Alaya toma declaración al secretario general de Industria de CCOO

Primera declaración en los juzgados de un líder sindical de ámbito nacional en el caso ERE

nacional

| 25.04.2014 - 13:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Primera declaración en los juzgados de un líder sindical de ámbito nacional en el caso ERE. Se trata del secretario general de la Federación de Industria de CCOO. Además, y según el diario El Mundo, el otro sindicato envuelto en el caso, UGT, pagó un congreso a través de una de sus empresas que cobraba comisiones de la trama.

La juez Alaya ha tomado declaración a José Luis Montesinos, secretario general de la Federación de Industria de CCOO. Es uno de los dos dirigentes sindicales imputados esta semana, además de varios intrusos a los que UGT y CCCO colaban para cobrar prejubilaciones de forma fraudulenta. Montesinos es el primer líder de los sindicatos a nivel estatal que pasa por el juzgado Nº6 de Sevilla.

Alaya lo sitúa como "responsable de introducir por ejemplo a la viuda de un sindicalista a la que se pagaba a través de una empresa de la red, Vitalia”. Una compañía que figura dentro del holding que utilizaban para cobrar comisiones según el informe de la Guardia Civil y la inspección de Hacienda, y que siempre ha negado el sindicato.

Más de 4 millones que podrían ascender al doble, y que según el diario El Mundo sirvieron para pagar un congreso de UGT en 2006. Fue la sociedad ITG, participada por la central de Cándido Méndez. ITG pagó 270.000 euros para el congreso celebrado en Sevilla por la Federación del Metal de UGT. Un certamen con espectáculo incluido: el cantaor flamenco José Mercé.

Mientras, la juez que investiga el caso ERE ya ha remitido al Senado el auto en el que 'preimputaba' a los expresidentes de la Junta José Antonio Griñán y Manuel Chaves, así como a cinco ex consejeros, todos ellos aforados, tal y como se lo solicitó la Cámara Alta. También ha concretado la imputación de dos ex directores generales por la presunta malversación de 57 millones de euros.