Barcelona rechaza adherirse a la red de municipios por la independencia

Colau: El tema no queda "cerrado" y volverá a tratarse en futuros plenos

Mas dice que será viable un Estado catalán y pide negociarlo sin "lesiones"

De Guindos cree que inversores no ven "racional" la independencia catalana

Los obispos catalanes, no toman partido pero creen que el 27S tiene una "importancia histórica"

Cifuentes pide a Sánchez qué aclare qué singularidad quiere para Cataluña

nacional

| 07.09.2015 - 13:25 h
REDACCIÓN

El Pleno del Ayuntamiento de Barcelona rechazó adherir la ciudad a la Asociación de Municipios por la Independencia, al no lograrse los 21 votos necesarios, para la mayoría absoluta, sino 17 a favor, 12 en contra y 12 abstenciones.

En un pleno extraordinario convocado a petición de los grupos de CDC, ERC y CUP, los concejales de éstos votaron a favor, el PSC, PP y Ciudadanos en contra y los de Barcelona en Comú se abstuvieron, incluida la alcaldesa, Ada Colau que, no obstante, apuntó que el resultado dejaba patente que el tema no queda "cerrado", sino que volverá a tratarse en futuros plenos, y se reafirmó en su decisión de someter la adhesión a la AMI a una consulta entre los ciudadanos de Barcelona.

El alcalde de Girona y presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Carles Puigdemont (CDC), se ha apresurado a indicar que se encontrará la fórmula para que Barcelona se sume a los 740 municipios de Cataluña que ya se han adherido" a la AMI.

En nombre de Barcelona en Comú, Jaume Asens argumentó la abstención de su grupo (que en teoría dejó libertad de voto a sus concejales, aunque al final todos se decantaron por aquélla) apelando a la pluralidad interna de esta formación, en la que conviven federalistas, confederalistas, autonomistas e independentistas. Además, puntualizó que el debate no era sobre la independencia, sino sobre la AMI, a la que recordó que muchos independentistas critican por su visión "conservadora, romántica y clerical" de Cataluña, alejada de planteamientos modernos, republicanos y sociales.

Asens rechazó el planteamiento "partidista" de la moción de CDC, ERC y CUP e interpretó que, si hubieran querido ganarla, habrían negociado con Barcelona en Comú en lugar de presentarla unilateralmente, pero a la vez defendió, frente a Ciudadanos y el PP, que Cataluña ha de ser un sujeto soberano con derecho a decidir y que la democracia es la base de la ley y no lo contrario.

Desde CDC, el exalcalde Xavier Trías se declaró "triste" por que Barcelona en Comú rehusara posicionarse sobre el tema de la independencia por "tacticismo político", y defendió cualquier toma de postura, especialmente la independentista, partiendo de que la ciudad es plural y hay ciudadanos a favor y en contra de la secesión.

El portavoz de ERC, Alfred Bosch, dijo que apostar por la independencia era también hacerlo por la construcción de hospitales, dentro del enfoque oficial de este partido de vincular el aspecto nacional al social, en tanto que la de la CUP, María José Lecha, abogó por revisar el callejero barcelonés para eliminar las "imposiciones españolas" a nombres de sus vías públicas.

En nombre del PSC, Jaume Collboni reprochó a estas dos formaciones que sólo les importe la independencia y hayan sido capaces por ello de "condicionar al gobierno de izquierdas" que preside la ciudad, también con el apoyo socialista además del de ERC y la CUP. Collboni también dijo que el uso partidista de las instituciones del que se acusa al PP es el mismo que estaban haciendo los grupos proponentes del Ayuntamiento de Barcelona, y aseguró que la independencia no es la solución a las "legítimas reivindicaciones" de autogobierno.

Los más críticos con el objeto del pleno fueron la portavoz de Ciudadanos, Carina Mejías, y el del PP, Alberto Fernández. La primera recriminó que se convoquen plenos de "circo" sobre temas que no interesan a los ciudadanos y los dos reivindicaron el carácter plural de Barcelona frente a los independentistas, que quieren hacerla "menguante", según el 'popular', y "un municipio más" en favor de un proyecto "insolidario" y "anticuado" y rechazado por la UE, según la líder de C's.

