Barreda acusa a los dirigentes del PP de "mentir burdamente" sobre las cuentas

La Junta pagará las nóminas a funcionarios retrasando el pago a proveedores de la Sanidad

Salgado pidió a Rajoy que el PP bajara el tono sobre las finanzas de las CCAA

nacional

| 08.06.2011 - 08:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente saliente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha acusado hoy a los dirigentes del PP de "mentir de forma burda" y decir "barbaridades" sobre las cuentas de la región y atribuye lo que está ocurriendo a que "hemos tenido la mala suerte" de que aquí ha ganado las elecciones la secretaria general del PP.

En una entrevista en la cadena Ser, recogida por Efe, Barreda ha explicado que se ha dirigido por carta a la próxima presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en la que se pone a su disposición para darle todos los detalles que necesite, sin intermediarios, sobre las cuentas de la comunidad, que podrá pagar las "nóminas".

Ha tachado de "calibre grueso" las mentiras que se están diciendo sobre la destrucción de documentos oficiales, lo que sería un "delito", ha dicho Barreda.

Además, considera que "las barbaridades" dichas por los dirigentes regionales del PP tienen "la autorización y el empujón" de Cospedal y de Rajoy, pues de lo contrario tendrían que haberles "parado", ha indicado.

El presidente saliente de Castilla-La Mancha cree que el futuro Gobierno del PP de Castilla-La Mancha se quiere "curar en salud" por si les van mal las cosas cuando gobiernen y echarle la culpa al gobierno saliente. "Las mentiras de hoy son los recortes de mañana", ha manifestado Barreda.

Ha reconocido que hay "dificultades" en Castilla-La Mancha, como en otras comunidades autónomas, pero "no hay más dificultades aquí"; lo que ocurre es que "hemos tenido la mala suerte" de que el Gobierno de Castilla-La Mancha lo va a presidir una dirigente del PP, ha indicado Barreda.

Preguntado por si puede garantizar que no habrá sorpresas en las cuentas cuando llegue el PP al gobierno de la comunidad, el presidente saliente ha dicho que "no hay nada oculto. Castilla-La Mancha es la comunidad más clara y más transparente de todas" y en este sentido se ha referido a la publicación en la web de la Junta de la Cuenta General de 2010, que la puede ver todo el mundo, por lo que hacen un "desnudo integral" de las cuentas.

No obstante, el sindicato CSIF ha asegurado que los funcionarios afrontan con inquietud el cobro de sus nóminas de junio. Según el diario el Mundo, La Junta de Castilla La Mancha podrá abonar las nóminas del mes de junio a los funcionarios, pero lo hará retrasando el pago a empresas concesionarias de servicios sanitarios básicos.

El diario asegura que los 275 millones de euros que la Junta de Castilla La Mancha precisa para cubrir los sueldos de los trabajadores públicos, se llevan el 75% de los 350 millones que recibe del Estado cada mes.

Esta comunidad ya ha superado el déficit autorizado para este año. Mientras, la vicepresidenta castellanomanchega dice que la deuda de esta comunidad es de 416 millones de euros, una quinta parte de lo que denuncia el PP.

SALGADO PIDE A RAJOY QUE EL PP BAJE EL TONO SOBRE LAS FINANZAS

Por su parte, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, habló ayer por teléfono con el líder del PP, Mariano Rajoy, para sugerirle que en su partido se rebajara el tono de las declaraciones sobre la situación financiera de las comunidades autónomas debido a los efectos injustificados que estaban ocasionando en los mercados.

Salgado, en conversación informal con los periodistas en los pasillos del Congreso, ha recalcado que fue la de ayer una larga conversación y que se produjo a iniciativa suya como consecuencia de la escalada de declaraciones y acusaciones sobre las finanzas de algunas comunidades, como por

ejemplo Castilla-La Mancha, que los populares de esta región han colocado casi en la quiebra.

Según la ministra de Economía y Hacienda, el presidente del PP prometió que su organización será leal con el Gobierno y que contribuirá en lo posible a la transparencia de las cuentas públicas.

La vicepresidenta segunda del Gobierno confía en que los populares actúen a partir de ahora de acuerdo con estos principios y no sean alarmistas sin base.

Para Salgado, la conversación con Rajoy era relevante habida cuenta de los efectos que las palabras de algunos dirigentes estaban generando en los mercados y en algunos países comunitarios.