Barreda: "Tal vez convenga adelantar las elecciones"

Zapatero estudiaría adelantar las generales al mes de noviembre

Marcelino Iglesias asegura que la voluntad del Gobierno es celebrar elecciones en marzo

El PNV "trabaja" con un escenario de adelanto de las generales a noviembre

Cospedal: El PP está preparado para gobernar "ya, en otoño o en marzo"

Toxo: "la legislatura está más que acabada"

nacional

| 13.06.2011 - 09:47 h
REDACCIÓN

El presidente en funciones de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha afirmado que "si la situación va a seguir siendo así de extraordinariamente complicada, tal vez adelantar las elecciones sea conveniente". En declaraciones a Telecinco, Barreda ha manifestado este lunes, que "si la situación va a seguir siendo así de extraordinariamente complicada, tal vez adelantar las elecciones sea conveniente", al ser preguntado si, a su juicio, debería haber un anticipo de comicios generales.

Segun publican hoy diversos medios, los socialistas se prepararían para un posible adelanto electoral. La cita sería en noviembre si Zapatero no agota la legislatura, y se pretendería aprovechar la mejora relativa de los datos de empleo que dejaría la temporada turística. Segun estas informaciones Rodríguez Zapatero, José Blanco, Marcelino Iglesias, Pérez Rubalcaba y José Bono estudiarían los pros y contras del posible adelanto que pretendería minimizar los daños electorales del PSOE. La decisión final, no obstante, estaría en manos del Presidente del Gobierno.

En este sentido, Barreda ha justificado que "realmente" se habla de un adelanto electoral "de finales de noviembre a marzo" y que, desde esa perspectiva, "la diferencia es relativamente pequeña" por lo que es una "cuestión de oportunidad". Así, ha hecho hincapié en que se trata de una "prerrogativa exclusiva del presidente del Gobierno", José Luis Rodríguez Zapatero y que, "seguramente en esta ocasión, habida cuenta de que él no va a ser el candidato a la Presidencia sino que lo será Alfredo Pérez Rubalcaba, lo lógico es que lo comente" con el vicepresidente primero y ministro del Interior.

Dicho esto, ha recalcado que, "en cualquier caso, la decisión es del presidente del Gobierno", aunque, en su opinión, "entra dentro de lo posible" un adelanto electoral. "Siempre ha sido posible y ahora empieza a ser probable", ha remachado. "Estoy seguro de que en la decisión del presidente del Gobierno van a influir muchos factores. Uno de ellos, seguramente el más importante, qué es lo que más le conviene al interés general, lo qué más le conviene a España, cómo está la situación económica pero también la política y la correlación de fuerzas internas en el propio Parlamento nacional. Lo que ayer pasó en la constitución de los ayuntamientos es un factor más a tener en cuenta sin duda ninguna", ha argumentado Barreda.

Tras las declaraciones de Barreda, el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, afirmaba "con toda rotundidad" que la voluntad del Gobierno y del partido es agotar la legislatura y celebrar las elecciones generales en la primavera del año 2012. En rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal, Iglesias ha subrayado que los comicios generales serán "cuando toca".

Ha argumentado Iglesias que "no sería entendible por nadie que el Gobierno adelantara las elecciones" en un momento en el que España está saliendo de las dificultades económicas y todavía quedan por tomar algunas decisiones, y consolidar las reformas. "La responsabilidad del Gobierno es tomar medidas y hay que hacerlo estos meses; paralizar esas medidas, esas reformas, sería paralizar la recuperación de la economía y del empleo y el Gobierno no lo va a hacer", ha recalcado.

Una opinión que ratificaba tambien, el vicepresidente y comisario de Competencia de la Unión Europea, Joaquín Almunia, quien ha querido terciar en el asunto y ha asegurado que más que un adelanto electoral lo que España necesita es seguir aplicando las reformas. En la sede de la Fundación Rafael del Pino, Almunia señaló que lo mejor "para los intereses de la economía española y de los españoles que sufren la crisis" es continuar con las reformas "para evitar que haya más contagios de otros problemas". Almunia destacó que depende de lo que cada país haga para que los mercados "rebajen o relajen" la presión. En este sentido, reconoció que los mercados financieros están muy nerviosos, entre otras cosas "por los problemas de la economía griega, pero no sólo por eso".

VALERIANO GÓMEZ CREE QUE LOS DATOS DE LA EPA DEL TERCER TRIMESTRE SERÁN BUENOS PERO NO SERÁN RAZÓN SUFICIENTE PARA UN ADELANTO ELECTORAL

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha afirmado que los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, que engloba los meses de julio, agosto y septiembre, será "buena" por el impulso del sector turístico, aunque no cree que sea suficiente razón como para adelantar las elecciones a noviembre.

