El patrón de uno de los pesqueros asaltados en Guinea Bissau: "Iban vestidos de militares, pero actuaban como piratas"

nacional

| 09.12.2010 - 15:56 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El patrón de uno de los pesqueros asaltados en aguas de Guinea Bissau, en concreto, el del buque 'Hermanos Delgado' con sede en Lepe (Huelva), Manuel Esteban, ha asegurado que pese a que los que abordaron el barco "iban vestidos de militares, actuaban como piratas".

En declaraciones a Europa Press, Esteban ha narrado que el pesquero sufrió dos asaltos, si bien ha aclarado que el primero de ellos fue "más una confusión" debido a que una patrullera de Guinea Conakry los paró pensando que "estaban faenando en aguas de Conakry", algo que "se pudo demostrar que no era así y que faenábamos en aguas de Guinea Bissau", ha aclarado.

No obstante, el patrón del pesquero ha indicado que una vez despejaron "las dudas y todo quedó resuelto", tanto su buque como el barco 'Alfonso Riera I' se dispusieron de nuevo a navegar, aunque unas cuatro horas después "una lancha y un cayuco les dio el alto". "Empezaron a gritar y a disparar", ha narrado.

Esteban ha indicado que estuvieron a bordo del buque desde las 20,00 horas del día 8 hasta las 08,00 horas del día siguiente y estuvieron "unas dos horas" negociando con ellos, ya que "querían 50 paquetes de marisco y eso es demasiado".

Los atracadores les amenazaron y les dijeron que, "o bien les daban lo que pedían, o irían ellos mismos a la bodega a coger lo que quisieran". Finalmente se hicieron con 300 kilos de pescado, cien de marisco y 700.000 francos.

Los marineros le han contado a Esteban que en la cubierta los asaltantes se pusieron "a fumar marihuana" y la tripulación tuvo que dejarles "en el punto de la mar que les dijeron". Además, durante todo el tiempo que estuvieron a bordo, estuvieron "incomunicados".

"Hemos pasado mucho miedo porque piensas que te puede pasar cualquier cosa", ha apuntado Esteban, que asegura que es la primera vez que se enfrenta a un percance de este tipo. Tras el mismo, espera con ilusión la vuelta a casa para las fiestas navideñas después de meses faenando. "Ahora hemos vuelto al trabajo y a faenar", ha concluido.