Un 68,32% de los catalanes vota hasta las 18.00 horas, 5,2 puntos más que en 2015

Los 2.680 colegios electorales catalanes funcionan sin "incidencias remarcables" y con colas para votar

La participación se ha incrementado en todas las circunscripciones

5,5 millones de catalanes están llamados a votar

nacional

| 21.12.2017 - Actualizado: 20:54 h
REDACCIÓN

Un 68,32% de los catalanes llamados a las urnas este jueves ha votado hasta las 18 horas, lo que supone 5,2 puntos más que en el segundo avance de participación de las elecciones catalanas celebradas el 27 de septiembre de 2015, cuando a la misma hora había votado el 63,12% del censo. Así lo ha informado el secretario técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver, desde el centro de difusión de datos instalado en Fira Barcelona.

La participación en una jornada electoral, prácticamente sin incidentes, se ha incrementado en las cuatro circunscripciones, especialmente en Lleida (+5,57 puntos respecto a 2015), Barcelona (+5,45 puntos), Tarragona (+5,57 puntos). Girona ha sido la circunscripción donde, pese a incrementarse respecto a 2015, este incremento es menor, ya que supera en 3,13 puntos la registrada a la misma hora en septiembre de 2015.

En Barcelona capital ha votado ya el 69,07% de los votantes frente al 62,6% de 2015.

La participación en las elecciones catalanas se habría incrementado, ya que a las 13:00 horas era del 34,62 por ciento del censo, lo que suponía un descenso del 0,48 por ciento con respecto a las anteriores autonómicas del 27 de septiembre de 2015, auqnue estas se celebraron en domingo.

A las 20,00 horas está previsto el cierre de los colegios electorales y el posterior escrutinio de los votos.

Un total de 5.554.394 catalanes están llamados a votar en las elecciones de este jueves para elegir a los 135 diputados del Parlament de entre un total de 38 candidaturas.

Un total de 2.680 colegios electorales han abierto sus puertas a las 09:00 horas para que puedan votar en las elecciones al Parlament de Cataluña que se celebran hoy.

Los colegios electorales, algunos de los cuales registraban colas de votantes, permanecerán abiertos hasta las 20:00 horas. Están repartidos en 947 municipios de toda Cataluña, y cuentan con un total de 8.27 mesas, 5.855 de ellas en la provincia de Barcelona, 825 en Girona, 534 en Lleida y 1.003 en Tarragona.

DATOS OFICIALES

Los colegios electorales catalanes han abierto a las 9.00 horas sin "incidencias remarcables", habiéndose constituido ya las 8.247 mesas que hay en toda Cataluña, según ha informado el secretario técnico del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver. Puigserver ha indicado que la primera información de la que dispone indica que "no ha habido incidencias remarcables en ningún local electoral en todo el territorio", donde hay 2.680 colegios electorales en 947 municipios.

En todo caso, ha reconocido que, como es habitual en otros comicios, en algunas mesas se han registrado retrasos a la hora de su constitución "por falta de papeletas o porque algunos de los miembros de las mesas han llegado tarde". Sobre el hecho de que haya colas desde primera hora de la mañana y de que por parte de algunos votantes existe la percepción de que las votaciones son más lentas que en otras ocasiones, ha aseverado que habitualmente los comicios son en domingo y hoy es un día laborable y algunos electores "deben justificarse por haber comparecido en el colegio, lo que es posible produzca algún retraso porque hay que extender justificantes".

El censo en estas elecciones, que tienen un carácter excepcional ya que son las primeras convocadas por el Estado en aplicación del artículo 155 de la Constitución tras el cese del Govern por la declaración unilateral de independencia, representa un 0,79 por ciento más que en los anteriores comicios autonómicos del 27 de septiembre de 2015.

En este punto, ha señalado que los justificantes dependen del presidente de la mesa electoral y "no puede ser un impreso que alguien pueda rellenar en su casa".

Preguntado sobre qué puede ocurrir si un votante muestra el lazo amarillo en alguna prenda de ropa, ha recordado que el único pronunciamiento existente es de la Junta Electoral, hace unas semanas, con respecto a los miembros de la mesa, y consideró que ellos no deberían mostrarlo porque podría se contrario a la ley por una cuestión de propaganda electoral.

