Aznar dice que la negociación "continúa" y acusa al Gobierno de haber "engañado" a los españoles

El ex presidente asegura que el PSOE tiene "un problema con la legalidad" al "buscar atajos", primero con el GAL y "ahora" con la negociación

Mayor Oreja acusa a Rubalcaba de tener "cara de cemento" y de ser el "maestro de la mentira y la ficción"

Elorza asegura que el Gobierno no negocia directa ni indirectamente con ETA

La Asociación de Fiscales denuncia que las actas reflejan la "instrumentalización política" del Ministerio Público

nacional

| 30.03.2011 - 13:46 h
REDACCIÓN

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado este martes que las actas de la negociación entre el Gobierno y ETA que se han publicado estos días evidencian que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ha "engañado" a los españoles y que ese proceso de negociación "continúa". De hecho, ha dicho que el ex ministro Jaime Mayor Oreja "tiene razón" cuando habla de que sigue abierta la negociación entre el Gobierno y la banda terrorista.

"Que el proceso existe, que esa negociación ha existido, que a los españoles se les ha engañado, que ese proceso continúa y que situándose al margen de la ley hay quién se siente orgulloso de eso, es una realidad", ha declarado Aznar en una entrevista en Veo Televisión recogida por Europa Press.

Aznar ha afirmado que las actas de negociación con ETA demuestran que "los socialistas tienen un problema siempre con la legalidad y con la ley" porque "en lugar de dedicarse a aplicar la ley y el Estado de Derecho, a lo que se decidan es a buscar atajos", primero el "atajo de la guerra sucia del GAL" y "ahora el atajo de la negociación".

En este sentido, ha recriminado al vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba que este martes haya admitido en el Congreso que se siente "orgulloso" del trabajo del Gobierno durante la tregua y le ha recalcado que de lo que debería sentirse orgulloso es de aplicar la ley. A su entender, cuando se empieza a actuar al margen de la legalidad, "se acaba como en otras épocas dando patadas en las puertas", en referencia a la conocida como Ley Corcuera.

Aznar ha insistido en que es "muy negativo" y "más que preocupante" que el ministro del Interior pueda "sentirse orgulloso de que la ley no se cumpla", "de haber participado dando instrucciones" para trasladar "información" a ETA, o de que "los terroristas vuelvan otra vez a las instituciones". "Si al final la conclusión va a ser que para acabar con los criminales, lo mejor es pactar con los criminales, a esa conclusión se podría haber llegado hace 40 años y nos podríamos haber ahorrado muchos problemas y disgustos en España", ha añadido.

Según el presidente de la Fundación FAES, si el Ejecutivo del PSOE a partir del 2004 no hubiera permitido a la organización terrorista volver a las instituciones ni hubiera "engañado" a los españoles en 2007 "diciendo que no había negociación cuando había negociación tras el atentado de Barajas" de la T-4, "a lo mejor en este momento" habría "un horizonte más brillante".

"LOS HECHOS ESTAN DANDO LA RAZON A MAYOR OREJA"

También ha salido en defensa del que fuera su ministro del Interior al asegurar que "los hechos están dando la razón a Jaime Mayor Oreja", quien, en su opinión, tiene "una gran visión sobre estos temas". De hecho, ha afirmado que hoy mismo incluso se ha desvelado que "las actas de los intermediarios están depositadas en bancos suizos".

Por todo ello, ha insistido en que el proceso de negociación con ETA "existe" y "continúa". "Si se reconoce que ha habido negociaciones después de haber dicho que no había negociaciones, se rompe una línea política después de 2004 y continúa hasta ahora", ha subrayado.

Precisamente, el portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, ha acusado al vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de tener "cara de cemento" y de ser el "maestro de la mentira y la ficción", tras su comparecencia en la Comisión de Interior de la Cámara Baja, donde ha hablado de las actas de ETA y del 'caso Faisán'.

"El rostro de Rubalcaba no tiene fin", ha afirmado Mayor Oreja. El titular de la cartera de Interior ha reconocido en el Congreso de los Diputados que cuando llegó al Ministerio su "obsesión" era que ETA no se rearmase como en la tregua de 1998, momento que sirvió a la organización terrorista para introducir a cinco comandos y matar después a 42 personas. "Hace falta tener cara de cemento para hacer esa comparación", ha contestado Mayor Oreja a Rubalcaba.

