Albert Rivera pide que "el miedo" no paralice las reformas de la UE

El líder de Ciudadanos asegura que si entra en el Gobierno es para cambiar el modelo económico y la educación

Rivera emplaza al PSOE a elegir entre socialdemocracia europa y populismos

nacional

| 15.06.2016 - 14:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha participado esta mañana en un encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, donde el líder de la formación naranja fue presentado por Guy Verhofstadt, exprimer ministro de Bélgica y presidente del grupo parlamentario Alde en la Eurocámara. En este forum el líder de Ciudadanos ha afirmado que si su partido alcanza un pacto de gobierno con otro partido tras las elecciones generales del 26 de junio, no pedirá ministerios, pero a continuación ha añadido que si entra en un ejecutivo es para poder cambiar el modelo económico y la educación.

"Nosotros no hemos pedido carteras ministeriales", eso "se lo dejo a Pablo Iglesias", ha dicho en un desayuno informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, donde le han preguntado qué ministerios reclamaría si finalmente se llegara a un acuerdo para formar gobierno.

Rivera ha afirmado que el reparto de los cargos "es algo que se da si uno forma parte del gobierno" y que, en cualquier caso, esas decisiones se deben tomar "pensando en el bien del país". En este sentido, ha indicado: "Pedir ministerios o secretarías de Estado no es nuestra prioridad", y "si formamos parte del Gobierno, lo haremos para que este país cambie".

Según ha señalado, los cambios que Ciudadanos quiere hacer son los que se refieren a la educación, para la cual propone un pacto nacional entre los distintos partidos, y al modelo económico; avanzando hacia la economía del conocimiento y reformando el mercado laboral y el sistema de autónomos.

NO QUEDARSE "BLOQUEADOS"

Albert Rivera, pidió que el "miedo" no paralice las reformas en la Unión Europea (UE) y que acontecimientos como el referéndum en Gran Bretaña sirvan para modificar el rumbo del proyecto comunitario.

Preguntado por la situación que está generando el referéndum del 'Brexit', Rivera sostuvo que "tenemos que aprovechar la crisis de Europa para volver a poner en marcha Europa", algo que dijo que es el mismo planteamiento que tienen respecto a España.

Defendió que tanto en la UE como en España "el miedo nos puede hacer evitar las reformas", cuando hay que aprovechar la crisis como una "oportunidad". "Si nos quedamos bloqueados, muertos de miedo, lo único que haremos es tener un Gobierno frágil, instituciones frágiles, que tarde o temprano terminará sufriendo", sostuvo el responsable de la formación naranja.

Añadió que "en Europa pasa exactamente igual", aunque actuar es "más difícil" porque el club comunitario lo forman 28 países. Sin embargo, sostuvo que las recetas para reformar el proyecto europeo son "parecidas", ya que pasan por el axioma "reforma, reforma y reforma".

Preguntado sobre si un voto favorable de los británicos a salir de la UE puede influir en las elecciones del 26-J, Rivera apuntó que en principio los principales partidos españoles apoyan la continuidad de Gran Bretaña en las instituciones comunitarias, aunque añadió que no le "extrañaría" que, "conociendo el patio", alguien se desmarcase, en clara referencia a que esto pudiera hacerlo Unidos Podemos.

"NO ESTAMOS PARA DISPARATES"

Albert Rivera ha emplazado al PSOE a que aclare si es un partido "socialdemócrata europeo" o apoya a los populismos, ya que ve con "preocupación" el apoyo de los socialistas a los gobiernos de Manuela Carmena, en Madrid, y Ada Colau, en Barcelona.

Rivera ha subrayado que el PSOE es un partido "necesario" para la estabilidad de España, "pero no apuntalando gobiernos populistas", sino al frente de alternativas socialistas de corte europeo, uno de los reproches más contundentes que el líder de Ciudadanos ha hecho al partido de Pedro Sánchez durante esta campaña.

Porque hasta ahora, Rivera prácticamente ha apartado de sus ataques al PSOE, con el que pactó la anterior legislatura un acuerdo para evitar nuevas elecciones, centrándose solo en el PP y en Podemos.

Durante su intervención ha arremetido contra las políticas en la órbita de Podemos que se hacen en Madrid y Barcelona que "ahuyentan" las inversiones. "No estamos para disparates", ha recalcado.

Sigue sin despejar la incógnita de si Ciudadanos se abstendrá para que Mariano Rajoy pueda gobernar, si es que necesitan sus votos, recalcando que el presidente del Gobierno en funciones no es la persona adecuada para regenerar España.

Y no lo es teniendo en cuenta que en los "papeles de Bárcenas", ha explicado, figura un apunte de 343.000 euros supuestamente destinados al líder del PP o que tiene la sede embargada.

"¿Alguien se imagina que voy a estar dando ruedas de prensa defendiendo a Bárcenas o a Rita Barberá?", ha ironizado el candidato de C's tras señalar que en la vida "se acaban las etapas".

Rajoy ha hecho "cosas buenas y malas", pero llegado este punto y ante una nueva etapa en la que hay que llegar a acuerdos para afrontar reformas y cambios "ninguno de nuestros sillones puede estar por delante de España. Si yo fuera el problema no entraría en el Gobierno".

No contempla la posibilidad de que haya que ir a unas terceras elecciones si hay una voluntad de todas las fuerzas para sacar un Gobierno adelante, pero si alguien se le ocurre defender su sillón como si fuera "su tesoro", ha advertido, España "puede volver a quedar bloqueada". "Confío en que esta sea la definitiva".

A diez días de las elecciones, Rivera cree que es imposible que los "viejos partidos", sin el empuje de Ciudadanos, que no tiene las manos atadas por "redes clientelares", puedan poner en marcha el cambio que necesita el país.

Porque si algo tiene claro, ha recalcado, es que Ciudadanos no participará "del inmovilismo ni del todo va bien", avisando que si no se aceptan sus propuestas para reformar el país, no tendrán ningún problema en estar en la oposición.

Ha subrayado la necesidad de aprovechar la nueva oportunidad que se abre en España y coger el "tren" con "valentía, coraje y ganas de cambiar las cosas", en lugar de acomodarse en el pasado. "Hay que ponerse las pilas", ha dicho Rivera, quien ha recalcado que la vieja política ha sabido renovarse en otros países para frenar los populismos, porque un gobierno con las "manos limpias" es la mejor formar de pararlos.

Sin embargo, ha apuntado, hay quienes se encierran en debates "macroeconómicos" sin ser capaces de comprender que, tras el paro juvenil, hay personas con dolor y sufrimiento que, al final, se sumarán al carro del populismo, porque "vende humo".

"Hace falta un partido con las manos libres para poder mover ficha", alertando de que si se deja solos al PP y al PSOE "no van a hacer nada, porque sus propias estructuras no les van a dejar".

Además de la regeneración, Rivera ha defendido un nuevo modelo económico basado en reformar el sistema laboral con un contrato único "sin fecha de caducidad", establecer una cotización progresiva para los autónomos y evitar burocracias, apostar por la I+D+i y en un pacto por la educación para ser más competitivos económicamente.

Se trata, ha precisado, de modernizar la economía para lograr un mejor bienestar social y, en este sentido, ha recalcado que el programa de C's es el mejor, porque es el único que lleva incorporado una memoria económica.

Y ha prometido 8.500 millones de euros para luchar contra la pobreza infantil, un complemento salarial para las rentas más bajas que entren y salen del mercado laboral y que el fondo de cohesión social garantice la igualdad en la prestación de los derechos básicos de la sanidad, la educación y la dependencia.