CINCO MILLONES Y MEDIO DE CATALANES LLAMADOS A LAS URNAS

Un total de 5.554.394 catalanes están llamados a votar en las elecciones de este jueves para elegir a los 135 diputados del Parlamento catalán, 85 en Barcelona, 17 en Girona, 15 en Lleida y 18 de Tarragona. de entre un total de 38 candidaturas, según datos de la Generalitat ofrecidos por la Delegación del Gobierno en Cataluña.

Se trata de un 0,79% más de personas de las que votaron en las elecciones del 27 de septiembre de 2015, y, del total del censo, 5.328.013 personas residen en Cataluña y 226.381 lo hacen en el extranjero y tienen derecho a voto.

Ha crecido el número de personas que han votado desde el extranjero hasta llegar a las 39.521, un 85,5% más que en 2015, mientras que baja el número de ciudadanos que han optado por votar por correo: 78.876 personas, un 26,5 menos.

Habrá 2.680 locales electorales y 8.247 mesas distribuidas por los 947 municipios de Cataluña: abrirán a las 9 horas y las mesas se distribuirán en 5.885 en Barcelona, 825 en Girona, 534 en Lleida y 1.003 en Tarragona.

Según el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, se gestionará la jornada "con todas las garantías" por un equipo de 24.741 personas entre presidentes y vocales de mesa, y además habrá 49.482 suplentes, 3.889 representantes de la administración y también los apoderados e interventores de los partidos.

Se trata de unas elecciones en las que podrán votar 136.444 personas por primera vez al haber alcanzado la mayoría de edad.

PRINCIPAL NOVEDAD

La principal novedad de la jornada electoral es que el encargado de ofrecer los datos de participación no será la Conselleria de Gobernación, ya que fue cesada por el Gobierno, sino que lo hará el secretario general técnico del Ministerio de Interior, Juan Antonio Puigserver.

Comparecerá al menos tres veces desde el Pabellón 8 de la Fira de Barcelona en L'Hospitalet y al final del día se prevé una última comparecencia a la que también se sumará el delegado del Gobierno.

RECUENTOS PARALELOS

La ANC, la CUP, los Comitès de Defensa de la República (CDRs) y ERC explicaron semanas atrás que desplegarían una red de apoderados por los colegios electorales para seguir de cerca el escrutinio y hacer un 'recuento paralelo'.

Según Millo, es legal que los apoderados debidamente acreditados estén presentes en el escrutinio, pero "solo hay un recuento válido y es el que hace la Generalitat". Los ciudadanos podrán seguir las elecciones desde la aplicación 'eleccions21d', que sigue tiempo real datos de participación y resultados y también en la web 'resultats.parlament2017.cat'.

Millo ha previsto más participación que hace dos años, por lo que avisa de que el escrutinio también podría durar más que entonces. Como novedad, en estas elecciones se publicarán escrutinios detallados de cada mesa electoral con las correspondientes actas, precisamente para potenciar la transparencia y diluir dudas sobre el recuento.

Millo ha advertido de que ni los miembros de las mesas electorales ni interventores ni apoderados pueden llevar simbología partidista para no quebrar "la necesaria neutralidad" de la jornada electoral, en alusión a la posible presencia de lazos amarillas para reivindicar la liberación de los presos soberanistas.

DISPOSITIVO DE SEGURIDAD

Más de 17.000 agentes de Mossos d'Esquadra, Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local conformarán el dispositivo de seguridad pública, una cifra superior a otros comicios anteriores.

El refuerzo de agentes se ha hecho específicamente en el cuerpo de Mossos, mientras que las dotaciones serán las mismas en el caso de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

Un total de 12.321 agentes de los Mossos se encargarán de la seguridad del dispositivo electoral en los colegios en coordinación con 1.834 policías locales.

Se sumarán agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, que se encargarán de la custodia de los edificios públicos propiedad del Estado y de las infraestructuras críticas estatales, y el dispositivo se reforzará con 104 agentes de seguridad privada.