Una "marea" de miles de personas se concentra en los alrededores del Congreso

Miles de personas se han concentrado esta tarde en la plaza de Neptuno, en los alrededores del Congreso de los Diputados, convocados por la plataforma 'Marea Ciudadana', para protestar contra "el golpe de Estado de los mercados" y las "brutales políticas de ajuste" y para pedir la dimisión del Gobierno.

Al grito de "Sí se puede", las cuatro marchas convocadas, que han partido a las 16.30 horas desde la Puerta del Sol, Colón, la Glorieta de Embajadores y el Puente de Vallecas, han confluido alrededor de las 18.00 horas en la Plaza de Cánovas del Castillo. Según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno, todo ha transcurrido con normalidad.

Una vez en Neptuno, los portavoces de algunos de los más de 300 colectivos que se han sumado a las movilizaciones han ido leyendo sus respectivos manifiestos desde un pequeño escenario, ubicado en un camión, instalado en el centro de la plaza de Neptuno.

Los profesores de la Marea Verde, que han inaugurado el turno de lectura de manifiestos, los médicos de la Marea Blanca, decenas de asambleas populares del Movimiento 15M, los bomberos, los mineros, los afectados por las hipotecas, la Coordinadora 25S, los trabajadores de Iberia o de Telemadrid y partidos como Izquierda Unida (IU), Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Izquierda Anticapitalista o Equo son algunos de estos 300 colectivos.

A continuación, entre gritos de "Dimisión" y el ya habitual "El pueblo, unido, jamás será vencido", se ha procedido a la lectura del manifiesto difundido por la plataforma 'Marea Ciudadana', a través de la que se han coordinado las movilizaciones.

"El creciente desempleo, el ataque a la Sanidad y a la Educación Pública, a los derechos laborales y sociales, al medio ambiente, nos han hecho confluir en las calles, en las mareas ciudadanas", ha proclamado uno de los portavoces, para exigir después la dimisión del Gobierno, petición que ha sido recibida por los miles de manifestantes congregados al grito de "Dimisión".

Asimismo, como es habitual, la Policía ha desplegado un amplio dispositivo de seguridad en la zona compuesto por más de 1.500 agentes antidisturbios.

En esta ocasión, además del vallado de seguridad instalado en la intersección de la plaza de Neptuno y la Carrera de San Jerónimo, en la que se ubica el Congreso de los Diputados, el colectivo de 'Bomberos Quemados' que participan en la manifestación ha decidido encargarse de garantizar que ningún manifestante trate de lanzar objetivos a los policías.

Precisamente, uno de estos bomberos, perteneciente a la Comunidad de Madrid, Antonio, ha afirmado a Europa Press Televisión que, tras los altercados de las últimas manifestaciones, se ha optado por esta solución para evitar a "gente exaltada e incluso a propios policías infiltrados".

Preguntado por la decisión de no participar en más desahucios, Antonio ha comentado que ellos trabajan para resolver situaciones de emergencia y "no para abrirle la casa a nadie" ni "hacerle el juego a los bancos". "GRITO MUDO"

Tras la lectura del manifiesto, los concentrados han protagonizado a las 19.00 el "grito mudo" programado, consistente en permanecer en silencio durante un minuto con las manos en alto en señal de protesta. A su término, los concentrados han vuelto a corear al unísono y repetidas veces el lema "Sí se puede".

"Ese presidente, es un delincuente", es otra de las consignas repetidas por los manifestantes, que también han hecho referencia en sus pancartas a la petición de dimisión del Gobierno y al 'caso Bárcenas'. 'Sus sobres, mis recortes', reza una de esas pancartas.

En las marchas y la posterior concentración en Neptuno han participado manifestantes de todas las edades, como los 'yayoflautas' o un grupo de niños que portaba una pancarta en la que se podía leer 'Devolvedme mi futuro'.

DOCE DETENIDOS EN EL CENTRO DE MADRID

Al menos doce personas han sido detenidas esta noche por la Policía Nacional en los alrededores de la glorieta de Atocha, el paseo de las Delicias y la zona de Lavapiés tras protagonizar unos incidentes al término de las manifestaciones convocadas por el colectivo Marea Ciudadana.

Así lo han informado fuentes policiales, que han explicado que los arrestos se han producido después de que las movilizaciones acabaran pasadas las 19:30 horas en la plaza de Neptuno.

Además, una brigada móvil de seguridad ciudadana de la Policía Nacional ha intervenido 22 petardos, cinco bengalas y un palo a dos jóvenes tras la manifestación.

