Aznar: "Lo que está en juego es el futuro de España"

González y Aguirre apelan al "rearme ideológico" y a las señas de identidad del PP

Aznar garantiza que responde de todos sus actos "desde el primero al último"

González se acoge a las señas de identidad de PP para no perder el esfuerzo hecho

Aguirre apela al "rearme ideológico" y los principios en un momento "crítico"

Botella se despide en la convención y pide a PP que sea fiel a sus principios

nacional

| 23.01.2015 - 17:51 h
REDACCIÓN

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha dedicado su discurso en la Convención Nacional a arengar al PP para que salga a ganar las elecciones que se celebran este año porque a su juicio son "cruciales". "Se decidirá si se pone fin o no a décadas de libertad y progreso, si seguimos adelante corrigiendo errores o si saltamos al vacío", ha dicho. Las próximas elecciones no son un ensayo, sino que España se juega su libertad y su integridad. "Aquí no está en juego el futuro de nuestro partido, sino el de España".

Durante su intervención, interumpida en varias ocasiones por los aplausos, el presidente de honor del PP ha apelado a los suyos: "¿ Aspira realmente el PP a ganar las elecciones ? ¿Donde está el PP?" Y ha respondido que está "donde es más necesario, en la centralidad" y en "el eje de la estabilidad de España".

El ex presidente del Gobierno ha querido espolear a su partido para que deje clara su ambición de victoria y ha lamentado las actitudes de la izquierda y del populismo, que ha considerado "hijo de la antipolítica".

Aznar ha hecho estas reflexiones en su intervención en la sesión inaugural de la convención del PP, donde ha proclamado que, pese a lo que se ha podido decir, él nunca se ha alejado de su partido: "No vuelvo de ninguna parte, porque nunca me he ido a ninguna parte. Contad conmigo. Estoy donde siempre. Estoy con vosotros", ha subrayado.

Ha reconocido que recuperar la confianza no es fácil, pero ha precisado que las próximas elecciones no son "de ensayo y error" y eso lo deben entender bien los ciudadanos. "Serán elecciones cruciales en las que se decidirá si se pone fin o no a décadas de libertad y de progreso. Hay que decidir si seguimos adelante corrigiendo errores o si saltamos al vacío.Y no se decidirá entre continuidad o cambio. Se decidirá entre cambiar para destruir o cambiar para construir", ha alertado.

Aznar ha asegurado que no se trata de apelar al miedo, sino de "apelar a la ambición de hacer un país mejor para todos" y ha explicado que la historia del partido se resume en "sumar, sumar y sumar".

"No podemos responder al 'todos contra el PP' con 'el PP contra todos'. La respuesta -ha puntualizado- tiene que ser un Partido Popular más abierto que nunca".

A su juicio, crecer no es desplazarse, sino "estar donde se estaba y, además en sitios nuevos", y la centralidad no se gana a costa del proyecto, sino gracias a él.

Ha pedido también al PP "no esconderse de nada" y mostrar valentía y empuje para recuperar "el terreno que parece abandonado, pero que aún no ha sido ocupado por nadie".

Por todo ello, ha considerado que el PP tiene la "obligación casi histórica" de ganar las próximas elecciones.

"Aquí no está en juego el futuro de nuestro partido, sino el de España", ha recalcado el expresidente, quien se ha mostrado convencido de que los españoles no están dispuestos a levantarse una mañana y descubrir "que España es apenas ya nada".

Aznar ha asegurado que el PP es el mejor instrumento para defender los intereses de los españoles y, por ello, España necesita hoy más PP, más nación, más Estado, más determinación frente a quienes quieren acabar con los valores y las libertades, más espíritu de la Transición, más reformas y más confianza.

"España necesita más al PP, que esté y que se note que está. La crisis institucional y económica -ha asegurado- se van a superar con el PP y no a costa del PP". "Queremos ganar para que las cosas que se han hecho bien se hagan mejor y para que las cosas que se han hecho menos bien se corrijan", ha señalado el expresidente.

LA IZQUIERDA, ENTRE LA INOPIA Y LOS POPULISMOS

En sus reflexiones, ha dibujado una izquierda dividida en tres: "los que han decidido hundir su propio barco, los que están en la inopia y los populistas. A algunos se les cayó encima el muro de Berlín y a otros -ha añadido- se les van a caer ahora los cascotes del fracaso del chavismo".

Ha advertido asimismo de que unos creen que su desafío es romper el Estado y destruir la nación, y otros quebrar el sistema político con la coartada de la corrupción.

En ese momento ha ironizado con las propuestas del PSOE y ha dicho que deberían aclarar si lo que quieren es "una federación confederal o una confederación federal; una federación asimétrica o una asimetría federada; una autonomía confederada o una confederación autonómica".

En relación con Cataluña, ha alertado de que nadie tiene derecho a "enfrentar y dividir" a la sociedad catalana, ni a "echar un pulso" al Estado sin que ello tenga consecuencias. "Órdagos ninguno, secesiones, ninguna y chantajes sencillamente no se acepta ninguno", ha proclamado el presidente de honor del PP. Hay que hacer una política nacional clara y responder con la ley frente a quiere romper la convivencia.

RESPONDE DE SUS ACTOS

El presidente de honor del PP, José María Aznar, ha asegurado en referencia a los casos de corrupción que él responde de todos sus actos "desde el primero al último" y ha advertido de que la corrupción es un "cáncer" que el partido no debe tolerar.

Sin citar el caso Gürtel, ni la reciente salida de prisión del extesorero del PP Luis Bárcenas, Aznar ha asegurado que "cada uno" debe responder de sus propios actos con la ley, con todas sus "garantías" y todas sus "exigencias".

