Al menos 8 presos históricos de ETA podrían quedar libres entre 2011 y 2012

nacional

| 17.04.2011 - 10:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos ocho presos históricos de ETA podrían quedar libres entre mayo de 2011 y octubre de 2012 en caso de que no se les aplicase la 'Doctrina Parot' mediante la cual verían aplazada su salida de prisión hasta cumplir el máximo de 30 años. En su situación, supondría entre cinco y once años más en la cárcel, según los datos a los que ha tenido acceso Europa Press.

La Doctrina del Tribunal Supremo por la cual la reducción de penas se aplica sobre cada una de las condenas y no sobre el cumplimiento máximo, se aplica únicamente en su totalidad a los presos que acumulan varias sentencias condenatorias y juntas superan los 45 años de prisión, según han explicado fuentes penitenciarias.

El procedimiento habitual es que cuando un preso está próximo a agotar su condena ordinaria, la prisión remite al tribunal sentenciador --la Audiencia Nacional en casos de terrorismo-- la advertencia de la liquidación de condena. Es a partir de ahí cuando el tribunal fija la fecha exacta de salida y, en caso de considerarlo, ordena la aplicación de la Doctrina Parot retrasando la salida del penado terrorista hasta cumplir los 30 años en la cárcel.

En esta situación se encuentran en 2011 seis etarras: Elías Fernández Castañares, Fernando Diez Torres, Jesús María Mendinueta Flores, Santos Berganza, Iñaki Recarte y Javier Goldaraz Aldaya. Por su parte, en 2012 agotarían también su condena ordinaria Fernando Olmo Vega y Juan Lorenzo Lasa Mitxelena. La situación de todos ellos es distinta a la del etarra Antonio Troitiño, quien ha logrado la libertad en virtud de la aplicación de la doctrina del doble cómputo de la prisión preventiva del Tribunal Constitucional.

ASESINADO UN PRIMO DEL OBISPO URIARTE

Según los datos recogidos por Europa Press, Elías Fernández Castañares finaliza su condena en mayo de este año, pero por la aplicación de la Doctrina Parot permanecería en prisión hasta el mismo mes de 2016. Fue detenido en 1986 y actualmente se encuentra en la cárcel de Villabona. Autor de dos asesinatos, fue condenado a 58 años de cárcel por dos atentados cometidos en 1985, uno de ellos contra Juan José Uriarte Orue, taxista y primo del obispo de San Sebastián Juan María Uriarte.

En junio finaliza su condena Fernando Díez Torres, pero la aplicación de la Doctrina Parot le mantendría en prisión hasta 2022. Actualmente en la cárcel gallega de A Lama pesa sobre él una pena de 305 años y nueve meses de cárcel. Este terrorista, detenido en marzo de 1992, fue condenado por un total se siete asesinatos cometidos a principios de los noventa, principalmente en Barcelona.

También en junio finalizaba condena Jesús María Mendinueta Flores, ex miembro del 'comando Vizcaya' de ETA a principios de los noventa. En caso de que la Audiencia Nacional le aplique la Doctrina Parot, no recobraría la libertad hasta 2021. Pesan sobre él un total de 105 años de cárcel por tres asesinatos, uno de ellos al guardia civil Ricardo Couso Río al que tiroteó en presencia de su hijo de nueve años cuando iba a recogerle al colegio. Detenido en 1991 se encuentra actualmente en la cárcel de Castellón.

En junio está previsto que finalice también su condena Santos Berganza Cendegui, pero la aplicación de la Doctrina Parot le mantendría en prisión hasta 2019. Fue detenido en Irún el 16 de septiembre de 1989, tras un enfrentamiento con agentes de la Guardia Civil en el que murieron dos etarras. Berganza, de 51 años y ex ertzaina, se encuentra en la cárcel de Villena y se enfrenta a varias condenas por facilitar información sobre militares y policías a la banda y por varios intentos de asesinato.

A CARA O CRUZ QUIÉN DISPARA

Por su parte, la condena de Iñaki Recarte Ibarra termina el próximo mes de octubre, aunque la Doctrina Parot le puede mantener en prisión hasta el año 2022. Recarte fue detenido en 1992 y en 2009 fue expulsado del colectivo de presos por desobedecer las consignas de la banda. Se encuentra en prisión cumpliendo una pena de 233 años por el asesinato de cuatro personas. Entre los atentados de los que fue declarado culpable, la Audiencia Nacional le acusó de haber activado el detonador de un coche bomba que dejó tres muertos y una veintena de heridos en Santander. En otro atentado, se jugó a cara o cruz con su compañero etarra quién dispararía a la víctima.

En la misma situación se encuentra Javier Goldaraz Aldaya, quien actualmente permanece en la cárcel de Zuera (Aragón) cumpliendo una pena de 193 años de prisión por militancia en organización terrorista y un atentado perpetrado en 1988 en el que falleció un guardia civil que conducía una tanqueta del cuerpo armado. Al igual que Recarte, saldría de la cárcel en octubre, aunque la aplicación de la doctrina Parot le puede mantener recluso hasta 2022. Fue detenido en junio de 1992.

Otro de los presos históricos de ETA que tienen una fecha próxima de salida es Fernando del Olmo Vega, que cumple 88 años de prisión acusado de tres atentados con otras tantas víctimas mortales. Actualmente en la cárcel de Almería, Olmo fue detenido en 1991 y tiene prevista la salida de la cárcel en febrero de 2012, aunque la Doctrina Parot la puede retrasar hasta 2020.

Marzo de 2012 es la fecha en la que Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, alias 'Txikierdi', cumple la pena de 350 años a la que está condenado, aunque la Doctrina Parot retrasará la salida hasta 2022. Lasa fue detenido en 1985, actualmente se encuentra en la cárcel de Sevilla II y está acusado de numerosos atentados, además de dar órdenes e información al comando 'Argala' que operaba en Madrid. Entre los atentados por los que está condenado se encuentran los del general de División del Ejército de Tierra Víctor Lago y el teniente general del Ejército de Tierra Guillermo Quintana.