El Gobierno cambiará la contratación y la formación profesional

Méndez ve "surrealista" e "infantil" que el Gobierno no haya desvelado el contenido de la reforma

nacional

| 09.02.2012 - Actualizado: 21:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Consejo de Ministros aprobará este viernes una reforma laboral que simplificará las modalidades contractuales, cambiará el modelo de formación profesional y reorientará las bonificaciones a la contratación y las políticas activas de empleo para que la ocupación de los jóvenes sea una "realidad". Además, disminuirá las prejubilaciones, excepto en casos excepcionales, y pondrá freno a la práctica de usar la prestación por desempleo como mecanismo de jubilación encubierta, ya que el 25 % de los trabajadores que acceden a la jubilación provienen del desempleo, según el Ministerio.

Estas son las grandes líneas que la ministra de Empleo y Seguridad, Fátima Báñez, ha avanzado, pero sin dar detalles por respeto a los miembros del Consejo de Ministros, tal y como asegura. En materia de contratación lo que ha descartado Báñez es que se vaya a implantar un contrato único, porque es "inconstitucional"; o que se vayan a poner en marcha "miniempleos (minijobs en inglés), que tienen una jornada más reducida y un salario menor.

De la formación profesional Báñez ha dicho que con la reforma se creará la denominada "cuenta formación" que acompañará al trabajador durante toda su vida laboral. También se ha limitado al enunciado en cuanto a la reorientación de las bonificaciones a la contratación y de las políticas activas de empleo. Lo que sí ha concretado es que, a medio plazo, como fomento del autoempleo se elevará del actual 80 % al 100 % lo que un parado puede usar para montar una actividad (la denominada capitalización). Según Báñez, la reforma laboral será "completa, equilibrada, operativa y útil", algo en lo que también coincide el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que además añade que será "amplia y profunda".

Sus tres ejes son lograr más estabilidad en el empleo, más flexibilidad interna en las empresas para que no se recurra al despido como única medida de ajuste y más derechos para los trabajadores, especialmente en cuanto a formación profesional. Esto va a suponer que la reforma "no sea un parche", frente a los 16 cambios normativos que hubo en la materia la pasada legislatura. Además, "no va ir contra nadie", porque su fin es facilitar que los parados tengan oportunidades, y será útil para, a corto plazo, frenar la destrucción de empleo, considera la ministra.

MÉNDEZ VE "SURREALISTA" E "INFANTIL

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha señalado que es "surrealista e "infantil" que el Gobierno no haya desvelado el contenido ni el procedimiento legal por el que se hará efectiva la reforma laboral, y ha remarcado que se está vulnerando el derecho a la información y de consulta de los sindicatos. Durante la inauguración de una jornada confederal sobre el II acuerdo para el empleo y la negociación colectiva, el dirigente sindical ha subrayado que esta reforma podría estar basada en el despido y la devaluación del factor trabajo, a la vez que ha asegurado que podría empeorar la competitividad de las empresas.

Asimismo, ha insistido en que eliminar los 45 días de indemnización por despido sería un error, al destacar que esta medida busca disuadir a los empresarios de los despidos arbitrarios, y se ha preguntado a qué se refiere el Ejecutivo cuando habla de "clarificar" las cláusulas. Para Méndez, anteponer las intenciones de los empresarios y hacer que éstas sirvan exclusivamente en la toma de decisiones, sacando a los sindicatos de las negociaciones, supondría tirar "por la borda" todo el esfuerzo que las organizaciones sindicales han hecho en materia de negociación colectiva.

DE GUINDOS DICE QUE LA REFORMA LABORAL VA A LA RAÍZ DE LOS PROBLEMAS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró que la reforma laboral que aprobará mañana el Consejo de Ministros que preside Mariano Rajoy es "completa" y "va a la raíz de los problemas". El ministro rehusó entrar en los detalles de la reforma, pero consideró que "es fundamental para devolver a España a la senda del crecimiento", en declaraciones a su llegada a la reunión extraordinaria de titulares de Finanzas de la zona euro que se celebra hoy en Bruselas para tratar sobre la situación de Grecia.

"Mañana verán ustedes la reforma laboral", respondió el ministro a una pregunta sobre si la medidas que se van adoptar incluirán el abaratamiento del despido. "Es una reforma laboral completa que va a la raíz de los problemas del mercado laboral español", recalcó.

De Guindos distinguió asimismo el estado en el que se encuentra la economía española y la griega: "España está en una situación completamente distinta", aseguró. "Mañana se aprueba una reforma laboral, la semana pasada aprobamos una reforma del sector bancario y hace dos semanas la nueva ley de estabilidad presupuestaria", recordó y explicó que España se encuentra en "una senda de reformas económicas" destinada que el país vuelva a la estabilidad macroeconómica y al crecimiento económico.