Los 'indignados' insultan, acosan y zarandean a los diputados a la entrada del Parlamento catalán | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Los 'indignados' insultan, acosan y zarandean a los diputados a la entrada del Parlamento catalán

Los diputados abandonan el Parlament evitando a la enfurecida turba

Helicópteros de los Mossos tienen que trasladar a Mas y a varios diputados al Parlamento

El Parlament rechaza agresiones y proclama que nadie puede parar su actividad

nacional

| 15.06.2011 - Actualizado: 22:35 h
REDACCIÓN

Los diputados catalanes y los miembros del gobierno catalán han salido al final de la tarde del Parlament, al término del pleno, evitando a algunos grupos de autodenominados 'indignados' que se concentraban en las puertas de acceso al parque de la Ciutadella y custodiados por un amplio dispositivo policial. Al término de una jornada marcada por la acción violenta de los indignados que trataron de impedirles en la mañana el acceso a la sede, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y los miembros del gobierno catalán abandonaron el parque de la Ciutadella en sus coches oficiales por la salida del parque que da a la estación de Francia.

El grueso de los diputados, sin embargo, abandonó a pie el parque de la Ciutadella, donde se encuentra el Parlament, por la salida principal del paseo Pujades, donde los Mossos d'Esquadra han montado un férreo dispositivo y han cortado la calle para alejar a los alrededor de doscientos indignados allí concentrados de los parlamentarios que salían del hemiciclo.

Una vez en el exterior del parque, los diputados de los diferentes grupos parlamentarios se han ido dispersando para buscar sus vehículos particulares y un grupo de ellos que residen fuera de Barcelona han sido acompañados por agentes de los Mossos hasta el hotel en el que pernoctarán para asistir mañana a la segunda sesión del pleno.

El departamento de Interior había propuesto previamente a los diputados abandonar el parque de manera ordenada en furgonetas policiales, el mismo medio en el que habían entrado algunos de ellos a primeras horas de la mañana ante la actitud violenta de los indignados.

Según fuentes de los grupos parlamentarios consultadas por Efe, finalmente se descartó esta alternativa al considerar que no era necesaria debido a la dispersión de muchos de los indignados y que el dispositivo policial había cortado la calle para alejar a los que todavía se hallaban en las inmediaciones.

SEIS DETENIDOS

Los Mossos d'Esquadra han practicado seis detenciones a raíz de los disturbios, todas ellas de nacionalidad española, por los delitos de desobediencia a la autoridad y resistencia a la autoridad.. El conseller de Interior, Felip Puig, no ha querido realizar declaraciones hasta que se recupere la normalidad, pero su departamento ha emitido un balance de los sucesos de hoy, en el que un dispositivo de la policía de la Generalitat, con 550 efectivos, ha permitido finalmente que esta mañana se celebrase el pleno del Parlamento catalán.

Por otra parte, en el transcurso del dispositivo 14 mossos han resultado heridos de carácter leve. A esta hora, y desde las 19 horas, los Mossos d'Esquadra ya han retirado los objetos y candados que los concentrados han colocado en las inmediaciones del parque de la Ciutadella para bloquear las puertas de acceso al mismo.

LLEGARON EN HELICÓPTERO

En la mañana, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y algunos diputados y consellers se vieron obligados a utilizar helicópteros o furgonetas policiales para acceder al recinto ante la protesta de los cientos de indignados.

El diputado de CiU David Bonvehí, cuya discapacidad física le obliga a ir en silla de ruedas, ha salido del parque de la Ciutadella en un coche de los Mossos d'Esquadra con el que ha llegado a la calle Buenaventura Muñoz, donde se encontraba aparcado su vehículo particular.

Los indignados que esta tarde habían abandonado las inmediaciones del parque y se habían dirigido a la plaza de Sant Jaume, donde se encuentran la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona para seguir su protesta, volvieron después para sumarse a otros que habían permanecido en los alrededores.

Varios centenares de indignados han decidido trasladar su protesta hasta la comisaría de Les Corts, donde sospechan que se encuentran las cuatro personas que los Mossos d'Esquadra han detenido durante los incidentes de la tarde.

Aunque un grupo reducido se ha quedado en Ciutadella recriminado una patrulla policial que custodia la zona, la mayoría de ellos han emprendido su marcha andando para llegar hasta la comisaría de Les Corts donde protestarán por las detenciones de sus compañeros y pedirán su liberación.