Asturias recurrirá el impuesto a la banca del Gobierno central "donde haga falta"

nacional

| 08.12.2012 - 17:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El consejero de la Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, ha anunciado que el Gobierno autonómico recurrirá "hasta donde haga falta" el impuesto a la banca establecido por el Ejecutivo central, a su juicio, para "impedir que las Comunidades Autónomas ejerzamos nuestra capacidad fiscal.

En declaraciones a los medios este sábado, durante los actos de celebración de la Inmaculada Concepción, en el Acuartelamiento de Cabo Noval, Martínez ha acusado al Gobierno central de ser "fuerte con los débiles y débil con los fuertes". "De forma totalmente irresponsable, con fraude de ley, ha establecido una tasa por la que no va a recaudar nada, y sin embargo, impedirá a las CCAA que ejerzamos nuestra capacidad fiscal".

Desde su punto de vista, la otra versión de este tributo, que el Principado prevía incluye en la Ley de Presupuesto para 2013, era "un impuesto que redistribuía los esfuerzos para afrontar el próximo año las mejores condiciones". Por eso, "recurriremos (el impuesto del Estado) donde haga falta".

"No es una cuestión ni de pose, ni de símbolo, ni de señal. Es un impuesto justo, progresivo, y progresista en su concepción (el de carácter autonómico), y el Gobierno de España ha actuado de forma irresponsable, rozando el fraude de ley, de una manera hasta filibustera", ha señalado.

PRESUPUESTOS

Martínez ha valorado también la capacidad de negociación y acuerdo del Gobierno en la elaboración presupuestaria. Ha querido "poner el valor el proyecto, pues un grupo parlamentario con 22 diputados pudiera ser que no alcanzase un acuerdo, y un grupo con 17 (el socialista) ha sido capaz de alcanzarlo".

Ha contrapuesto esta idea a la negociación del año 2011 para los presupuestos de 2012, cuando la derecha, con mayoría parlamentaria (entre Foro y PP sumaban 26 diputados) "no fue capaz".

Ha descacado la "responsabilidad de los grupos de Izquierda Unida y de UPyD, pero también la fortaleza de un Gobierno que acuerda que busca el consenso".

Para Martínez el presupuesto "en lo social, ha mantenido los servicios públicos de sanidad y educación", y es además un presupuesto activo para el empleo para el desarrollo económico".