El "no" de la CUP frustra la investidura de Mas en la primera votación

Antonio Baños promete un Gobierno fuerte y le dice a Mas: "Vuelva el jueves"

Mas asegura que no está dispuesto a hacer "lo que sea" para ser president

Arrimadas reivindica el catalanismo reformista frente a las "mentiras" de Mas

Iceta le dice a Mas que "su momento político ha pasado"

nacional

| 10.11.2015 - 10:37 h
REDACCIÓN

El 'no' de los diez diputados de la CUP ha frustrado hoy la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat en la primera votación, en la que sólo los 62 diputados de Junts pel Sí (JxS) han votado a favor, frente a los 73 votos en contra de la oposición en bloque.

El presidente del grupo de la CUP en el Parlament, Antonio Baños confirmó que su formación votaría "no" a la investidura de Artur Mas como presidente catalán, al desconfiar de su promesa de poner fin al autonomismo, pero le ha emplazado a "volver el jueves" a defender de nuevo su candidatura.

Baños ha ofrecido su "mano tendida contra los ataques del Estado", aunque ha advertido a Mas de que "no tiene ni tendrá" su "voto incondicional".

Después de escuchar el discurso de ayer de Mas, Baños ha asegurado que la CUP no tiene "ninguna seguridad" de que un nuevo Govern presidido por el actual presidente en funciones pasaría página al autonomismo para transitar hacia una "república" catalana y, además, echó en falta un compromiso para "levantar las alfombras" y destapar la "corrupción estructural" en Cataluña.

La CUP ve "dos problemas profundos": el primero, su gestión en la administración autonómica, y el segundo, no haber resuelto los casos de corrupción que afectan a CDC.

El "no" de hoy a Mas, ha explicado Baños, "es también una oportunidad para blindar la construcción de la nueva república, porque hay que trascender el personalismo con consenso y superar las dinámicas autonomistas".

Según Baños, la CUP se "rebela" contra la idea de que una sola persona puede tirar adelante el proceso, aunque también "es la garantía de que todo se hará y de que se hará bien, de que iremos a toda vela", ha dicho Baños, después de admitir que Mas había conseguido capitanear la "nave" hacia la independencia cuando ésta "iba a la deriva" y "navegando a contracorriente".

"Mas no saldrá hoy como capitán, pero no dude de que la tripulación la tiene y de que desea seguir navegando", ha subrayado. "No entorpecemos -ha matizado-, vemos una mayoría independentista de 72 diputados", por lo que "conseguiremos un Govern fuerte, que afronte retos como el del rescate social y que blinde los derechos y libertades previstos en la resolución aprobada ayer".

Según Baños, aunque votarán "que 'no'", quieren "el acuerdo" y no harán "descarrilar el proceso", si bien "esto no implica ceder sin más, ya que no es tiempo de adhesiones inquebrantables ni acríticas, sino de consensos".

"Si los poderes empiezan a amenazarnos con prisión, inhabilitación o suspensión de la autonomía, que sepan que no nos dan miedo: épocas más oscuras hemos vivido", ha apostillado.

ARRIMADAS PIDE ENTERRAR EL PROYECTO INDEPENDENTISTA

La presidenta del grupo de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña, Inés Arrimadas, ha hecho hoy un llamamiento al catalanismo a enterrar un proyecto independentista y regresar a la senda del reformismo, y ha acusado al presidente catalán en funciones, Artur Mas, de "mentir" sobre la independencia.

En el inicio de la segunda jornada del debate de investidura, la nueva jefa de la oposición en Cataluña ha desgranado las razones por las cuales su grupo votará esta tarde en contra de la investidura de un Mas, al que ha acusado de falta de "credibilidad", "mala gestión", incapacidad para luchar contra la corrupción, fomentar la "división" de los catalanes y refugiarse en el "victimismo".

En una intervención principalmente en castellano, con un último tramo en catalán, Arrimadas ha alertado de que su apuesta por la independencia "pone en peligro" el autogobierno catalán.

"Cuando llama a la desobediencia y a la insurrección no cuela, usted es un hombre de orden", le ha dicho la jefa de la oposición al presidente catalán en funciones.

MAS ACUSA AL PP DE" SEMBRAR DISCORDIA"

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha acusado hoy al PP de haber "sembrado la semilla de la discordia" en el conflicto Cataluña-España y ha negado que el Govern vaya a quedar "en manos de la CUP para todo". En la réplica a la intervención del presidente del grupo del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, en la segunda jornada del debate de investidura, Mas ha evocado la campaña "ignominiosa" contra el Estatut desplegada por los populares en 2006, sin "calcular las consecuencias de esos actos".

"La semilla de la discordia la han creado ustedes, y lo más lamentable de todo es que han disfrutado, se lo han pasado bien", ha denunciado Mas, que considera a los populares como "directísimamente responsables" de un choque territorial que les "permite ganar votos, que es lo único que les ha preocupado siempre".

Tras constatar que a Albiol sobre todo "le preocupa que todo dependa de la CUP" en esta legislatura, Mas ha ironizado: "Es falso, lo quiero tranquilizar a usted y, de paso, a la CUP, que seguramente estarán contentos de no ser responsables de muchas cosas".

Mas ha reprochado a Albiol que haya hablado de "odio a España": "De odio a España, ni una pizca. No se puede sentir odio hacia nadie, y menos hacia alguien con quien tienes lazos fraternales. No tenemos nada contra España, y mucho menos odio", ha recalcado Mas, cuyo objetivo es que Cataluña pueda "algún día hablar con la nación española de igual a igual".

"La controversia no la tenemos con España sino con el Estado español", que es "de baja calidad democrática", ha denunciado Mas, que ha hecho hincapié en la "intolerancia hacia la realidad nacional catalana".

