Alberto Garzón considera que existen “espacios programáticos compartidos” con Podemos

Para llegar a acuerdos tanto postelectorales como preelectorales

nacional

| 26.02.2015 - 12:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El espacio informativo MADRID DESPIERTA, presentado por Vicente Gil y Cristina Sanz, que de lunes a viernes, emite Telemadrid, de 08:00 a 10:00h, ha recibido hoy la visita de Alberto Garzón, candidato de IU a la presidencia del Gobierno, quien señaló que entre IU y Podemos hay “muchas similitudes”, pero también “muchas diferencias”.

“Somos una formación de izquierdas, con una larga trayectoria, muy similar a Syriza, y hacemos bandera de muchas de las luchas que son típicas de la izquierda, como el republicanismo, la ecología, los derechos de la mujer, el laicismo…Luchas que Podemos no ha puesto encima de la mesa. Ellos ya han dicho que no son de izquierda ni de derechas. Nosotros sí somos de izquierda”, aseguró el líder de IU para quien, aparte de las diferencias que les separan del grupo de Pablo Iglesias, también existe “un núcleo de espacios programáticos compartidos que permiten articular las posibilidades de colaboración postelectoral o preelectoral, dependiendo del territorio”.

Esta predisposición a la colaboración con Podemos le ha granjeado críticas dentro de su propio partido, al igual que ocurrió con Tania Sánchez, pero a diferencia de ella, Garzón aseguró que no tiene miedo y que “no hay plan B”, a pesar de los “obstáculos”. “Desde el primer minuto manifesté que me parecía un error, por parte de Tania, abandonar la organización. No suscribo su decisión y me parece un error estratégico impresionante”.

En el caso de Gregorio Gordo y Ángel Pérez, en su opinión, no se ha tratado de ninguna caza de brujas, sino que ha sido una “decisión colectiva” en la que han participado los “órganos máximos” de IU, para determinar “responsabilidades sobre el caso de Bankia, que es gravísimo”. “Había que ir hacia una responsabilidad política que dejara claro a la ciudadanía que IU no comparte esa forma de actuar y que no puede haber ni rastro de sombra de corrupción sobre una formación que es necesaria para esta sociedad. No se trata, por tanto, de una decisión personal de determinados dirigentes que estamos en la formación”.

Sin embargo, para Gordo y Pérez, si se les responsabiliza por el caso Bankia, también se debería responsabilizar a Tania Sánchez por lo que ocurrió con su hermano en Rivas, o al mismo Garzón, como miembro de la Comisión de Economia y Competitividad en el Congreso, y por tanto responsable de la situación del sistema financiero.

En opinión de Garzón, su propio caso es “absurdo porque cualquiera que pase por la Comisión se da cuenta de que de control no tiene nada. En el otro caso, siempre hemos dictaminado que las responsabilidades políticas derivan de los principios y valores de una organización. No es tan claro como un dictamen judicial. En el caso de Caja Madrid, hablamos de 22.000 millones de uros. En el caso de Tania Sánchez, hablamos de un error -reconocido por ella- administrativo y también ético".

"A mi juicio, tendría que haberse ausentado para no conceder ese contrato a la cooperativa donde participaba su hermano, pero en la comisión de investigación se consideró, también por el PP y el PSOE, que no hubo trato de favor por parte de Tania Sánchez. Tania se equivocó al no ausentarse en aquel pleno, pero no es comparable una decisión tomada por unanimidad por todos los grupos de la corporación municipal, frente a los 22.000 millones de euros del escándalo de Bankia”, concluyó.