Una falsa alarma obliga a desalojar la Sagrada Familia de Barcelona

Los Mossos d'Esquadra informan que se trataría de una falsa alarma

Operación antiterrorista en el entorno de la Sagrada Familia

nacional

| 12.09.2017 - 19:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una falsa alarma ha obligado a desalojar la noche de este martes la Sagrada Familia de Barcelona y su entorno, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Los Mossos habían activado los Tedax (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos) para inspeccionar una furgoneta blanca estacionada en el entorno del templo.

Los equipos TEDAX de los Mossos d'Esquadra hicieron las comprobaciones oportunas en una furgoneta estacionada en el entorno de la Sagrada Familia de Barcelona, mientras mantenían acordonada la zona en el marco de un operativo antiterrorista.

La policía catalana ha desalojado tanto la Sagrada Familia como los comercios cercanos "para garantizar el trabajo policial" y según informan no se ha producido ninguna detención.

La policía autonómica ha cortado las calles Provença, Roselló y Sardenya y además, en la calle Mallorca no se podía circular en el tramo que cruza Sagrada Familia y en algunas zonas tan solo se deja acceder a los vecinos que viven allí.

Muchas personas preguntaban a los policías apostados en las calles qué sucedía, mientras en la zona reina la tranquilidad en medio de la curiosidad de vecinos y viandantes.

Además, las líneas 2 y 5 del Metro de Barcelona no se detenían en la estación de Sagrada Familia.

A causa de la actuación policial, las terrazas y comercios de la zona, muy frecuentada por turistas, han quedado desiertas.

Se da la circunstancia de que, a lo largo de todo el día de hoy, se han producido retenciones y largas colas en la C-33 a causa de un control antiterrorista de los Mossos d'Esquadra.

Sin embargo, los controles no formaban parte de ningún dispositivo especial, sino de los operativos previstos en el nivel 4 de alerta terrorista, según fuentes próximas al despliegue policial.