Baleares recuerda a los guardias civiles asesinados por ETA hace dos años

nacional

| 30.07.2011 - 20:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cerca de trescientas personas, entre ellas el presidente del Baleares, José Ramón Bauzá, han acudido hoy al emotivo homenaje a los guardias civiles Diego Salvà Lezaun y Carlos Saenz de Tejada, víctimas del atentado terrorista cometido por ETA hace exactamente dos años en Palmanova (Calvià).

En el acto, que ha comenzado a las 13.00 horas con el izado de la bandera nacional, las autoridades baleares y locales y los compañeros de la Guardia Civil de Calvià han realizado dos ofrendas florales en recuerdo de las dos últimas víctimas de ETA.

"Que aquel atentado sea el último y nadie suceda a Diego y Carlos en esta infame lista", ha dicho el presidente del Govern balear durante el acto, en el que ha acompañado a la familia, amigos y compañeros de las víctimas.

Bauzá ha manifestado que espera que cada 30 de julio sea recordado como el último día en que ETA actúo, y que la banda sea "pronto pasado, sin confusiones ni juegos de palabras" porque "su único futuro es claro".

El padre de Diego, el mallorquín Antonio Salvà, ha señalado que ha sido varias veces víctima del terrorismo tras la muerte de su hijo, como cuando jueces de la Audiencia Nacional "excarcelan a etarras sin notificación o por equivocación".

Salvà ha pedido que los actos de terrorismo cometidos en Europa sean considerados como delitos europeos y juzgados en un tribunal especial comunitario con el cumplimiento total de las condenas en cualquier parte de la UE.

"Así evitaríamos el cachondeo de la audiencia, de la manipulación política y estaríamos más protegidos", ha señalado el padre de Diego Salvá.

El delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socias, ha agradecido el trabajo de la Guardia Civil, que no se amilanó ante el atentado que costó la vida de sus dos compañeros, y ha señalado que desde las instituciones se seguirá trabajando para garantizar que el cuerpo armado pueda hacer su trabajo con seguridad.

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, que también ha estado en el homenaje, ha dicho que "se puede y se debe derrotar a ETA" y para conseguirlo "ningún gobierno" debe volver a "picar en el anzuelo de una negociación política".

"Hay que ser firmes y exigentes" porque la banda terrorista "debe perder toda esperanza de alcanzar objetivos políticos". "Darle algo de lo que pretenden sería rematar a Diego y a Carlos y darle motivos para que siga extorsionando para conseguir más", ha precisado Basagoiti.

Tras las intervenciones, el presidente del Govern balear, el alcalde de Calvià, Manuel Onieva, y el padre de Diego Salvá han colocado una ofrenda floral en la rotonda de homenaje a la Guardia Civil en Palmanova, que ha estado acompañado de un poema compuesto el día del atentado por el capellán de la Guardia Civil y, posteriormente, se ha entonado el himno "La muerte no es el final".

Los compañeros del cuerpo armado también ha realizado su ofrenda floral y cerca de 100 agentes de la Guardia Civil han cantado su himno.

Al acto ha acudido también las máximas autoridades locales. La presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, el alcalde de Palma, Mateo Isern, y varios consellers han asistido al homenaje masivo a pesar de la lluvia que ha caído esta mañana en Mallorca.

El homenaje ha concluido tras una hora con un acto de motos que han realizado un grupo de motoristas, a los que pertenecía Diego Salvà.