La nieve atravesará la Península la madrugada del viernes

La ola de frío atraviesa toda la Penísnsula

La nieve atravesará la Península durante la madrugada y la mañana del viernes y las temperaturas casi primaverales acompañadas de lluvias se instalarán a partir del domingo después de las fuertes heladas que se esperan el sábado, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, a lo largo de la tarde del jueves y la madrugada del viernes, una vaguada de aire frío atravesará la Península del noroeste al sureste con "mucha rapidez", de modo que este viernes por la tarde habrá salido al Mediterráneo.

"Cuando nos levantemos este viernes, seguramente ya habrá dejado de nevar en Madrid, porque la borrasca pasará muy rápidamente, por lo que el intervalo de nieve será de unas cuatro horas en la próxima madrugada (entre la 1.00 horas y las 5.00 aproximadamente)", ha señalado.

Así, se esperan precipitaciones que serán, "en su mayoría", en forma de nieve en cotas "muy bajas", de 200 a 500 metros en el norte peninsular, de 500 a 700 metros en el centro y sur y de 800 a 1.000 en el sur. En este contexto, ha dicho que la "mayor parte" de las zonas del centro peninsular se encuentran dentro de la altura donde se esperan nieves, por lo que las precipitaciones de este tipo afectarán a la mayor parte del interior peninsular, donde se podrán acumular entre 3 y 5 centímetros de espesor.

Además, Rivera ha añadido que esto llevará aparejado un descenso de las temperaturas que será más acusado en las máximas y menos en las mínimas, porque habrá viento, pero después del paso de este frente, ya desde el viernes comenzará a salir el sol "a ratos", por lo que se notará bastante frío al amainar el viento, aunque con cielos despejados en casi todo el interior peninsular, salvo en el tercio norte.

El portavoz de la AEMET ha apuntado asimismo que el fenómeno "más importante será la caída de los termómetros entre el viernes y el sábado porque el viento se encalma", por lo que se registrarán "las mayores heladas de toda la semana", con valores de 9 a 11 grados bajo cero y serán muy normales termómetros con -4 o -5 grados centígrados en el interior. "La madrugada del sábado va a ser muy fría", ha apostillado.

Rivera ha agregado que este sábado empezará a influir en la Península una masa de aire subtropical y las temperaturas máximas del sábado comenzarán a suavizarse y así se abre una senda para la remontada del mercurio, de modo que entre la máxima del sábado y la máximas del lunes podrían subir unos 7 grados centígrados la temperatura, es decir una subida "notable".

Estas temperaturas "casi primaverales" elevarán los termómetros a los 12 o 14 grados en el norte peninsular; se podrían superar los 10 grados centígrados en el centro peninsular; en el sur se esperan entre 15 y 17 grados y en algunas zonas del sureste peninsular se alcanzarán hasta 22 grados centígrados.

En todo caso, ha indicado que las lluvias más importantes se producirán en Galicia y el sur de Andalucía y que la próxima semana se prevé un ambiente "húmedo pero templado" ya que los termómetros estarán por encima de los valores normales para esta época de diciembre.

El portavoz de la AEMET ha expresado que más allá del puente de la Constitución y de la Inmaculada hay una posibilidad "baja o media" de que vuelvan a bajar las temperaturas, "aunque este dato aún está por confirmar".

Finalmente, ha señalado que, a fecha de 1 de diciembre, la precipitación media real alcanza los 159,6 litros por metro cuadrado, cuando la media normal a estas alturas del año hidrológico (1 de octubre de 2010 a 30 de septiembre de 2011) son 144 litros por metro cuadrado, es decir que ha llovido un 10 por ciento más de lo normal para este periodo.