Otegi: "hasta el presidente del Gobierno" conocía que iba a celebrarse el mitin de Anoeta

La Audiencia Nacional ha ratificado que Otegi únicamente es juzgado por enaltecimiento

El presidente del tribunal que juzga a Otegi le impide exponer el proyecto político de Batasuna en 2004

Permach dice que su participación en el acto de Anoeta fue "residual"

nacional

| 11.11.2010 - 08:35 h
REDACCIÓN

El ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, reconoció en el juicio en el que se le juzga por su participación en el mitin celebrado en 2004 en el velódromo de Anoeta, que el PSOE conocía el contenido del acto y agregó que de su intervención estaba pendiente "hasta por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero".

“Era una propuesta de la que iba a estar pendiente el conjunto del país, incluso el presidente del Gobierno", añadió, tras responder afirmativamente a la pregunta de su abogada sobre si el partido socialista conocía su intención de celebrar el acto y agregó que no existía un acuerdo previo con nadie pero sí un contexto de conversaciones.

DESVINCULA EL MINTIN DE ETA

El miembro de Batasuna desvinculó además el mitin de la banda terrorista ETA y aseguró que la propuesta planteada en el acto estaba suscrita únicamente por la formación política ilegalizada y no por la organización terrorista. Otegi, que contó con escaso margen dadas las continuas interrupciones del presidente de la sala, Fernando García-Nicolás, que no permitió en ningún momento que su discurso se desviara a planteamientos políticos, explicó que la propuesta de Anoeta fue planteada por la izquierda abertzale en exclusiva y opuso el proyecto a la propuesta de Kas, que, según indicó, sí contaba con el respaldo de ETA.

El miembro de Batasuna añadió que no estaba entre los objetivos del mitin homenajear a ETA ni "realizar ninguna concesión política" a la banda terrorista y explicó que el objetivo era "poner blanco sobre negro una solución al conflicto con el Estado español".Además, el ex portavoz de la organización ilegalizada, negó que interviniera en la preparación del acto y dijo: "mis compañeros pueden acreditar que entre mis virtudes no está la capacidad de organizar las cosas".

Repitió en varias ocasiones que durante los días previos al mitin concentró todos sus esfuerzos en preparar la propuesta que se plantearía en el mitin, al que iban a asistir más de 6.000 personas y numerosos medios de comunicación. "Me mantuve aislado, preparando esa intervención", destacó.

Otegi dijo recordar que durante el acto envió un recuerdo a "los compañeros que han quedado en el camino" pero aseguró que no se refería a ningún miembro de ETA si no a "cargos electos e institucionales". "Era un homenaje a su labor militante" --explicó-- y agregó que ninguno de los miembros de Batasuna u otras formaciones afines "se ha llevado nunca dinero público", lo que "es de destacar en los tiempos que corren".

Negó, además, haber expulsado del velódromo a los miembros de la prensa presentes y destacó que incluso concedió dos entrevistas, una a la televisión alemana y otra al programa de humor 'Vaya semanita'. En cuanto al contenido del video que se mostró en el mitin, Otegi destacó que recuerda que contenía imágenes de Santi Brual y Josu Muguruza, ambos defendió miembros de formaciones parlamentarias.

EL TRIBUNAL EVITA DISCURSOS POLITICOS

La declaración de Otegi fue acotada en todo momento por el presidente de la sala García Nicolás que no dudó en interrumpir su discurso o cortar a su abogada cada una de las veces en que Otegi mostró intenciones de exponer planteamientos políticos.

El juez no permitió tampoco que el ex portavoz de Batasuna se extendiera sobre si el PSOE conocía que el acto iba a celebrarse por lo que Otegi sólo tuvo oportunidad de contestar con un escueto "si"."Lo que yo no admito es que me repita ahora su discurso o filosofía política", indicó el magistrado al inicio del interrogatorio ante las protestas de la abogada Jone Goiricelaia, que pretendía que Otegi expusiera el contenido de la declaración de Anoeta.

