Arenas dice que en Andalucía ya no hay miedo al cambio político

nacional

| 23.01.2011 - 15:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El vicesecretario de Política Regional y Local del PP y presidente del PP andaluz, Javier Arenas, se ha mostrado convencido de que en Andalucía ya no hay miedo al cambio político, sino "miedo a que sigan los mismos", añadiendo que existe en estos momentos una amplia mayoría de andaluces "de todos los colores políticos" que esperan que el cambio se haga realidad, tras 30 años de gobiernos socialistas en la Comunidad.

Durante su intervención en la clausura de la Convención Nacional del PP que se celebra en Sevilla, Arenas ha asegurado que en Andalucía su formación va a ganar "algo más que unas elecciones" y que el cambio será producto de "un proyecto y de miles de horas de trabajo" para aglutinar a una mayoría de ciudadanos a favor de políticas "que nos hagan despertar de la terrible pesadilla que supone más de un millón de parados".

El dirigente 'popular', que ha considerado que en la comunidad autónoma andaluza hay que quitarle poder a la política para devolvérselo a la sociedad, ha indicado que los tres pilares en los que el "gobierno del cambio" basará su acción política serán las reformas económicas, la regeneración democrática y el impulso de las políticas educativas. "La fiesta se ha acabado para todos y la austeridad estará al poder", ha destacado Arenas, quien ha añadido que su gobierno llevará a cabo un plan para racionalizar el sector público.

"Reformaremos la Administración y mientras que la dirección política estará en manos de la Junta, la gestión estará liderada por los funcionarios", ha señalado el presidente de los 'populares' andaluces, quien también ha querido insistir en que la "bandera del cambio y la clave para construir una Andalucía capaz y emprendedora" será la reforma educativa. En su opinión, Andalucía perdió el tren del siglo XX por su escaso nivel de formación, "lo que no vamos a permitir que se repita".

Arenas, que ha reclamado que ha llegado "la hora de los gobernantes" en Andalucía y España, ha considerado que en Andalucía hace falta un gobierno "humilde", argumentando que en la actualidad sobran "kilos de prepotencia y soberbia". "Gobernar es austeridad, no es gastar más sino mejor, anticiparse al futuro, saber decir que sí, pero también que no, y estar cerca de todas las familias, especialmente de las que lo pasan mal", ha indicado el presidente del PP-A, quien ha aprovechado para saludar a los padres de la Mari Luz Cortés y Marta del Castillo, presentes en el plenario.

Asimismo, ha considerado que, aunque Andalucía lleva 30 años de autonomía y se han producido avances, el diferencial con el resto de comunidades no se ha neutralizado. A su juicio, el Estado de las autonomías, "que debemos revisar", no ha sido un fracaso. "En Andalucía no ha fracasado la autonomía sino las mismas políticas de los últimos años", ha señalado Arenas, quien también ha destacado que "algunos quieren convertir su fracaso personal en fracaso de las políticas y los políticos".

Ha dicho que su formación cree en el andalucismo constitucional y que será baluarte para la igualdad de oportunidades para todos los españoles. Según ha indicado, el PP-A será "beligerante" si algún andaluz no puede acceder a un empleo en otra comunidad por estar formado en castellano. Además, ha insistido en la necesidad de hacer frente a los tópicos sobre Andalucía, asegurando que esta comunidad "no es la charanga ni la pandereta".

"ES HORA DE CITARNOS BAJO EL RELOJ DEL CAMBIO"

Arenas ha mostrado su "orgullo" por pertenecer al Partido Popular. "Somos un partido hecho de abajo a arriba. Somos un partido que nació con la Constitución, que no es deudor de ningún pasado, que hunde su raíz en la libertad y que tiene su gran capital en la calidad humana de sus militantes y dirigentes", ha subrayado el presidente del PP-A, quien ha apuntado que el PP es un "gran partido, no un mosaico de partiditos taifas. Un partido orgulloso del apellido 'nacional', con un proyecto para toda España".

Tras afirmar que "no es hora de mirar hacia atrás ni para lo bueno ni para lo malo, sino que es hora de citarnos todos bajo el reloj del cambio", ha invitado a los andaluces al "cambio sin riesgo". "Vamos a ganar algo más que unas elecciones. Vamos a ganar lo que históricamente nunca ha ganado Andalucía: una nueva mentalidad, la de atrevernos con el futuro dentro de la España común que liderará Mariano Rajoy", ha destacado.

Finalmente, ha resaltado que Andalucía "va a ser una garantía para la cohesión de todos a través del diálogo" porque "apostamos por los acuerdos de Estado. Nunca olvidamos a la inmensa mayoría moderada e inteligente que nos trajo la democracia. El PP y el PSOE representan a más de 23 millones de españoles y juntos debemos y podemos construir un nuevo consenso en materias claves".