Bachelet ve un "rasgo común" entre el malestar ciudadano en España y Chile | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Bachelet ve un "rasgo común" entre el malestar ciudadano en España y Chile

El Rey reconoce a Bachelet que Chile es "ejemplar" por su "historia de éxito"

Michelle Bachelet

nacional

| 30.10.2014 - Actualizado: 16:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha destacado el "rasgo común" entre el malestar ciudadano con la clase política y las instituciones que se vive actualmente en España y el descontento que también existe en Chile, país que se encuentra en una "encrucijada" para mejorar la igualdad y la justicia social.

En su discurso ante las Cortes Generales reunidas en el Congreso de los Diputados en el marco de su visita oficial a España, Bachelet ha valorado las "excelentes" relaciones bilaterales "en el pasado, el presente y el futuro" y ha apostado por profundizar en esa fructífera cooperación tanto en el sector público como privado.

La presidencia ha repasado los importantes "desafíos" de su nuevo mandato, y se ha referido al malestar ciudadano, "rasgo común", ha dicho entre ambos países, donde miles de personas se han movilizado con "banderas" y propuestas nuevas, como pudo verse en Madrid con el 15M y en Santiago de Chile en la Alameda, una de las principales arterias de la ciudad.

En el caso de Chile, Bachelet ha destacado la demanda de más igualdad social y económica, en una nación en la que sin embargo se ha avanzado mucho y existe una nueva clase media "vigorosa" y una democracia asentada, tras una dictadura y una transición pacífica, similar también a la vivida en España.

DESIGUALDAD DE INGRESOS Y DE OPORTUNIDADES

En presencia de diputados y senadores y de parte del Gobierno, encabezado por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, Bachelet ha explicado que el descontento social persiste por la permanencia de exclusiones sociales y económicas y la vulnerabilidad de aquellos que, aun habiendo dejado atrás la pobreza, tienen dificultades.

Ha citado la desigualdad de ingresos y de oportunidades, las diferencias en la calidad de la educación, o la marginación de la mujer y de los grupos indígenas.

En este objetivo, ha apostado por fortalecer los servicios sociales, como un derecho, y no un objeto de consumo, y fortalecer la democracia, con una reforma de la Constitución y del método de elección de los parlamentarios, porque el actual provoca "rechazo" entre muchos ciudadanos, sobre todo jóvenes.

"Tenemos una democracia sólida", ha proclamado Bachelet, quien, sin embargo, ha apostado por ir "más allá" para cumplir las expectativas, sobre todo en la reforma de la educación para hacerla más accesible y de calidad para todos.

Para la presidenta chilena, su Gobierno está construyendo un Chile "mejor", "más igual y cohesionado" que será también un "mejor socio" para España. "España ha sido nuestra amiga y aliada en nuestra larga historia", ha destacado Bachelet, que ha apuntado a la colaboración que mantendrá Chile con España como nuevo miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

TRANSICIÓN PACÍFICA A LA DEMOCRACIA

Por su parte, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha destacado la similitud entre España y Chile, dos países que fueron capaces de protagonizar una "transición pacífica a la democracia desde regímenes totalitarios". Se ha felicitado de las excelentes relaciones políticas y económicas que se han intensificado en los últimos años, base sólida para seguir profundizando en la cooperación y el intercambio bilateral.

Posada ha agradecido a Bachelet que su visita a España se produzca apenas siete meses después de haber asumido su mandato, lo que es reflejo "elocuente" de los estrechos vínculos entre ambos países. La anécdota de la visita la han protagonizado diputados de la Izquierda Plural que han proclamado desde su escaño "Viva Chile y Viva Allende", en referencia al presidente chileno depuesto por la dictadura militar en 1973.

Precisamente Michelle Bachelet, es hija de Alberto Bachelet, militar que se mantuvo fiel al Gobierno democrático y murió en prisión en 1974 después de haber sufrido torturas y ser condenado por "traición a la patria".

EL REY RECONOCE A BACHELET QUE CHILE ES "EJEMPLAR" POR SU "HISTORIA DE ÉXITO"

El Rey y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, han coincidido en destacar las posibilidades que se abren en el futuro para reforzar de las relaciones comerciales entre España y Chile, un país que para don Felipe es "ejemplar" por su "historia de éxito" y con el que existe una relación "privilegiada".

"España tiene y siente con Chile un compromiso firme que no depende de coyunturas, sino que responde a profundas afinidades y se nutre de valores compartidos y del hondo afecto que liga a nuestros pueblos", ha proclamado el Monarca en el brindis previo a la cena de gala ofrecida junto a la Reina Letizia a la mandataria chilena.

Por su parte, Bachelet ha apostado por avanzar en las "posibilidades de trabajo conjunto, tanto de forma bilateral como a través de la adopción de posiciones comunes en organismos multilaterales" y ha destacado que, como "grandes socios comerciales", su relación "está llamada a crecer en los próximos años".

A la cena de gala, celebrada en el Palacio Real, han asistido unos 120 invitados, entre ellos las principales autoridades españolas encabezadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y cinco ministros, junto a cinco ministros que forman parte de la amplia delegación que acompaña a Bachelet en la primera visita de Estado del reinado de Felipe VI.