Artur Mas encabeza la tradicional ofrenda de la Diada marcada por el horizonte 27S

Mas defiende ante corresponsales declarar la independencia solo con mayoría de escaños

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, llama a participar en la manifestación de est tarde de forma "cívica" y "reivindicativa"

La alcadesa, Ada Colau, insta a Rajoy a permitir un referéndum en Cataluña

Iceta reclama que la Diada sea "de todos los catalanes" porque Cataluña "pierde cuando se divide"

Como ya es habitual ni el PP ni Ciudadanos han acudido

nacional

| 11.09.2015 - 12:47 h
REDACCIÓN

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, acompañado por sus consellers, ha sido el primero en realizar la tradicional ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova, en un primer acto de la Diada marcado por la movilización independentista en la avenida Meridiana y por el horizonte del 27S.

Sobre las nueve de la mañana, Mas y la vicepresidenta del Govern, Neus Munté, han depositado las flores al pie del monumento entre las calles Ali Bey y Ronda de Sant Pere de Barcelona, lugar donde Rafael Casanova, que fue conseller en cap de Barcelona, cayó herido el 11 de septiembre de 1714 durante la Guerra de Sucesión.

A continuación, representantes de instituciones, partidos y entidades han ido desfilando, como cada año, para depositar su ofrenda, en una mañana por momentos marcada por la lluvia.

La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, que encabezaba la delegación de la Diputación Permanente de la cámara catalana -con Lluís Corominas, Celestino Corbacho y Antoni Bayona-, ha hecho un llamamiento a participar en la 'Via Lliure', en la Meridiana, de forma "cívica" y "reivindicativa".

La delegación del Ayuntamiento de Barcelona que ha hecho la ofrenda estaba encabezada por primera vez por la alcadesa, Ada Colau, que ha instado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a abandonar el "inmovilismo" y el "bloqueo" de los últimos años y a permitir un referéndum en Cataluña.

Más allá de las instituciones, también han acudido delegaciones de las diferentes candidaturas, como Junts pel Sí, cuyo cabeza de lista, Raül Romeva, ha negado que su lista "patrimonialice" la movilización de hoy, a la que asistirá "a título personal".

También el coordinador general de CDC, Josep Rull, ha negado que la manifestación de la Meridiana tenga un "carácter partidista", el mismo mensaje que ha transmitido Quim Torra en nombre de Òmnium Cultural tras realizar una ofrenda al monumento a Casanova. Rull lideraba la representación de Convergència, a la que se han sumado Núria de Gispert, Joan Rigol y Antoni Castellà como cabezas visibles de los democristianos soberanistas Demòcrates de Catalunya.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha pedido "desbordar" las calles por la Diada y "desbordar" las urnas en las elecciones del 27S "con un 'sí' gigante".

Al frente de la comitiva del PSC se encontraba su cabeza de lista para las elecciones del 27S, Miquel Iceta, que ha reclamado que la Diada sea "de todos los catalanes", ya que Cataluña "pierde cuando se divide", y ha admitido estar "emocionado" por el vídeo de felicitación de dirigentes del PSOE a los catalanes.

El cabeza de lista de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, por su parte, ha acusado a Mas de usar su "potestad presidencial" para "manipular" la jornada de "todos" de la Diada para convertirla en parte de la campaña para su reelección.

Las críticas a Mas también han procedido de su exconseller Ramon Espadaler, número uno de Unió el 27S, que le ha reprochado que ejerciera "más como candidato de Junts pel Sí que como presidente de la Generalitat" en su mensaje institucional por la Diada.

La jornada matinal ha transcurrido con normalidad, salvo un momento en que una mujer, desde el perímetro de la zona reservada para las ofrendas, ha hecho sonar un silbato mientras agitaba una doble bandera catalana y española, lo que ha provocado algunos abucheos. Como ya es habitual en los últimos años, a la ofrenda al monumento de Rafael Casanova no han acudido ni el PP ni Ciudadanos.

En actos paralelos, el candidato del PP a la Generalitat, Xavier Garcia Albiol, ha acusado al gobierno catalán y a las formaciones independentistas de "apropiarse" de la Diada y de "expulsar" de esta festividad a quienes no defienden la secesión de Cataluña. La cabeza de lista de Ciudadanos, Inés Arrimadas, junto al presidente de su partido, Albert Rivera, ha programado un acto de campaña para este mediodía en Tarragona.

MAS DEFIENDE ANTE CORRESPONSALES EXTRANJEROS QUE LA UE NO EXPULSARÍA A UN ESTADO CATALÁN

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha defendido este viernes ante medios internacionales que el proceso soberanista seguirá si hay una mayoría absoluta de escaños en el Parlament a favor de la independencia, y ha asegurado que no es necesario lograr más del 50 por ciento de los votos, aunque también busca conseguirlos.

"Aceptaremos el resultado de las urnas. Si tenemos mayoría en el Parlament continuaremos, si también tenemos mayoría de votos será absolutamente claro", ha expuesto en una rueda de prensa organizada por la candidatura 'Junts pel sí' para corresponsales extranjeros que trabajan en España.

Ante las dudas expuestas por algunos de los corresponsales sobre si la independencia es legítima con menos del 50 por ciento de los sufragios, Mas ha respondido que Cataluña buscó contar votos en un referéndum pero el Gobierno central "lo bloqueó", de ahí que la única opción ahora, a su juicio, es contar escaños en unos comicios autonómicos.

"Cambiaríamos las elecciones por un referéndum hoy mismo. Preferimos un referéndum para contar los votos, que es lo que hicieron en Quebec o en Escocia", ha continuado Mas, pero ha concluido que este referéndum se ha demostrado imposible por la negativa del presidente, Mariano Rajoy.

Mas también se ha mostrado convencido que, por "pragmatismo", la UE no expulsará un eventual Estado catalán, y ha recordado que los 7,5 millones de catalanas son europeos y que entre ellos se encuentran muchos ciudadanos de otros países de la Unión.