Según el ex ministro del Interior lo que hay que comparar es el "proceso de Zapatero con lo que pasó con el PNV y ETA" y ha recordado que, en 1998, él dijo que "aquello era una tregua trampa al día siguiente". "La mentira de Rubalcaba consiste en comparar ambas treguas. Es verdad que las Fuerzas de Seguridad del Estado hoy son ejemplares en su actuaciones pero no significa que Rubalcaba no esté representando la ficción de la segunda etapa de una negociación que va a culminar en el aterrizaje de ETA en los ayuntamientos del País Vasco y de Navarra", ha subrayado.

Por otra parte, ha insistido en que, conocidas las actas de la reunión entre ETA y el Gobierno, seguimos estando ante una negociación ininterrumpida" que se desarrolla en "dos fases". Sin embargo, ha puntualizado que "la gravedad no radica en los hechos que se produjeron" sino en que el proceso "continua" y "progresa adecuadamente". "Asistimos a un momento crítico y decisivo: el aterrizaje de ETA en los ayuntamientos del País Vasco y Navarra. Por eso es tan importante acudir a la manifestación del 9 de abril", ha remarcado.

ELORZA ASEGURA QUE EL GOBIERNO NO NEGOCIA DIRECTA NI INDIRECTAMENTE CON ETA

Por su parte, el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, del PSE-EE, ha asegurado hoy que el Gobierno "no está" negociando "directa ni indirectamente con ETA" y ha atribuido al PP las informaciones que apuntan a un diálogo con los terroristas.

En una conferencia ofrecida en Bilbao, Elorza ha considerado que las informaciones que relatan una negociación del Gobierno y ETA tras el atentado de la T-4 de Barajas responden, a su juicio, a "una campaña mediática y electoral" impulsada por el PP para tratar de "desgastar" al Ejecutivo.

De esa "reacción del PP" Elorza ha deducido que "el Gobierno de Zapatero todavía puede levantar cabeza" en las próximas elecciones generales.

Ha argumentado que en el PP "empiezan a estar realmente nerviosos ante un cambio de escenario y un cambio posible de candidato o candidata" del PSOE, y por esa razón han empleado esa "inventiva" y esa "serie de barbaridades" que desacrediten a los socialistas.

LOS FISCALES DENUNCIAN QUE LAS ACTAS REFLEJAN LA INSTRUMENTALIZACION POLITICA DE LA FISCALIA

Por su parte, la Asociación de Fiscales ha calificado de "despreciables" los "aspectos vinculados con una actividad terrorista" que revelan las actas de ETA y ha denunciado que su contenido permite apreciar la "instrumentalización política" del Ministerio Fiscal en casos relativos al etarra Jose Ignacio de Juana Chaos o el ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi. A su juicio, se evidencia que el cese del ex fiscal jefe de la Audiencia Nacional Eduardo Fungairiño en 2006 se trató de "una remoción encubierta".

La Asociación de Fiscales ha indicado en un comunicado que las actas de la negociación incautadas al que fuera 'número uno' de la banda, Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', se ven apoyadas "por hechos perfectamente conocidos" que hasta el momento se han explicado de manera "poco o nada convincente". Ha advertido de que la imagen de autonomía y la credibilidad de la carrera fiscal se ven "seriamente" comprometidas.

En concreto, ha aseverado que la "instrumentalización política" de los fiscales se refleja en las "pericias jurídico-penitenciarias" que atravesó De Juana o en la retirada de la acusación contra Arnaldo Otegi por delito de enaltecimiento.

En este contexto, ha considerado que "cobran total sentido" las palabras del actual Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, asegurando que "el vuelo de las togas no impedirá que se manchen con el polvo del camino" en 2006, "época del mal llamado "proceso de paz"". En este punto, la asociación también ha recordado que Conde-Pumpido remarcó que "no se podía convertir a la Ley de Partidos Políticos en un 'Guantánamo electoral'", con motivo de la impugnación de candidaturas electorales.