Arias Cañete:"En un año tan seco no se puede consentir que haya imprudencias"

Rubalcaba espera que acabe pronto la "pesadilla" y anuncia iniciativas parlamentarias para lograr ayudas

nacional

| 02.07.2012 - 13:41 h
REDACCIÓN

Hasta la zona afectada por los incendios en Valencia se han trasladado esta mañana el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y el de Defensa, Pedro Morenés. Arias Cañete ha hecho un llamamiento a la responsabilidad "porque en un año tan seco no se puede consentir que haya imprudencias". Alfredo Pérez Rubalcaba también se ha trasladado a la zona.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha realizado este lunes un llamamiento a la responsabilidad "porque en un año tan seco no se puede consentir que haya imprudencias que generen daños tan terribles y que pongan en riesgo la vida de las personas".

Arias Cañete ha realizado estas manifestaciones en el puesto de mando avanzado instalado en la localidad valenciana de Yátova, donde ha acudido esta mañana, en compañía con su homólogo de Defensa, Pedro Morenés, para visitar las zonas afectadas por los incendios --originados en las poblaciones de Cortes de Pallás y Andilla por presuntas negligencias-- que padece la Comunitat desde el pasado jueves.

El titular de Medio Ambiente ha incidido en que "hay que extremar las precauciones para evitar actos imprudentes que puedan tener consecuencias muy perjudiciales, tanto económicas como que afecten a la vida de las personas que colaboran en extinguir los incendios". "En esta ocasión, la profesionalidad de los equipos lo ha evitado", ha subrayado.

El ministro ha reiterado que 2012 es un año "muy seco y hay riesgo alto de incendios, por lo que hay que extremar las precauciones en todo momento para evitar que se produzcan fenómenos de esta naturaleza".

Asimismo, ha anunciado el "compromiso" del Gobierno español de "colaborar estrechamente con la Generalitat para la recuperación de la situación anterior". "Primero habrá que hacer evaluación de los daños para poner en marcha los mecanismos tradicionales de respuesta", ha explicado el ministro, que ha agregado que "a partir de ahora toca (llevar a cabo) las labores de reconstrucción".

"Hemos trasladado a los alcaldes y los responsables de la Generalitat nuestro compromiso para iniciar lo antes posible la recuperación y evaluación de los daños y el análisis del territorio afectado", ha puntualizado.

HECTAREAS QUEMADAS

En este momento, el ministro ha sido interrogado por la estimación de superficie arrasada, a lo que ha contestado que "en un perímetro de casi 150 kilómetros hay un número muy importante de hectáreas quemadas". "Habrá que ver el grado de afección y, a partir del momento en que esté controlado, se podrán determinar las hectáreas afectadas", ha comentado Arias Cañete, que ha apostillado que "lo importante es determinar los daños con precisión".

El representante del Ejecutivo central ha alabado "la enorme profesionalidad con la que han trabajado todas las brigadas contra un incendio que ha tenido enormes dificultades porque la meteorología ha sido la más adversa que se puede concebir, con muy poca humedad y viento racheado que ha dificultado las labores de extinción".

Aun así, ha aseverado, "las brigadas han trabajado, incluso, poniendo en riesgo sus vidas, de forma incansable para poder acotar y evitar que el incendio afectara a los núcleos de población".

"HONRA AL PUEBLO VALENCIANO"

Por su parte, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha agradecido a los alcaldes de las diversas áreas afectadas el trato que han dispensado a la Unidad Militar de Emergencia (UME) y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "poniendo todos los medios a su disposición". "Y esto es más importante en un momento tan duro, lo que honra al pueblo valenciano y a sus alcaldes".

Tras visitar el puesto de mando de Yátova, los dos ministros se han dirigido a sobrevolar la zona de Andilla y, posteriormente, tenían previsto trasladarse a Calasparra (Murcia).