"Mirando de frente os digo, de mis actos respondo desde el primero hasta el último", ha garantizado el presidente de honor del PP, que ha emplazado a sus compañeros de partido a asumir los errores y recuperar la confianza perdida de los ciudadanos.

A LAS VÍCTIMAS: MEMORIA, DIGNIDAD Y JUSTICIA

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha recordado emocionado el vigésimo aniversario del asesinato de Gregorio Ordóñez por parte de ETA, y ha reclamado que haya siempre para las víctimas del terrorismo "memoria, dignidad y justicia".

"Los terroristas en la cárcel cumpliendo sus penas, los que siguen apoyándoles y les exaltan, a los tribunales", ha dicho Aznar y ha añadido que para las víctimas "estén donde estén, las puertas abiertas y los brazos extendidos". "A las víctimas memoria dignidad y justicia, mañana, hoy, aquí, en Estrasburgo, y donde sea", ha añadido.

Además, frente a quienes invitan a "pasar página" ante el terrorismo de ETA, Aznar ha señalado que "de eso nada" y ha instado a todos en el PP a no permitir que se cierre "el libro del sufrimiento" de sus víctimas. "No es historia del PP, es el presente de todos nosotros, es lo mejor de lo que somos porque nos hicieron mejores y se lo debemos a ellos", ha subrayado.

GONZÁLEZ SE ACOGE A LAS SEÑAS DE IDENTIDAD DEL PP PARA NO PERDER EL ESFUERZO HECHO

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, se ha aferrado hoy a las "señas de identidad" del Partido Popular, que ha resumido en libertad y defensa de España, para no perder el esfuerzo "hecho entre todos" para salir de la crisis.

En declaraciones a los medios de comunicación tras el acto de apertura de la convención nacional del PP, González ha señalado que lo que identifica al PP es defender "principios claros" como la defensa de España y la libertad.

Según González, las señas de identidad son esenciales porque los resultados siempre son, a su juicio, "frutos de los principios".

González ha valorado el discurso que ha pronunciado el expresidente del Gobierno, José María Aznar, del que ha dicho que "siempre suele decir cosas interesantes".

Sobre las declaraciones del extesorero del PP Luis Bárcenas en las que este aseguró que el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, conocía la existencia de una supuesta caja B en la formación, González ha indicado que no puede decir nada al respecto porque no sabe lo que ha dicho Bárcenas.

"No se lo puedo decir, no he escuchado al señor Bárcenas", ha concluido.

AGUIRRE APELA A LOS PRINCIPIOS EN UN MOMENTO CRÍTICO

Previamente, la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha apelado al "rearme ideológico" y a los "principios" del partido. Aguirre ha destacado en Madrid que el partido celebra la convención en un momento "crucial" y "especialmente crítico" para la política española por "graves problemas" como el "desafío secesionista" y la aparición de una fuerza política que mezcla, en sus palabras, el "comunismo más arcaico" con "lo peor de los populismos demagógicos".

Este panorama, ha proseguido Aguirre, se completa con el "enorme recelo" con el que los españoles miran a día de hoy a la política y a los políticos. En este punto, Aguirre ha señalado que el PP tiene que afrontar "la realidad", aunque parezca que ella la ha pintado "muy oscura", y reconocerla para poder encontrar las soluciones a los problemas.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid ha hecho balance positivo de los resultados económicos del Gobierno de Mariano Rajoy contra una crisis "que estamos empezando a vencer". "Estamos pasando de un país a punto de ser intervenido a ser el país de la zona euro que más esta creciendo junto a Alemania", ha significado Aguirre antes de considerar que este "éxito indiscutible" los españoles lo "tendrán que reconocer".

La presidenta del PP de Madrid ha apelado al PP a plantar cara a los demás problemas al igual que ha hecho con la crisis con el arma de los principios y las ideas de la libertad y la fe "en España como nación de ciudadanos libres e iguales", contra los "enemigos de la libertad" y ha finalizado su discurso defendiendo que nunca ha existido un régimen mejor que el que creó la Constitución del 78, que "ahora algunos irresponsables quieren liquidar" y cuya defensa debe realizar el PP apelando a los principios y con "valentía".

BOTELLA SE DESPIDE Y PIDE AL PP QUE SEA FIEL A SUS PRINCIPIOS

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha aprovechado su intervención en la convención nacional del PP para despedirse, como regidora, de sus compañeros, y ha pedido al partido que siga siendo fiel a sus principios para afrontar el "difícil" año electoral que se presenta.

Botella ha abierto la convención nacional de su partido con una intervención en la que ha hecho balance de los últimos años en el Ayuntamiento y ha aprovechado para agradecer al partido haber podido ser regidora de su ciudad natal.

"Pertenezco a la generación política que trabajó sin descanso por el cambio en España en un momento de profunda crisis, a la generación que vio que era posible alcanzar las metas que nos proponíamos confiando en nuestras fuerzas y en los españoles. Y pertenezco al partido que supo encauzar ese esfuerzo para hacer posible el progreso. Lo hicimos entonces y lo estamos haciendo de nuevo, casi veinte años después", ha dicho.

Tras asegurar que ahora, como entonces, se siente "orgullosa" de defender "sin ambages" los valores y principios del PP, se ha mostrado dispuesta a ayudar al PP -desde la Alcaldía hasta junio, y como militante después- para recuperar la confianza mayoritaria de los españoles, aunque ha pedido a los populares que sigan "siendo fieles a sus principios" cuando afronten el "difícil año electoral" que hay por delante.