Aznar pide "un amplio respaldo en las urnas" para Rajoy porque hay que "tomar decisiones"

Aznar cree que "es tiempo de Rajoy" y de acabar con el "meteorito" socialista

Asegura que España necesita un Gobierno serio, solvente y capaz

"Los socialistas nos salen siempre muy caros: nos arruinaron el presente y nos hipotecan el futuro"

ETA no debe lograr ningun precio, ni por matarm, ni por dejar de matar

nacional

| 06.10.2011 - 18:54 h
REDACCIÓN

El ex presidente del Gobierno José María Aznar y presidente de honor del PP, José María Aznar, pidió este jueves que las elecciones generales del 20 de noviembre deparen un "amplio respaldo" en las urnas para Mariano Rajoy, porque si llega a La Moncloa recibirá como herencia socialista "una ruina económica y social". Aznar hizo esta afirmación durante la inauguración de la Convención Nacional que el PP celebra hasta el sábado en el Palacio de Exposiciones de Málaga.

José María Aznar ha señalado que es hora de que el PP vuelva al Gobierno para acabar con el "meteorito" de los socialistas, que han dejado España "más debilitada, más empobrecida y más entrampada que nunca" y ha sentenciado: "es tiempo de Mariano Rajoy".

Aznar ha participado en la apertura de la convención nacional del PP, en un discurso en el que ha subrayado que la primera reforma que tendrá que hacer su partido cuando gane las elecciones será "la revolución de la normalidad" tras ocho años de "frivolidad, extremismo e irresponsabilidad" por parte del PSOE.

El presidente de honor del PP ha dicho que la herencia que va a recibir Mariano Rajoy es "mucho peor" que la que tuvo él cuando llegó a La Moncloa en 1996, pero ha expresado su confianza en el partido para volver a poner a España "en el camino del éxito" y sacarla "del paro masivo, del retroceso social y del deterioro institucional".

Además, ha subrayado su apoyo y su confianza en Rajoy, cuya "serenidad, experiencia y buen sentido" son "sólidos avales" para que España recupere la confianza perdida, y suponen "la primera garantía para el Gobierno que necesita" el país.

José María Aznar ha dedicado la mayor parte de su discurso a criticar a los socialistas, que "pretenden simular que se ha estrellado sobre España un meteorito en forma de crisis financiera internacional", cuando en realidad, ha apuntado, "el meteorito son ellos mismos".

"Nos salen siempre muy caros", porque "nos arruinan el presente y nos hipotecan el futuro", ha continuado Aznar al hablar de los socialistas, que en esta ocasión, ha añadido, dejan "una ruina económica y social como no había dejado nadie nunca".

"La burbuja socialista ha estallado", ha insistido el ex presidente, para quien los españoles ya han "desenmascarado" el "juego de engaños" del partido en el Gobierno.

Por el contrario, ha señalado, los populares están "dispuestos a decir la verdad y a hacer las reformas que España necesita". La primera de esas reformas, en su opinión, debe ser la de "recuperar la normalidad", o en otras palabras poner en marcha la "revolución de la normalidad".

"Lo normal", entre otras cosas, es "no gastar más de lo que se ingresa"; que los jóvenes "tengan perspectivas de empleo y de futuro"; que se aliente a los emprendedores o que el Estado funcione "con lealtad institucional, cooperación y austeridad", ha dicho.

Y lo normal también es, ha añadido Aznar, "trabajar por la derrota de los terroristas", o "asentar el Estado autonómico y no alimentar la deriva de diecisiete estados inviables".

Aznar ha señalado que es tiempo de la "política con mayúsculas" y de conseguir en las urnas un amplio respaldo para acometer con la máxima urgencia las reformas necesarias.

"Es tiempo de Mariano Rajoy", ha concluido el ex presidente, despedido por los aplausos con el plenario de la convención en pie, de la misma forma que ha sido recibido.

ETA NO DEBE LOGRAR NINGUN PRECIO

Aznar ha acusado al PSOE y al Ejecutivo de tratar a los terroristas como hombres de paz y ha pedido que no se suplique a ETA "algún gesto, declaración o documento que se pueda llevar al próximo mitin y justifique la colección de cesiones que se le están regalando".

El presidente de honor del Partido Popular ha recordado que su partido fue el que defendió la posibilidad real de acabar con ETA frente a las teorías del "empate infinito" y ha lamentado que algunos piensen que para conseguir el fin de la banda lo mejor es darle la razón.

"ETA sólo acabará si la derrotamos sin condiciones y haciendo efectiva esa derrota, si paga por sus responsabilidades. La única posibilidad que tiene ETA es que abandonemos, y parece que es en lo que están algunos", ha alertado.

En esa línea, ha insistido en que acabar con la banda significa, además de no suplicar gestos, que no pueda desplegar su proyecto totalitario en las instituciones vascas y navarras con una coalición que no condena el terrorismo.

Aznar ha dicho que poner fin a la banda implica igualmente que el perdón es un derecho que sólo corresponde a las víctimas y que no se puede ofrecer nunca como moneda de cambio. "Derrotar a ETA -ha proseguido- significa no convertir a Bildu en los hombres de paz del momento porque no lo son".

El expresidente ha rendido homenaje a todas las víctimas del terrorismo y en especial al concejal malagueño José María Martín Carpena, asesinado por la banda en julio de 2000.