Aguirre plantea que el Constitucional sea una sala del Supremo tras la "vergüenza" de Sortu

El PP "decepcionado" mientras los partidos nacionalistas vascos piden la libertad de Otegi

Pérez Rubalcaba: la legalización de Sortu favorecerá la desaparición de ETA

Patxi López: "hace legal lo que es real"

nacional

| 21.06.2012 - 19:34 h
REDACCIÓN

La decisión del Tribunal Constitucional de legalizar Sortu ha provocado la "decepción" del PP, mientras que en el País Vasco la mayoría de partidos han demandado la excarcelación de las personas condenadas por el caso "Bateragune", entre ellas el portavoz de la antigua Batasuna, Arnaldo Otegi. La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, ha dicho que es "un día muy triste para la democracia" después de que ayer el Tribunal Constitucional legalizara Sortu, y ha afirmado que "a lo mejor hay que empezar a pensar" en que el Constitucional se convierta en "una sala del Supremo".

Antes de intervenir en la sesión de control al Gobierno en la Asamblea, Esperanza Aguirre aseguró que "es un día muy triste para la Democracia española porque el Tribunal Constitucional ha decidido enmendarle la plana al Tribunal Supremo de nuevo y legalizar a un partido político que no ha querido condenar a los más de 800 asesinatos de ETA y se ha negado a pedir la desaparición de ETA".

"Ha llegado el momento" que plantearse "muy seriamente por qué tiene que haber un tribunal nutrido por políticos, que se llaman magistrados pero no lo son y, si hay que hacer recortes, pues a lo mejor tenemos que pensar que el Constitucional sea una sala del Supremo".

"El Supremo ha fijado los hechos y una sentencia y ha dicho con toda claridad que no se puede aceptar una partido político como Sortu. Y ahora, qué casualidad, señora Elisa Pérez Vera, la misma ponente en la sentencia del Estatuto de Cataluña y de Bildu, y por reparto le ha caído lo de Sortu y hace un año y medio que se sabía. Me parece una vergüenza", ha concluido.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que "la inmensa mayoría de los demócratas" están "entristecidos y decepcionados" por una resolución que respeta, pero no comparte "en absoluto".

En la misma línea se ha manifestado el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, quien ha hablado de "decepción jurídica" y ha avisado de que el Ministerio Fiscal "estará extraordinariamente vigilante" para que Sortu cumpla la legalidad.

Desde el PSOE, su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha considerado que la legalización de la marca de la izquierda abertzale favorecerá la desaparición de ETA, que, según ha recordado, es el objetivo "de todos los demócratas".

En el País Vasco, la mayoría de partidos han coincidido en destacar lo "absurdo" y la "contradicción" que existe entre la doctrina jurídica que mantiene a Otegi en prisión y la que ha derivado en la legalización de Sortu. En esa misma línea se ha manifestado el abogado de Sortu, Iñigo Iruin, quien ha indicado que ahora se "hace aún más inexplicable" la condena en el caso Bateragune porque "es notorio que los cinco condenados formaron parte del proceso de reflexión que dio origen a Sortu".

El letrado ha valorado en una comparecencia, en la que no se han admitido preguntas, la decisión del Tribunal Constitucional, que, en su opinión confirma que la ilegalización de Sortu por el Tribunal Supremo fue adoptada "en base a sospechas y conjeturas".

También ha indicado que la izquierda abertzale "sabe" que ahora "se juega en parte importante su credibilidad política", con la puesta en práctica de los estatutos de este partido en los que se rechaza la violencia de ETA y ha deseado que esta resolución sirva para "cerrar una década de ilegalizaciones".

El Lehendakari, Patxi López, ha reiterado la postura adelantada ayer por él mismo al afirmar que la decisión del Constitucional "hace legal lo que es real" y ha pedido a la izquierda abertzale que abandone el "victimismo" y "complete su recorrido de integración en democracia con todas las consecuencias".

El portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, se ha referido principalmente a la "contradicción" que supone que Otegi esté en prisión y se legalice Sortu y, tras precisar que la excarcelación o no del dirigente abertzale está en manos de la justicia, ha reconocido que existe una "opinión mayoritaria de la sociedad vasca" que defiende su salida de la cárcel.

El portavoz del PNV en el Parlamento Vasco, Joseba Egibar, ha asegurado que es "absurdo" que Otegi y el resto de condenados por el caso Bateragune sigan en la cárcel, porque "difícilmente" se puede sostener que sigan encarceladas las personas que estaban impulsando una línea política y estratégica de desaparición de la violencia de ETA.

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha opinado que Sortu "será legal pero no demócrata porque tiene 900 asesinatos detrás y ha sido incapaz de pedir a ETA que desaparezca".

Los partidos que forman parte de Amaiur, como Aralar y EA, han reclamado que salgan de prisión las personas encarceladas "por hacer política" y han opinado que con la legalización de Sortu "sólo están tristes" los que "prefieren el conflicto".