Un joven iraní mata a puñaladas a un jubilado y acuchilla a otras seis personas en Bilbao

El agresor iba "loco" dando "cuchilladas", dicen testigos del apuñalamiento

nacional

| 14.11.2011 - 12:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un joven ha matado este lunes a cuchilladas a un jubilado de 65 años en el barrio bilbaíno de Santutxu y ha herido a otras seis personas, a dos de ellas de gravedad, antes de ser reducido por vecinos y arrestado por la Policía Municipal de Bilbao, según fuentes municipales. Los hechos han ocurrido sobre las 9,40 horas junto a la parada del metro de la calle Zabalbide de Santutxu cuando el individuo, un joven de 31 años de origen iraní, ha comenzado a atacar a los viandantes que se encontraba en su camino con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones.

El joven, identificado con las siglas B.A.K., se conducía de forma errática, hablando en voz alta y con la mirada perdida y ha atacado a varias personas mientras vecinos de la zona acudían en ayuda de las víctimas.

El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha señalado con posterioridad que las agresiones han comenzado cuando el arrestado ha increpado a una pareja y a partir de ahí, han comenzado los navajazos hasta que el agresor ha entrado en un bar, donde ha matado al hombre de 65 años, vecino de Santutxu.

Según el relato de los hechos facilitado por el Ayuntamiento de Bilbao, el acoso de los vecinos ha llevado al agresor a refugiarse en un bar próximo, donde ha continuado con la agresión y ha atacado al fallecido, cliente del local, causándole importantes lesiones por las repetidas puñaladas que le ha asestado.

Los servicios médicos trasladados al lugar no han conseguido reanimar a la víctima, que ha fallecido en el interior del local. Según ha declarado el concejal bilbaíno de Seguridad Ciudadana, el fallecido había intentado parar al agresor, del que no constan antecedentes policiales en la Policía Municipal.

La víctima mortal, identificado como K.M.O. era un maestro jubilado del colegio público Zamakola, de la capital vizcaína.

El agresor ha sido reducido por vecinos del barrio, que le han pegado con una loseta de obra. Poco después, ha sido detenido por la Policía Municipal y posteriormente puesto a disposición de la Ertzaintza.

El agresor ha causado heridas por arma blanca a otras seis personas, cuatro mujeres y dos hombres, con edades comprendidas entre los 20 y los 53 años. Dos de los heridos presentan lesiones de carácter grave, según fuentes municipales.

Los seis han sido trasladados a los hospitales vizcaínos de Basurto, Galdakao y Cruces y presentan lesiones en diferentes partes del cuerpo.

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento, los heridos son "Aitor, con herida en la pierna; Pedro Luis, herido en el hombro; Estefanía, varias puñaladas en la espalda; Ane Miren, herida en el abdomen; Nelida, lesiones en la espalda; y Ana María, con herida en el pecho".

Además de ellos, ha sido atendida otra persona, testigo del suceso, por una crisis nerviosa.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Bilbao ha convocado una concentración mañana en las escalinatas del edificio consistorial en solidaridad con las víctimas.

En una declaración aprobada por unanimidad en una sesión de carácter extraordinario y leída por el alcalde, Iñaki Azkuna, los portavoces de los grupos políticos municipales también han acordado que la bandera del ayuntamiento ondee a media asta durante tres días en señal de duelo, así como personarse como acusación popular en el proceso judicial por estos hechos.

Tanto el Ayuntamiento de Bilbao como el consejero de Interior, Rodolfo Ares, que ha asistido a la Junta de Portavoces citada, han destacado el comportamiento de los vecinos al enfrentarse y reducir al agresor.

Por su parte, el lehendakari, Patxi López, ha dicho en San Sebastián que hoy es "un día de luto para la sociedad vasca" en Euskadi a causa del fallecimiento de una de las personas apuñaladas en Bilbao y ha mostrado a la familia de las víctimas "toda" su "solidaridad y determinación para que se haga justicia".