Fernández criticó también a Colau por no pronunciarse en contra y dar alas a estos intentos independentistas con su "complicidad" y por permitir la exhibición de esteladas en el pleno. Así, le instó a anunciar que no habrá consulta ciudadana sobre la independencia y que Barcelona no estará presente en la AMI ni siquiera como observadora, algo que obviamente la alcaldesa no hizo. En su voto, añadió a su no a la independencia un sí a una Barcelona catalana, española y europea.

MAS INSISTE EN QUE UN ESTADO CATALÁN SERÍA VIABLE

El presidente de la Generalitat y candidato de Junts pel Sí, Artur Mas, ha augurado que un eventual Estado catalán sería viable y no iría a la cola del acceso a la UE, pero ha reclamado una negociación de la independencia con España sin "lesiones" mutuas, para que ambas partes salgan ganando.

Mas ha ofrecido hoy una conferencia de prensa titulada "La viabilidad económica del nuevo Estado" junto con los economistas Germà Bel y Oriol Amat, números uno de Junts per Sí por Tarragona y séptimo por Barcelona, respectivamente. El líder de CDC ha rechazado las críticas del presidente de la CEOE, Juan Rosell, y el de la Cámara de Comercio de España y Freixenet, José Luis Bonet, que han advertido de que una Cataluña independiente tendría una menor actividad económica, menos empleo y "peores condiciones de vida".

El president ha defendido que, en el caso de una secesión, Cataluña sería viable, al igual que lo sería España, por lo que ha apelado a una negociación sin "lesiones" mutuas si hay una mayoría independentista -al menos de escaños, ha incidido- el 27S.

En este sentido, ha avisado de que "no tendría ningún sentido" que en un proceso de separación comportará "lesiones económicas" de España a Cataluña, "porque afectaría a unos y otros, sería en los dos sentidos".

El president ha admitido que el camino a la independencia pude tener "incertidumbres" pero ha señalado que seguir como hasta ahora, en el contexto autonómico, es continuar con la "certidumbre" de la "macrodependencia económica respecto al Estado" de la que, según ha dicho, ha salido perjudicada la población catalana.

Según Junts pel Sí, una eventual Cataluña independiente tendría un superávit con el que podría dedicar 2.200 euros al año por persona, desaparecería el déficit actual de la Generalitat de 5.000 millones de euros y se crearían entre 50.000 y 70.000 empleos nuevos por las "estructuras de Estado". En lo que se refiere a las pensiones, una hipotética Cataluña independiente tendría un saldo positivo de 24.126 millones de euros entre los ingresos de los trabajadores y el gasto en prestaciones.

Por el contrario, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho que los inversores extranjeros no ven "racional" ni "realizable" una "potencial" independencia de Cataluña, y ha asegurado que sí hay un temor "más intenso" fuera de España a que se reviertan en el futuro las medidas adoptadas por el Gobierno.

Así lo ha manifestado en un desayuno informativo organizado por El País en el que ha compartido mesa con el ministro brasileño de Hacienda, Joaquim Levy, y donde De Guindos también ha dicho que en los foros internacionales no se entienden bien las razones de los independentistas, por lo que "no lo incorporan a sus expectativas".

GARCÍA MARGALLO: CUANDO SE PROPONE UNA SOLUCIÓN HAY QUE EXPLICAR SUS CONSECUENCIAS

El ministro español de Exteriores José Manuel García-Margallo, dijo al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a pocos días de las elecciones catalanas, que aplique el pasaje del Evangelio "la verdad os hará libres", en el sentido de que cuando se hace una propuesta hay que explicar sus consecuencias.

García-Margallo explicó que, para que exista un Estado como sujeto de derecho internacional, se requiere que haya territorio, población y reconocimiento por parte de la ONU, que necesita nueve votos del Consejo de Seguridad de los quince miembros y ningún veto.

Recordó que el Consejo de Seguridad sólo reconoce los principios de secesión en tres supuestos: pueblos coloniales, ocupados militarmente o aquellos a los que se les niegue los derechos fundamentales a sus ciudadanos.