También ha recordado el portazo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en 2012 a la propuesta de un pacto fiscal para Cataluña "sin pedir dinero a corto plazo".

El líder del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, ha pedido al presidente de la Generalitat en funciones y candidato a la investidura, Artur Mas, "explorar posibilidades de llegar a acuerdos institucionales" con C's y PSC que eviten que dependa de la CUP.

En su intervención durante el pleno de investidura, ha pedido a Mas una reflexión serena, dando por hecho que no quiere pactar con el PP --"considera que somos mala gente", ha ironizado--, para llegar a acuerdos económicos, sociales y fiscales con C's y PSC, evitando así pactar con un "partido estrafalario y radical".

El popular --que al final su discurso ha sido aplaudido por los diputados del PP y, en pie, por los de la CUP-- ha avisado de que no le preocupa que el presidente sea Mas o cualquier otro compañero de bancada, sino que "el presidente y su gobierno dependerá de 10 diputados que apuestan por romperlo todo".

Ha reiterado que el Gobierno central no va a sentarse a dialogar con él: "Si su único planteamiento consiste en 'o todo o nada', en romper Cataluña del resto de España, y va en la dirección de fracturar años y siglos de convivencia, es imposible que el Gobierno se pueda sentar con usted, porque los planteamientos son inasumibles para cualquier gobierno democrático".

Albiol le ha advertido de que "la base de la democracia no es el voto, sino el respeto a la ley aprobada por un parlamento", ya que también se han hecho referéndums durante dictaduras, ha dicho, citando el realizado en España durante la dictadura franquista sobre la Ley orgánica del Estado y los realizados en Cuba.

ICETA A MAS: SU MOMENTO HA PASADO

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha reprochado hoy al candidato a la reelección como presidente de la Generalitat, Artur Mas, que esté "dispuesto a lo que sea para ser presidente y le ha advertido de que "su momento político ha pasado", por lo que los socialistas se oponen a su investidura. Iceta ha acusado a Mas de ser "responsable directo del disparate de ayer", en alusión a la aprobación de la declaración independentista que es "una huida hacia adelante".

"Su momento político ha pasado. Se lo digo desde el respeto a lo que ha hecho, a lo que ha intentado y a una fuerza política, la suya, que ha prestado grandes servicios al país. No es una crítica personal o un intento de minimizar su aportación a la Cataluña democrática. Pero su candidatura no permite el avance que el país reclama", ha señalado.

El cara a cara entre ambos dirigentes ha destilado un tono menos agresivo que el anterior entre Mas y Arrimadas, y si bien Iceta ha mostrado una actitud menos áspera en las formas, aunque contundente en dar por acabado el paso de Mas por el Govern, el presidente en funciones ha abierto la posibilidad a un diálogo con un Gobierno, a su juicio, menos hostil, lo que hubiera evitado la situación actual.

De hecho, Iceta ha recurrido a la ironía en varias ocasiones, como cuando ha recordado las palabras de Mas al decir que "si no le invisten, se acaba el proceso", lo que él ha calificado de "aliciente", o cuando ha recordado que como líder del PSC le "bailó la danza de los siete velos" para ofrecerle agotar la legislatura.

A su juicio, Cataluña "no puede perder más tiempo esperando una arcadia feliz que (Mas) prometió sin explicar cómo se llega y a qué coste", ha dicho Iceta, que ha afirmado que el PSC "no quiere hacer borrón y cuenta nueva" en la corrupción, sino aclarar si hubo financiación irregular en su partido y "quién es el responsable".

RABELL RECHAZA A MAS

El líder de Catalunya Sí que es Pot (CSQEP) en el Parlament, Lluís Rabell, ha rechazado hoy la investidura de un Artur Mas que "necesita desesperadamente mantener el poder", ya que su coalición desea un Govern que "rescate" a la ciudadanía del empobrecimiento y Mas "ha actuado en sentido contrario".

En su intervención ante el pleno del Parlament para posicionarse sobre la candidatura de Mas a la presidencia de la Generalitat, Rabell ha puesto el acento sobre todo en criticar los recortes presupuestarios, la privatización de los servicios públicos y la situación de pobreza que se extiende por amplios sectores.

Por lo que respecta al debate independentista, Rabell ha advertido de que "no hay margen para una desconexión formal" de Cataluña con el Estado, y ha propugnado una "hoja de ruta transitable" que incluya la convocatoria de un referéndum para que la población catalana decida su futuro.

MAS ASEGURA QUE NO ESTÁ DISPUESTO A HACER LO QUE SEA PARA SER PRESIDENTE

El candidato a presidir la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado hoy que no está dispuesto ha hacer "lo que sea" para ser president de nuevo y que hay líneas que no está "dispuesto a pasar", aunque ha garantizado que no le "temblará el pulso" al implementar el mandato democrático del 27 de septiembre.

En la segunda jornada del debate de investidura en el Parlament, Mas ha replicado así a las críticas del líder del PSC, Miquel Iceta, que le ha reprochado que esté "dispuesto a lo que sea para ser president", pero le ha advertido de que "su momento político ha pasado" y por ello los socialistas se oponen a su investidura.

El líder de CDC ha admitido que le "duelen personalmente" las palabras de Iceta: "No estoy dispuesto a hacer lo que sea para ser president, de ninguna manera", ha remachado.

El candidato a la presidencia ha puntualizado que hay líneas que no traspasará pero ha garantizado que llegará "tan lejos como sea necesario" para "establecer el mandato de las urnas el 27S". "No me temblarán las piernas ni me fallará el pulso en la parte que me toque a mi", ha advertido.