El Partido Popular ha pedido la comparecencia de los ministros de Interior y Asuntos Exteriores, Alfredo Pérez Rubalcaba y Miguel Ángel Moratinos, respectivamente, para que expliquen las "constantes cesiones" del Gobierno en política exterior.

Así lo ha asegurado María Dolores de Cospedal, que ha criticado que ningún miembro del Gobierno se haya personado hasta el momento en Melilla para interesarse por los "graves" incidentes que se han registrado. Ante estos hechos, el PP ha registrado hoy una solicitud para que se reúna la Diputación Permanente del Congreso, a fin de poder analizar la acciones que se están llevando a cabo en materia de política exterior y en el ámbito económico, con los recortes de infraestructuras.

Sobre el primer asunto, la número dos del PP ha criticado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero todavía no haya dicho absolutamente nada sobre los graves incidentes que se están registrando en Melilla y en Gibraltar, aguas jurisdiccionales españolas.

De Cospedal ha insistido en que el Gobierno no puede "consentir" tampoco la presión directa que están ejerciendo las autoridades y los ciudadanos marroquíes a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y ha condenado especialmente las agresiones contra mujeres de este cuerpo.