Aguilar cifra en 30 millones daños de ruptura del acuerdo pesquero con Rabat

Gobierno y sector piden compensaciones por el final del acuerdo

internacional

| 15.12.2011 - 12:20 h
REDACCIÓN
Más sobre: pescaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, cifra en más de 30 millones de euros las pérdidas ocasionadas por la ruptura del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos y consideró que la Unión Europea debería asumir la compensación a los barcos y pescadores afectados.

Aguilar explicó en rueda de prensa que esa cantidad es una "cuantificación preliminar" por los daños derivados de dos meses y medio que quedaban de prórroga del acuerdo pesquero y en los que los buques no podrán faenar.

Aguilar subrayó que debería ser la UE quien asumiera íntegramente la compensación de esos daños y confió en que el trabajo comunitario para "dar respuesta" a la situación sea "pronto y rápido".

La ministra indicó que del acuerdo dependen 600 puestos de trabajo directos y muchos otros indirectos, y destacó la importancia que tiene para algunas localidades andaluzas como Barbate, donde la actividad pesquera ligada a ese pacto es "esencial".

"Hemos dicho que la UE tiene que resarcir los daños que se están ocasionando a los armadores y tripulantes y los daños colaterales causados que, en una evaluación inicial, muy preliminar (...) va a superar los 30 millones de euros", dijo Aguilar.

Por otra parte, la ministra dijo hoy ante el Consejo que "es urgente e inmediato que ya se inicien los trámites correspondientes para que haya un nuevo mandato de negociación con Marruecos y se busque con prontitud, eficacia y eficiencia un nuevo acuerdo, sobre bases nuevas, que permita estabilidad y seguridad".

En la reunión de hoy, Francia, Portugal, Lituania y Letonia respaldaron la posición de España, explicó Aguilar.

Sobre las compensaciones a la flota afectada, la ministra trasladó a la comisaria que los Estados miembros no tienen "ninguna responsabilidad individualmente" y que "tiene que ser la UE la que responda ante esta situación".

Por ello se ha pedido una "acción específica" y se le ha pedido a la CE que "ponga en marcha" la disposición que ha mostrado para dar una respuesta, explicó.

"Que no nos mire a los distintos Estados miembros para que tengamos que aportar dinero, que no hemos sido nosotros quienes hemos causado esta situación", añadió.

GOBIERNO Y SECTOR PIDEN COMPENSACIONES POR EL FINAL DEL ACUERDO CON MARRUECOS

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino en funciones, Rosa Aguilar, los gobiernos de Andalucía y Canarias, y los armadores han pedido a la Unión Europea (UE) compensaciones por los daños que supone para la flota española el final del acuerdo pesquero con Marruecos.

Los pescadores de las zonas más afectadas -Andalucía y Canarias- han expresado su indignación por el final del convenio y la consiguiente pérdida de empleo, mientras en Marruecos los barcos europeos han zarpado en las últimas horas de los caladeros.

El acuerdo ofrecía 119 licencias para la flota comunitaria, un centenar para la flota española, que en la práctica estaba utilizando cerca de 70 permisos (43 andaluces y 26 canarios).

Fuentes comunitarias en Rabat han asegurado hoy que 56 barcos europeos (51 de ellos españoles) han procedido a retirarse del caladero "sin incidentes".

Aguilar ha reclamado en Bruselas, durante el Consejo de Ministros de Pesca comunitarios, que la Comisión Europea (CE) resarza a la flota española de los daños causados por la suspensión del acuerdo, que se aplica porque la Eurocámara vetó ayer una prórroga hasta febrero de 2012.

El Parlamento Europeo alegó que el compromiso era ilegal y no respetaba los derechos de las poblaciones saharauis.

La ministra Aguilar ha pedido "cuanto antes" un mandato para negociar un nuevo acuerdo con Marruecos que permita la vuelta de la flota al caladero.

Por su parte, la comisaria europea de Pesca, María Damanaki, ha señalado que estudia las vías legales para dar respuesta a esas peticiones.

El secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat, ha solicitado a Bruselas que otorgue las dotaciones que prevé el Fondo Europeo de la Pesca cuando no se renueva un acuerdo, aunque en declaraciones a Efe, ha afirmado que lo importante es impulsar cuanto antes un nuevo convenio con Rabat.

En Sevilla, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y el PP andaluz han acordado luchar en las instancias europeas por el sector pesquero, según ha transcendido en la sesión de control del Parlamento andaluz, que hará una declaración institucional acerca del fin del pacto.

En Las Palmas, el Gobierno canario ha pedido a la UE que compense a los pescadores que no podrán seguir faenando en aguas de Marruecos o que les posibilite faenar en caladeros próximos.

Según el presidente de Canarias, Paulino Rivero (CC), su Ejecutivo espera que los ministros de Pesca europeos lleguen hoy a un acuerdo sobre el convenio, porque el cierre de ese caladero perjudica "al 100 por cien" a la flota canaria.

Rivero ha recordado que, en estos momentos, 26 pesqueros canarios faenan en las aguas reguladas por este acuerdo.

En puertos como los de Barbate (Cádiz) o Las Palmas, los pescadores han manifestado su decepción y su sorpresa por el cese del acuerdo, así como la incertidumbre por su pérdida de empleo.

En Barbate, llevará a 800 pescadores al paro, en una población que tiene uno de los mayores índices de desempleo.

El presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de la provincia de Las Palmas, Gabriel Jiménez, ha calculado que unos 380 tripulantes pueden quedar sin trabajo.

Sin embargo, es difícil estimar con exactitud las pérdidas económicas para la flota española por el abandono del caladero marroquí, pues hay distintos datos entre las Administraciones y el sector sobre el alcance del abandono del caladero marroquí.