Beteta: el Gobierno supervisará los techos de gasto de las Comunidades, no sus presupuestos

Montoro se reúne este miércoles con los consejeros del PP para estudiar los recortes

Planteará sanciones a las Comunidades que lo incumplan y reducción del sector público

Sostiene que el control de déficit es un elemento "esencial" para conseguir inversión y empleo

nacional

| 10.01.2012 - Actualizado: 19:37 h
REDACCIÓN

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha asegurado que el Gobierno supervisará los techos de gasto autonómicos, pero no los presupuestos de cada comunidad, ya que el Ejecutivo "no es quien" para decidir cómo gestiona cada territorio sus competencias. "Pero sí lo es para velar por el cuadro macroeconómico y que España no acabe gastando más de lo que ingresa", ha señalado Beteta en declaraciones al canal 24 horas de TVE.

Los techos de gasto -ha asegurado- son un elemento "esencial" de la democracia porque se componen de información de gastos, ingresos y déficit. Según Beteta, todo hay que vincularlo al techo de gasto porque no solo está en juego la credibilidad del país, sino la de cada comunidad autónoma. "Si tenemos dudas sobre lo que debemos nadie va a invertir", ha alertado Beteta, tras recordar que el control de déficit es un elemento "esencial" para conseguir inversión y creación de empleo, la "principal obsesión" del Ejecutivo.

En este sentido, ha considerado "imprescindible" en este momento económico la transparencia informativa, el aumento de los ingresos a través de la subida fiscal y el recorte del gasto, y ha reiterado que cuando el país logre crear empleo las subidas de impuestos temporales desaparecerán y los contribuyentes pagarán menos tributos.

LINEAS DE AYUDA Y PLANES DE AJUSTE

La supervisión de los techos de gasto es una de las cuestiones que el Gobierno planteará en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebrará la semana que viene, así como la posibilidad de implementar líneas de ayuda a aquellos territorios con un déficit muy elevado que no puedan hacer frente a sus pagos. Estas ayudas, según Beteta, vendrán amparadas por los planes de ajuste de cada comunidad, que además tendrán que ser más "transparentes" y someterse a un control extra.

Durante el encuentro, el Gobierno también abordará con las comunidades sus planes para reducir el sector público, aunque Beteta ha asegurado que el Ejecutivo se limitará a pedir a los diferentes territorios que cumplan lo comprometido un año antes.

Asimismo, se abordará el establecimiento de sanciones en los términos que marca la UE para aquellas comunidades que no cumplan sus objetivos de déficit y deuda, que no podrán disfrutar de los beneficios de financiación a los que accederán los territorios que sí cumplan. "El premio está ahí, no solo hay un riesgo reputacional", ha subrayado Beteta.

PREPARAR EL CONSEJO DE POLITICA FISCAL Y FINANCIERA CON LAS COMUNIDADES DEL PP

Antes de celebrar el Consejo de Política Fiscal y Financiera, el Gobierno se reunirá este miércoles con las 12 comunidades gobernadas por el PP para fijar la postura de cara a la reunión de la semana que viene. El encuentro estará presidido por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, acompañado del propio Beteta y de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

El principal objetivo de los dos encuentros será, según Beteta, hablar de estabilidad presupuestaria y de la nueva ley que tendrán que aplicar tanto el Estado como las comunidades y los ayuntamientos, tras la desviación de dos puntos del déficit público de 2011 debido, en parte, a la "importante desviación" de las comunidades (unos 15.000 millones).

EL GOBIERNO SOCIALISTA "MINTIO"

Preguntado por si Rajoy podía haber tenido acceso antes a la información del déficit público desde la oposición, Beteta ha asegurado que "obviamente no", porque fue el Gobierno saliente el que certificó la cifra del 6% en el traspaso de poderes. "*Por qué mintió? pues mintió", ha dicho.

Según ha dicho, el Ejecutivo 'popular' tomó dos decisiones cuando conoció los datos reales: informar a los ciudadanos y solucionar el problema con medidas "dolorosas" que afectaban tanto a los ingresos como a los gastos, al solicitar un esfuerzo "especial", aunque "proporcional" a los ciudadanos.