RUBALCABA ESPERA QUE ACABE PRONTO LA PESADILLA

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado este lunes en Villar del Arzobispo (Valencia), que espera que acabe "pronto" la "pesadilla" que se está viviendo en la provincia como consecuencia de los dos incendios forestales declarados el jueves y el viernes en Cortes de Pallás y Andilla, y ha anunciado que presentarán "inmediatamente" iniciativas parlamentarias para conseguir ayudas para los pueblos y ciudadanos afectados.

Así lo ha dicho en su desplazamiento hasta la localidad de Villar del Arzobispo, donde está instalado el Puesto de Mando Avanzado del incendio de Andilla, que ha visitado junto con el secretario general del PSPV, Ximo Puig. En este punto se

ha encontrado con el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, y la titular de Medio Ambiente, Isabel Bonig.

Rubalcaba ha destacado que quiere mostrar su "solidaridad" ante dos incendios "pavorosos" y ha dado las gracias por su trabajo a las fuerzas y cuerpos de seguridad, bomberos, Cruz Roja y a los alcaldes de los municipios afectados por su "esfuerzo ímprobo" para ayudar a los vecinos. Aunque ha dicho que las noticias sobre las labores de extinción "no son malas", ha abogado por la "prudencia" tras un fin de semana "dramático desde el punto de vista de los incendios", con otros fuegos declarados en Albacete y Murcia.

En este sentido, ha comentado que el "riesgo de este tipo de incendios es que se levantan en cuestión de minutos con un cambio de viento o una subida de temperatura". Respecto a la evolución del fuego originado en Andilla, ha destacado que "parece que tienen este incendio más controlado y han evitado que entre en el parque natural, que era el temor grande", ha dicho en referencia a la Serra Calderona.

En esta línea, ha apuntado que esto se logró gracias a que la pasada noche "ha bajado casi 14 grados la temperatura, lo cual es una buena noticia". No obstante, ha remarcado que el medio día es "malo para los vientos" y que se debe ser, por tanto, "muy prudente". "Esta la situación mejor que ayer, pero hay que ser prudente", ha subrayado.

Rubalcaba ha hecho hincepié en el "magnífico trabajo" que desarrollan los medios encargados de la extinción del fuego. "Ojala que tengan éxito, pronto se acabe esta pesadilla y podamos ponernos a trabajar para recuperar la vida en los pueblos", ha deseado.

El líder socialista ha comentado en este sentido que los alcaldes de los municipios afectados le han trasladado que "desgraciadamente hay cosas irreversibles", pero ha insistido en que "habrá que echar una mano desde el estado y la comunidad autónoma para que cuanto antes la gente recupere la normalidad de sus vidas".

En un encuentro con esos primeros ediles, le han transmitido "desolación, tristeza, preocupación" y le han explicado los "proyectos truncados" que preparaban para sus municipios gracias a la "riqueza natural" que ahora se ha quemado.

FALTA DE MEDIOS

Preguntado por las críticas que apuntan a una falta de medios de extinción y prevención, Rubalcaba ha apelado nuevamente a la prudencia y ha apuntado: "tiempo tendremos para analizar qué ha pasado, con la voluntad de que no vuelva a pasar". "Si los medios eran o no suficientes, de eso hablaremos cuando acabe la pesadilla y hoy desgraciadamente, la pesadilla está mejor que ayer pero sigue estando presente", ha lamentado.

Así ha instado a apoyar "para que esto acabe cuanto antes y, a partir de ese momento, preocuparse de los pueblos y de la gente que ha sufrido, y luego tendremos tiempo de hablar de otras cosas".

Al término de su comparecencia ante los medios, se han acercado a hablar con el líder socialista unos vecinos de Andilla. Pilar, una de estas personas, le ha pedido que no se olviden de ellos. "Somos pocos pero tenemos mucho término y estamos dando un servicio durante todo el año. No me vale, Alfredo. No nos olvidéis. Esto no se puede quedar así", ha puntualizado.

Esta vecina de Andilla ha recalcado que los incendios "no se apagan en verano, se apagan en invierno" y ha subrayado que hace falta "mano de obra para limpiar estos montes", que constituyen el "pulmón de Valencia" y el medio de vida de los vecinos de los municipios afectados.