150.000 firmas para que sus hijos no vuelvan con padres maltratadores

nacional

| 31.01.2017 - 16:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Dos víctimas de violencia machista, Juana Rivas y Vanessa Skewes, han entregado hoy al Ministerio de Justicia más de 150.000 firmas que han recogido a través de la plataforma Change.org para evitar que sus hijos menores de edad vuelvan con sus padres maltratadores. Las dos mujeres, cuyos hijos presenciaron el maltrato a que las sometieron sus exparejas, han depositado las firmas en el Registro de la Oficina Central de Atención al Ciudadano acompañadas por el alcalde de Maracena (Granada), Noel López, y la directora de Igualdad de este ayuntamiento, Paqui Granados.

De este municipio granadino es vecina Juana Rivas, de 35 años, quien en mayo de 2016 tuvo que escapar de la isla italiana de Carloforte en la que vivía con su expareja y padre de sus dos hijos, de 2 y 10 años.

Rivas ha explicado que estaba sometida a una situación de violencia física y psicológica "insostenible" y que su agresor fue condenado mediante sentencia firme por maltrato.

Haciendo uso de un procedimiento jurídico internacional extraordinario -el Convenio de La Haya sobre sustracción internacional de menores-, su expareja quiere que los niños vuelvan a la isla italiana donde, asegura la madre, han sufrido maltrato durante casi tres años. "Siento que se nos trata de delincuentes cuando somos unas madres que intentan proteger a sus hijos. Necesitamos el apoyo de la justicia española para proteger a estos niños", ha subrayado Rivas.

Tanto es así que el Ayuntamiento de Maracena ya ha aprobado una moción en la que se insta al Ministerio de Justicia y a la Comisión de Justicia del Congreso a elaborar un protocolo específico en los supuestos de sustracción internacional de menores cuando concurre una situación de violencia de género.

Por su parte, la chilena Vanessa Skewes, de 30 años y madre de dos niños de 7 y 9 años, pudo escapar hace dos años de la situación de "violencia extrema" en la que vivía para viajar a España.

El padre de los pequeños, alcohólico y drogadicto, la golpeó en numerosas ocasiones, llegó a fracturarle la nariz, abusó sexualmente de ella y la amenazó de muerte, ha detallado Skewes, quien ha precisado que un tribunal de Chile dictó una orden de alejamiento para ella, pero nunca para sus hijos. Ahora, acogiéndose al Convenio de La Haya, el padre de los niños pide la restitución de los menores. Además, la Audiencia Provincial de Alicante y el Tribunal Supremo han fallado a favor del padre y está a la espera de una resolución del Tribunal Constitucional, al que Skewes ha pedido que se escuche a sus hijos y tenga en cuenta un informe psicológico hecho en España que pone de manifiesto el "daño" que han sufrido los menores.

El regidor de Maracena, Noel López, ha pedido "una solución definitiva" para que quede claro que "un maltratador no es un buen padre", mediante un protocolo específico de actuación en los supuestos de sustracción internacional de menores cuando concurren situaciones de violencia machista.

Por su parte, la directora de Igualdad de este ayuntamiento ha exigido el cumplimiento de los derechos fundamentales de las madres y de los niños en el marco jurídico español e internacional.

Ambos casos se plantean como asuntos de sustracción internacional de menores, cuando en realidad tratan de la protección de víctimas de violencia de género, ha sostenido la directora de Igualdad.