El ministro se refirió a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad y dijo: "No veo a China amparando una secesión fruto de una declaración unilateral, porque tiene a Taiwán. No veo a Rusia porque tiene Chechenia, no veo al Reino Unido porque ya lo ha dicho (David) Cameron, tampoco a Francia porque lo ha dicho (François) Hollande y tampoco a Estados Unidos, que tiene una sentencia del Tribunal Supremo que declara nulo y sin efecto el referéndum de secesión en Texas".

El titular de Exteriores insistió en que efectivamente la Unión Europea (UE) no podría excluir a Cataluña ya que se produciría una "autoexpulsión en el momento en que se declarara la secesión".

LOS OBISPOS CATALANES NO TOMAN PARTIDO

Los obispos catalanes han defendido que el 27S "pueden tener una notable importancia histórica", así como la "legitimidad" de todas las opciones que se presentan a las próximas elecciones en Cataluña, incluida la de la independencia, si se basan "en el respeto a la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos".

En una nota oficial firmada por todos los prelados de Cataluña, han recordado su "amor a la Patria catalana" y el "deber" de todos los ciudadanos de ir a votar pensando en "el bien común", aunque reiteran que "no le toca a la Iglesia proponer una opción concreta".

"Pero sí defendemos la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en el respeto a la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos, y que busquen con constancia la paz y la justicia", argumentan los obispos, que advierten de que "las próximas elecciones al Parlament de Cataluña pueden tener una notable importancia histórica".

Según los obispos, "están en juego cuestiones decisivas a nivel institucional, político y social", por lo que han escrito la nota porque "creemos que también nuestra voz, expuesta con espíritu de servicio, puede enriquecer el debate actual sobre el presente y el futuro de nuestro país".

RIVERA ACUSA A SÁNCHEZ DE COGER LA MISMA DIRECCIÓN EQUIVOCADA QUE ZAPATERO

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha acusado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, de "coger la misma dirección equivocada" para Cataluña que eligió el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y le ha preguntado si cuando habla de "singularidad" se refiere a que "los jueces no persigan a Pujol".

Rivera, que ha protagonizado hoy un almuerzo-coloquio en el Club Siglo XXI, ha criticado la propuesta hecha por Pedro Sánchez de que la reforma federal de la Constitución debe reconocer la "singularidad" catalana.

"¿La singularidad qué es, que los jueces no persigan a Pujol?", se ha preguntado Rivera, quien ha recordado que España "es un país federal en toda regla", aunque ha reconocido que hay "que corregir algunas cosas" y "clarificar competencias", algo que "no pasa por el privilegio territorial", ha explicado.

La singularidad de Cataluña "ya está recogida en los artículos 2 y 3 de la Constitución", ha dicho Rivera antes de avanzar que en octubre Ciudadanos presentará un documento para explicar qué cosas y para qué cambiarían en la Constitución.

Ha advertido a Sánchez que "es muy difícil gobernar España con quien quiere romper España". "No se pueden abrir melones creando una comisión como hizo Pedro Sánchez", ha recalcado Rivera, antes de apuntar que le preocupa que haya cogido la dirección equivocada porque España "necesita también al PSOE aunque no gane las elecciones".

Rivera ha explicado que los catalanes con sentido común no quieren ser mejores que nadie ni diferentes a nadie, sino vivir mejor, y es por ello que le preocupa que Sánchez cometa los mismos errores que cometió Zapatero, que empezó prometiendo un estatuto con privilegios para Cataluña y acabó pactando dos tripartitos con ERC, ha dicho.

Rivera ha apuntado que se siente "desconcertado porque el PSOE, en relación con Cataluña, "cada día da un titular distinto y una carta distinta", en referencia al que fuera también presidente socialista del Gobierno Felipe González.

CIFUENTES PIDE A SÁNCHEZ QUE SE ACLARE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha reclamado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que aclare qué quiere decir cuando pide que la Constitución reconozca la singularidad de Cataluña: "¿Más dinero, más autonomía o independencia?"

"¿A qué se refiere Pedro Sánchez cuando habla de una nueva singularidad? Debería concretar y tener un posicionamiento uniforme, no decir un día una cosa y otro, la contraria", ha reclamado.