En declaraciones a RNE, Gómez ha considerado que no es motivo suficiente como para adelantar los comicios. "No creo que sea una buena razón solo, creo que ésa es una competencia que tiene el presidente del Gobierno. A mí me parece, y siempre soy partidario de agotar los plazos, que las reformas para ese momento estarán recién aprobadas por el Parlamento", ha manifestado. Por ello, Gómez aboga por mantener la fecha actual de los comicios, al considerar que queda tiempo "suficiente" para poder hacer que las reformas entren en vigor y que "incluso" se perciban sus efectos.

No es de su misma opinión el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que considera que "la legislatura está más que acabada" y ha considerado que si el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "se ha quedado para hacer las reformas, casi mejor que lo deje". Toxo ha manifestado que el Gobierno "da síntomas de agotamiento extremo" y tiene "puntos de incoherencia" que sería conveniente que fueran "pasados por las urnas".

Por su parte, el lehendakari, Patxi López, se ha mostrado convencido de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hará lo que mejor le convenga a España para fijar la fecha de las próximas elecciones generales. En declaraciones a la cadena Ser, López no ha querido pronunciarse. El lehendakari ha dicho que no maneja todos los datos que puede tener el presidente del Gobierno para saber qué es lo que necesita el país, aunque ha señalado que son necesarias reformas que no admiten dilación y que hay que hacerlas "sí o sí, si no queremos caer en la situación de Grecia, Irlanda o Portugal".

El presidente del Euskadi Buru Batzar del PNV, Iñigo Urkullu, ha admitido que su formación "trabaja" con el "escenario realista" de un adelanto de las elecciones generales al mes de noviembre y que este depende de las circunstancias internas del PSOE. En una entrevista a Radio Euskadi, el líder de la formación jeltzale ha precisado "yo quiero ver también la situación interna del PSOE, porque no creo que el posible planteamiento de adelanto de elecciones esté basado en la fortaleza o debilidad, en el acompañamiento o soledad que pueda tener el PSOE, sino en las circunstancias internas del Partido Socialista Español", ha advertido.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, asegura que la federación nacionalista catalana está preparada para un eventual adelanto de las elecciones generales y para que estos comicios se celebren "en cualquier momento". Duran Lleida "contempla la posibilidad" de un adelanto electoral "si el PNV no apoyara los presupuestos" del Gobierno y ha reiterado que su formación no piensa dar su apoyo a dichos presupuestos.

COSPEDAL: EL PP ESTA PREPARADO PARA GOBERNAR "YA"

En medio de la polémica, la secretaria general del PP, María Dolores De Cospedal, ha asegurado hoy que su partido está preparado para gobernar "ya, en otoño o en marzo". Ésta es la única certeza que tienen los populares ante el posible adelanto electoral del que ya hablan algunos medios de comunicación, toda vez que, como ha destacado Cospedal en conferencia de prensa en la sede de su organización, el PP no conoce cuál es la intención del único que toma la decisión: el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.

La presidenta electa de Castilla-La Mancha ha afirmado, no obstante, que "es el momento de que la política española dé un giro". Anticipar las elecciones es necesario para España por cuanto a los ciudadanos se les está privando de "un tiempo precioso" para comenzar la recuperación económica cuanto antes, ha declarado.

Cospedal ha asegurado que la moción de censura no es una opción que contemple el Partido Popular ahora mismo, pues no es adecuado "crear más frustraciones en el electorado" cuando en el Congreso la composición no es la más favorable para el grupo popular.

El Gobierno, en ese objetivo crucial para el futuro del país, "no quiere ni puede asumir la responsabilidad" de la salida de la crisis "ni hacer aquello que se necesita hacer", y en una tesitura así lo mejor para los españoles es que se confirme el adelanto de las elecciones, en opinión de Cospedal. Además, Zapatero está al frente de un Ejecutivo "a la deriva" y "así no se puede sostener España". "Tenemos un presidente que no está y un vicepresidente de facto, o candidato del PSOE, que ejerce sólo como candidato del PSOE y no habla de los principales problemas que tenemos", ha destacado antes de sentenciar: "Con su inactividad y maña política, el Ejecutivo de Zapatero no es el más apto ni capacitado para la recuperación".

Según ha señalado, desde que Rajoy abogó por anticipar las elecciones en julio del año pasado, durante el debate sobre el estado de la nación, "la falta de credibilidad ha ido en aumento y la situación es aún peor".

De ello se han dado cuenta los ciudadanos y así votaron a favor del cambio en manos del PP en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, en palabras de quien será la nueva presidenta de Castilla-La Mancha. Los populares gobernarán en la mayoría de las comunidades autónomas y en la mayoría de los municipios, en muchos casos por haber conseguido la mayoría absoluta, pero en otros por haber cuajado los pactos o los acuerdos que han mantenido con otras fuerzas. Unos 400 ayuntamientos regirá el PP debido a esos pactos, según los datos de la secretaria general. A su juicio, queda así demostrado que el Partido Popular tiene "capacidad de diálogo" y que, salvo con Bildu, puede hablar con todos.