Más de un millón de personas salen a la calle en Barcelona por la convivencia

Cientos de miles de personas se manifiestan en el centro de Barcelona, más de un millón según la organización, en contra de la declaración de independencia realizada por el Parlament y a favor de la unidad de España bajo el lema "Todos somos Cataluña", una protesta a la que han acudido los máximos responsables políticos del PPC, Ciudadanos y el PSC.

El vicepresidente de Societat Civil Catalana (SCC), Àlex Ramos, ha apelado hoy a la "convivencia y el 'seny' (sensatez)" para reconducir "este trance", en relación a la declaración de independencia del Parlament y la intervención de la autonomía catalana, y pasar "a la convivencia y la reconciliación". "Tenemos que reconciliarnos. Unos catalanes no tienen que ganar a otros", ha sentenciado.

En declaraciones en la manifestación convocada por SCC en Barcelona, Ramos ha subrayado que "todos somos Cataluña" y, por tanto, todos deben "expresarse en las calles", y ha agregado que a partir de hoy comienza una "etapa para construir una relación de manera constructiva".

"Hemos superado la fase del 'procés'", ha señalado Ramos, quien cree que este proceso soberanista ha llevado a Cataluña "al precipicio" y al "choque".

Y ahora toca que "a nivel institucional que se tomen decisiones", que ya se refrendarán -como ocurrió con la Constitución de 1978, ha apuntado-, pero que no "dividan" ni "confronten" a los catalanes como sí, en su opinión, hizo el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Ramos ha señalado en relación a la aplicación del artículo 155 en Cataluña por parte del Ejecutivo central que "cualquier Gobierno de cualquier Estado democrático lo que hace es preservar su integridad territorial".

La también vicepresidenta de SCC, Miriam Tey, ha afirmado por su lado que "estar juntos hoy es muy bonito y emocionante" y, así, "es bueno salir a la calle para celebrar que estamos juntos". "Todos somos catalanes, Cataluña somos todos", ha aseverado.

EL EXMINISTRO PIQUE PIDE RECUPERAR LA UNIDAD DE CATALUÑA, DONDE NO SOBRA NADIE

Asimismo, el exministro y exdirigente popular Josep Piqué ha pedido "recuperar la unidad" de una Cataluña en la que "no sobra nadie y todos somos necesarios", frente a un independentismo "minoritario" que ha "coartado y coaccionado a la mayoría" de catalanes y ha "pervertido" el orden constitucional.

A través de un vídeo emitido durante la manifestación en Barcelona a favor de la unidad de España, organizada por Societat Civil Catalana (SCC), el exministro de Asuntos Exteriores ha considerado que "estamos en momentos muy importantes en defensa de la democracia y la igualdad entre todos los ciudadanos".

"Pronto tendremos una gran oportunidad de expresarlo libremente y también para conseguirlo, y que el futuro de Cataluña sea nuevamente un lugar de convivencia, cohesión y respeto mutuo", ha afirmado.

El exdirigente popular ha cargado en este sentido contra el independentismo y la "imposición por parte de una minoría que nos ha coartado y coaccionado, pervirtiendo el orden constitucional".

Por su parte, la catedrática de Derecho Constitucional, Teresa Freixes, ha lanzado en su intervención desde el escenario una invitación a los partidos constitucionalistas a "ir todos juntos, con acuerdos sólidos para superar los obstáculos que el sistema electoral presenta" en las próximas elecciones del 21 de diciembre.

Porque, con el objetivo de lograr una "Cataluña inclusiva y libre de supremacismo, os necesitamos a todos los partidos -ha añadido-. A todos, hoy os quiero pedir que penséis más en las cosas que nos unen que las que nos separan, porque juntos lo podremos conseguir".

En una manifestación con presencia de líderes de PP, Ciudadanos y PSC, Freixes ha recordado a los partidos que "Cataluña os necesita para liderar la regeneración": "Las organizaciones trabajaremos con vosotras, pondremos a la ciudadanía a vuestro lado, ayudaremos a que vayan a votar. Tenemos que ganar al secesionismo en las urnas. ¿No querían votar? Pues que lo hagan el próximo 21D".

"¡Despierta, Cataluña!¡Estamos aquí para defender la libertad, la justicia, la democracia y el Estado de derecho, para defender la igualdad, la tolerancia y el pluralismo!", ha exclamado Freixes, que ha defendido el artículo 155 de la Constitución como "un instrumento para asegurar que el orden constitucional vuelva a estar vigente en esta Cataluña. Es la luz al final del túnel".

ICETA: NO ENTENDI EL DISCURSO DE PUIGDEMONT Y CREO QUE NO FUI EL UNICO

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en declaraciones a la prensa antes del comienzo de la manifestación, ha dicho que es importante que a la protesta acuda "mucha gente" y que se diga "con rotundidad" que no se acepta ni la declaración de independencia ni "la división de la sociedad catalana".

"Hay que empezar a aceptar la realidad. Hay elecciones convocadas para el 21 de diciembre", ha señalado Iceta a los dirigentes independentistas. El líder del PSC se ha mostrado "dispuesto a seguir adelante" y a "preparar" las comicios.

Esta es la primera vez que Iceta acude a una manifestación convocada por Societat Civil Catalana junto a dirigentes del PP y de Ciudadanos a favor de la unidad de España y, en esta ocasión, explícitamente contraria a la declaración de independencia del Parlament, que ha acabado con el cese del Govern por parta del Gobierno del Estado.

ALBERT RIVERA: "NO SOLO VAMOS A LLENAR LAS CALLES, SINO TAMBIEN LAS URNAS"

Asimismo, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado hoy que los catalanes que defienden las leyes democráticas, la convivencia y la unión con el resto de españoles y de Europa "no solo vamos a llenar las calles" sino también "las urnas" el próximo 21 de diciembre.

Rivera ha instado a los catalanes a votar en masa para "echar a Puigdemont y Junqueras del gobierno y poner fin a un 'proces' agotado y agotador que ha roto la sociedad catalana".

Tras asegurar que como catalán se siente orgulloso de participar en esta manifestación, ha dicho a los "catalanes no separatistas" que podrán votar y les ha instado a acudir a las urnas "masivamente" para "poner fin al nacionalismo de 35 años" y empezar una nueva etapa con un gobierno "que respete a todos los catalanes y se dé la mano con el resto de España".