Arenas ve "un camino sin retorno" la reducción de diputados y concejales

nacional

| 09.06.2012 - 21:13 h
REDACCIÓN

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, ha considerado "un disparate" que en momentos de crisis como el actual se plantee un incremento del número de parlamentarios, de concejales o de diputados provinciales, y ha añadido que su reducción es "un camino que no tiene retorno, en absoluto".

En una rueda de prensa, Arenas se ha referido de esta forma a la propuesta realizada esta semana por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de reducir a la mitad el número de diputados de la Asamblea madrileña, que ha generado reacciones en el ámbito político.

"Será inevitable y conveniente reducir el número de concejales, el número de diputados provinciales y el número de parlamentarios autonómicos, ya lo verán ustedes, ese es un camino que no tiene retorno en absoluto", ha subrayado Arenas, quien ha pedido que no se confundan las prioridades de los ciudadanos con las de los partidos.

El líder de los populares andaluces, que ha dicho que comprende que algunos partidos quieran contar con más diputados, ha considerado que la "prioridad" en este momento es el control de las cuentas públicas y que Andalucía tenga "un Gobierno que gobierne", ya que, a su juicio, no se ha tomado "ni una decisión nueva".

La propuesta de Aguirre contrasta con la intención del Gobierno andaluz de modificar la Ley Electoral andaluza con el objetivo de incrementar el número de parlamentarios en la Cámara autonómica, según la propuesta realizada por el vicepresidente del Ejecutivo andaluz, Diego Valderas (IU).

Javier Arenas se ha mostrado partidario de "grandes acuerdos" entre todas las formaciones políticas y sobre todo de los dos mayoritarios -PP y PSOE- en todo lo referente a las instituciones, por lo que ha vuelto a plantear la necesidad de reducir algunas de las existentes como es el caso de las mancomunidades.

Ha recordado que España cuente con un millar de mancomunidades, algo que, a juicio, no tiene sentido, sobre todo porque algunas de ellas son "meramente artificiales" y prestan algunos servicios que los podría plantear las diputaciones.