¿Gobierno de coalición o gobierno 'de abstención'?

Rajoy intentará negociar la abstención del PSOE porque 'no queda otra'

César Luen: "El PSOE va a votar 'no' a la investidura de Rajoy"

Rivera: "España no puede permitirse ser un país caótico" y gobernar con 11 partidos "es inviable"

nacional

| 21.12.2015 - 13:44 h
REDACCIÓN

Mariano Rajoy quiere formar Gobierno y lo va a intentar como partido más votado. El PP ha ganado las elecciones, pero se queda muy lejos de la mayoría absoluta. En el balcón de la sede del PP, arropado por su mujer y por la plana mayor del partido, el presidente y candidato, hizo gestos en favor del diálogo.

La única opción de un pacto que garantice la mayoría absoluta sería con el PSOE, que rechazaba en campaña esa posibilidad. Lo que le queda al PP es intentar negociar la abstención de los socialistas y de Ciudadanos. El 13 de enero se debe constituir el Congreso. Si no hay presidente, dos meses después de la primera votación de investidura, se convocarían nuevas elecciones.

El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, intentará negociar la abstención del PSOE, además de la de Ciudadanos, para poder seguir gobernando porque considera que "no queda otra".

Así lo confirmaron fuentes de la dirección nacional del PP y del Gobierno que subrayan que ésta es la principal conclusión que anoche salió del despacho de Rajoy en la sede nacional del partido nada más conocerse los resultados de las elecciones del 20 de diciembre.

Los populares, que obtuvieron 123 diputados en la urnas, creen que la mejor opción para que Rajoy siga en La Moncloa es intentar negociar la abstención del PSOE, que logró 90 escaños. De ese modo, junto a la ya anunciada abstencion de Ciudadanos, Rajoy podría ser reelegido presidente en una segunda votación de investidura y poder, así, garantizar la gobernabilidad y estabilidad del país.

Este planteamiento se produjo en Génova después de que la opción que se veía más probable, sobre todo en la precampaña, la posible suma con Ciudadanos, se quedara lejos de la mayoría absoluta (176). El partido de Albert Rivera consiguió finalmente 40 representantes en el Congreso de los Diputados, frente a los 50-60 que le otorgaban muchas encuestas.

GRAN COALICIÓN O ABSTENCIÓN DEL PSOE Y CIUDADANOS

Ante este escenario, las fuentes consultadas subrayan que "no queda otra" que negociar con el PSOE. El propio vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Fernando Martínez-Maíllo, no descartó este lunes en una entrevista en TVE una gran coalición a la alemana entre los que siguen siendo los dos grandes partidos políticos del país.

"Es una muy buena pregunta para Pedro Sánchez", dijo en referencia al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para subrayar que "él tiene una responsabilidad como segunda fuerza". Sin embargo, en Génova reconocen que es muy difícil. Máaxime, tras escuchar al secretario de Organización del PSOE, César Luena, que ya anunció este lunes que los socialistas votarán en contra la investidura de Mariano Rajoy.

En la misma línea el número cinco de la lista del PSOE por Madrid, Rafael Simancas, ha subrayado que su partido no va a apoyar al candidato 'popular', Mariano Rajoy, para que sea investido presidente del Gobierno. "No vamos a apoyar a Rajoy por activa o por pasiva", ha dicho.

En la sede socialista de Ferraz insisten en que su partido no apoyará una investidura de Rajoy porque los españoles les han votado para "echar al PP" de La Moncloa. "Han votado cambio", subrayan desde el entorno de Pedro Sánchez.

LA COALICIÓN DE IZQUIERDAS

Los populares abogan por dar "certidumbre" al país con un Ejecutivo estable y, al mismo tiempo, quieren evitar a toda costa un gobierno de izquierdas a la portuguesa en el que tenga un peso significativo Podemos con sus 69 diputados y del que formen parte, además, otros partidos nacionalistas teniendo en cuenta que el PSOE sumaría 159 diputados con la formación de Pablo Iglesias y se quedarían a 17 de la mayoría abosoluta.

Eso requeríría el apoyo de los soberanistas catalanes de ERC (9) y Democracia i Libertat, la antigua Convergencia (8). Esa coalición alcanzaría los 176 diputados y la mayoría absoluta en la Cámara, aunque parece improbable el encaje de PSOE e independentistas catalanes.

Luena el dirigente del PSOE no quiso aventurar posibles pactos de gobierno del PSOE con otras formaciones, pero, preguntado por la posibilidad de que lo haga con otros partidos que apuestan por la independencia de Cataluña (ERC) o por hacer un referéndum en Cataluña (Podemos), quiso aclarar, al margen de cualquier otra cuestión, que para los socialistas es "indiscutible" que la soberanía nacional reside en el pueblo español.

UNA POSIBILIDAD MUY REMOTA: PSOE, CIUDADANOS Y PODEMOS

Otra posibilidad matemáticamente posible, aunque políticamente muy improbable sería un gobierno de coalición PSOE-Podemos-Ciudadanos. Sobre papel sumarían 199 escaños, mayoría absoluta, pero sería lo que Albert Rivera denominó en campaña "una colición de perdedores".

Esta misma mañana, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, instó al PSOE a que "aclare cuanto antes" si va a dejar gobernar al PP o a intentar formar gobierno, pero sobre esta segunda posibilidad le advirtió de que "España no puede permitirse ser un país caótico", y gobernar con 11 partidos "es inviable".

"Pido al PSOE que mueva ficha y lo aclare cuanto antes", requirió, al tiempo que recordó que Ciudadanos ya dejó claro que, antes que repetir elecciones, prefería abstenerse en la investidura de Rajoy para no bloquear la gobernabilidad.

LAS ABSTENCIONES EN LA INVESTIDURA SERÁN DECISIVAS

Si un gobierno de coalición se plantea inviable, habrá que negociar 'acuerdos de abstención' que permitan investir un presidente con más votos afirmativos que negativos, lo que implica negociar las abstenciones de las fuerzas parlamentarias. La ley señala que el 13 de enero se debe constituir el nuevo Congreso. Si no hay presidente, dos meses después de la primera votación de investidura, se convocarían nuevas elecciones generales.

Una primera opción sería una coalición PSOE - Podemos- IU. Sumaría a favor 161 votos y requeriría el voto favorable de los nacionalistas catalanes o vascos. La suma de a suma de PP y Ciudadanos alcanzaría 163 votos. Ambas parecen inviables.

l secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha considerado hoy difícil que se pueda llegar a acuerdos con Podemos a la vista de sus "primeras andanadas" en favor de un estado plurinacional que pondría en riesgo la unidad de España. A su juicio, "las primeras andanadas de Podemos" tras conocerse el resultado electoral "dejan mucho que desear en cuanto al deseo de un consenso a nivel territorial".

"Las declaraciones del líder de Podemos (Pablo Iglesias) hablando de un estado plurinacional y donde se adquiría un liderazgo en relación no solo a Cataluña, sino a Navarra y el País Vasco, nos dejó bastante preocupados en Andalucía", ha subrayado el dirigente socialista.