PERMACH DICE QUE SU PARTICIPACIÓN EN EL ACTO DE ANOETA FUE "RESIDUAL"

El dirigente abertzale Joseba Permach, que junto a Arnaldo Otegi y Joseba Álvarez está siendo juzgado en la Audiencia Nacional por un delito de enaltecimiento del terrorismo, ha asegurado hoy que su participación en el acto de Batasuna en el velódromo de Anoeta el 14 de noviembre de 2004 fue "residual".

En respuesta a las preguntas de su defensa -ya que, como antes Otegi, se ha negado a contestar a las acusaciones- Permach ha asegurado que su única intervención en el acto fue para dirigirse a los 15.000 asistentes, agradecerles su presencia y pedirles paciencia porque el comienzo del mitin se estaba retrasando.

Preguntado sobre si el acto tenía por objeto homenajear a ETA o a sus miembros, el acusado ha dicho que la intención era "únicamente" presentar una propuesta de paz -la llamada "declaración de Anoeta"- y ha recordado que su contenido había sido avanzado ya a distintas fuerzas políticas y sindicales.

En este sentido, Permach ha recordado la reunión que dos días antes del acto mantuvieron con el entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe (PNV). El acusado ha dicho también que no presenció el momento en el que se desalojó a los periodistas del recinto y ha señalado que tampoco vio a nadie repartir "zutabes" (boletines internos de la banda terrorista ETA).

A preguntas del presidente del tribunal, Fernando García Nicolás, Permach, que en 2004 era parlamentario vasco, ha dicho que no tuvo ninguna intervención en la organización del acto y que desconoce quién se encargó de preparar el escenario.

AGENTES DE LA GUARDIA CIVIL DECLARAN QUE OTEGI FUE "EL LIDER INCUESTIONABLE" DE ANOETA

Dos funcionarios de la Guardia Civil, presentes en el acto celebrado en noviembre de 2004 en el velódromo de Anoeta declararon esta tarde en la Audiencia Nacional que si bien la intervención de Arnaldo Otegi en el mitin fue de carácter político, "era evidente que era el líder incuestionable, jaleado por las masas, el que manejaba toda la situación, independientemente de su discurso".

Ambos agentes se mostraron de acuerdo durante la sesión de tarde del juicio en contra de Otegi y los históricos miembros de Batasuna Joseba Alvarez y Joseba Permarch, en que toda la secuencia de los hechos --que incluyó la retransmisión de un video con imágenes de miembros de ETA fallecidos-- "estaba perfectamente hablada y pactada" y expresaron su convencimiento de que Otegi tenía conocimiento de su desarrollo.

Los dos añadieron que después de la intervención de Otegi y de forma no violenta se invitó a los periodistas que cubrían el mitin a abandonar el velódromo.

Por su parte, el comisario jefe de la Policía Nacional en San Sebastián aseguró que el miembro de la izquierda abertzale no se refirió directamente a ETA durante su discurso. En respuesta a preguntas de la abogada Jone Goiricelaia el comisario dijo que Otegi se refirió en el acto "de una manera general al mundo abertzale y no directamente a ETA".

El miembro de la Policía Nacional destacó también que agentes a sus órdenes que se encontraban presentes en el acto relataron que en el interior se repartieron ejemplares del boletín interno de la banda (zutabe) y del boletín externo (zuzen), se profirieron gritos de apoyo a ETA "en varias ocasiones" y se emitió un video que contenía imágenes de etarras fallecidos, de comunicados de la banda terrorista y de manifestaciones de apoyo a los presos de la organización.

Además, prestaron declaración los dos ertzainas responsables de la redacción del atestado sobre el acto. Ambos confirmaron que el alquiler del velódromo se realizó en nombre de Joseba Alvarez .

El juicio se reanudará mañana con las declaraciones de los testigos propuestos por las defensas, entre los que se encuentra el presidente del Partido Socialista de Euskadi, Jesús Eguiguren y el periodista Gorka Landaburu.