Dos muertos y dos heridos al arder un edificio abandonado en Santurce

Incendio Santurce

Las dos personas que han resultado heridas -en el incendio registrado este lunes en un edificio abandonado de Santurce (Vizcaya) y que es frecuentado por indigentes- son dos jóvenes de 18 y 22 años, que se encuentran muy graves, ha informado la Ertzaintza y el Hospital de Cruces, donde están ingresados.

En este mismo suceso han fallecido otras dos personas, aún sin identificar y cuyos cadáveres se encuentran todavía en el lugar de los hechos. El hospital de Cruces ha indicado que uno de los heridos está ingresado en la Unidad de Grandes Quemados y el otro en la Unidad de Cuidados Intensivos, debido a la inhalación de humos.

El fuego se ha desatado sobre las seis de la mañana en una vivienda situada encima del antiguo restaurante Lucas, ubicado en la Avenida Iparraguirre 69, en un inmueble que está abandonado y que es frecuentado por indigentes. Tras el aviso, policías, sanitarios y dotaciones de bomberos de la Diputación Foral de Vizcaya se han trasladado al lugar y han encontrado a las dos personas ya muertas, según ha informado el organismo foral.

Esta misma fuente ha señalado que el incendio ya está controlado y que ha dejado el edificio en muy mal estado. La Ertzaintza ha abierto una investigación para esclarecer las causas del incendio.

LOS DOS FALLECIDOS Y LOS DOS HERIDOS, JÓVENES DE NACIONALIDAD EXTRANJERA

El alcalde de Santurtzi, Ricardo Ituarte, ha explicado que los dos fallecidos y los dos heridos en el incendio de un edificio abandonado este lunes son jóvenes de nacionalidad extranjera. Según ha indicado, la policía había realizado, en los últimos meses, una veintena de actuaciones en la zona, lo que llevó al Ayuntamiento a instar a su propietario a derribar el edificio y desalojar a sus ocupantes.

En declaraciones a los medios de comunicación, el máximo edil ha indicado que la Policía Municipal ha sido alertada sobre las seis de la mañana de la existencia de un incendio en el edificio del antiguo restaurante Lucas, ubicado en la calle Iparragirre, por lo que se han desplazado hasta allí "inmediatamente".

Según ha relatado, los policías han intentado entrar, guiados por una de las cuatro personas que supuestamente ocupaban el edificio hasta donde se encontraba el resto, momento en el que se ha producido "una combustión fuerte". No obstante, ha añadido, "aun así, jugándose la vida, han conseguido sacar a uno de los tres ocupantes", que ha sido trasladado junto al otro hombre al hospital de Cruces para ser atendido de sus heridas de pronóstico grave y reservado, en función del parte médico.

Las otras dos personas no han podido ser rescatados con vida. Los cuatro, según ha indicado Ituarte, son jóvenes de nacionalidad extranjera, "de entre 20 y 25 años", con "una historia que conocíamos los vecinos y el Ayuntamiento".

En este sentido, ha precisado que "ha habido más de 20 intervenciones de la policía en este inmueble", en los últimos meses, que llevaron al Ayuntamiento a requerir al propietario para que "derribara el edificio y desalojara a los ocupantes".

En esta línea, ha insistido en que "es extraordinariamente importante que, de la misma forma que el Ayuntamiento es el responsable de tomar las medidas en los bienes de dominio público, los propietarios sean conscientes de que ellos son los responsables de tomar estas medidas y máxime cuando el Ayuntamiento ha sido el que lo ha requerido".

"Es que es extraordinariamente importante que se actúe con diligencia en estos casos", ha subrayado Ituarte, que ha precisado que "naturalmente no queremos establecer una relación causa-efecto entre la inactividad y lo que ha ocurrido".

Por otro lado, los vecinos de la zona han explicado han asistido "nerviosos" al incendio, que han calificado de "muy grande" e "intenso", y han lamentado lo sucedido, indicando que "nunca pensaba que iba a pasar esto".