"MAREAS" DE CIUDADANOS SE MANIFIESTAN AL GRITO DE "SÍ SE PUEDE"

"Mareas" de ciudadanos de diversos colores han salido a las calles en muchas ciudades españolas para protestar por los recortes en los servicios públicos, los casos de corrupción o los desahucios, unidos bajo el grito de "Sí se puede".

Convocados simultáneamente por el colectivo Marea Ciudadana, la manifestación de Madrid ha sido la más numerosa y ha concentrado a simpatizantes de las distintas mareas -verde, blanca, violeta, naranja y negra- que han partido desde Sol, Embajadores, Atocha y Puente de Vallecas y que se han unido en torno a la estatua de Neptuno.

La iniciativa, que ha concluido con la lectura de un manifiesto "contra los recortes y por una verdadera democracia", ha estado protagonizada por ciudadanos y ha contado con escasa participación de políticos, a excepción del líder de IU, Cayo Lara, y el de Equo, Juan López Uralde.

Un importante despliegue policial, con barreras, ha impedido el acceso de la gente a la Carrera de San Jerónimo, donde está el Congreso de los Diputados, y a la calle Génova, donde está situada la sede del PP.

En un ambiente festivo, amenizado por batukadas y canciones reivindicativas de los distintos colectivos, la concentración se ha llenado de pancartas con lemas como: "No al golpe de estado financiero, no debemos no pagamos", "Los servicios públicos no se venden, se defiende", "No son suicidios, son asesinatos", "Nos falta el dinero, lo tiene el tesorero" y "Gobierno dimisión por corrupto y ladrón".

En Barcelona, la manifestación se ha iniciado en la plaza Cataluña, donde los participantes se han concentrado durante una media hora, y posteriormente ha discurrido por la plaza Urquinaona y la Vía Laietana hasta llegar a la plaza Sant Jaume.

Delante de los edificios de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona las diversas entidades convocantes han leído un manifiesto alusivo a las distintas "mareas" ciudadanas en contra de los recortes en la sanidad pública, la educación y los servicios sociales, pero también contra los desahucios de viviendas, y el uso de pelotas de goma por parte de la Policía.

Otra de las grandes concentraciones ha sido la de Valencia, que, bajo el lema "Todas las personas y todas las reivindicaciones juntas", ha partido de las Torres de Serranos, Torres de Quart, puente de Aragón y plaza de España, para confluir en la Estación del Norte y continuar el recorrido hasta el Ayuntamiento.

En Bilbao, la marcha ha transcurrido por las calles del centro y a su paso por las sedes del PP, PSE-EE y PNV los manifestantes se han parado unos minutos para expresar su rechazo a la política de las tres formaciones.

La movilización en Sevilla se ha concentrado en el barrio de Bellavista, uno de los más golpeados por el paro, mientras que otros colectivos sociales se han manifestado también por otras ciudades andaluzas.

En Valladolid, la concentración ha sido al mediodía, donde un portavoz del 15-M ha considerado "una vergüenza cómo se rescatan los bancos mientras se desmantela lo público" y posteriormente varios autobuses han viajado a Madrid para unirse a la protesta de la capital.

La manifestación en Palencia ha estado protagonizada por los trabajadores de SAS Automotive, una empresa "bajo amenaza de cierre".

En Santander, miles de personas se han manifestado en una concentración en la que el portavoz de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, José Ramón Blanco, ha comparado el golpe de estado que se produjo en un día como hoy en 1981, con el "golpe de estado financiero" que aqueja al país.

La Plaza del Pilar de Zaragoza ha sido el escenario de las protestas de los aragoneses, que han lamentado que en España "manden los mercados financieros" y que se haya producido un "golpe al estado de bienestar".

"No hay pan para tanto chorizo", ha sido uno de los lemas de la marcha en las Palmas de Gran Canaria, mientras que en Oviedo se ha coreado "Sí hay dinero, lo tienen los banqueros".

La nieve, en algunos casos, y las bajas temperaturas no han desanimado a ciudadanos de Logroño, León o Burgos donde también ha habido concentraciones este 23-F.

MADRID REGISTRA 632 MANIFESTACIONES, EL DOBLE QUE EN 2012

La Comunidad de Madrid registró hasta el pasado 15 de febrero un total de 632 manifestaciones o concentraciones, una cifra que supone el doble de las registradas en las mismas fechas del pasado año 2012, que ya se cerró con una cifra récord de 3.419 protestas.

Así lo explicado, en una entrevista concedida a Efe, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que ha reconocido que el arranque del año ha sido "fuerte" y el cómputo hasta el pasado 15 de febrero es "exactamente el doble" que el año pasado, que tuvo "mucha conflictividad en la calle".

Cifuentes ha considerado que el alto número de manifestaciones se debe a una situación económica "muy difícil y complicada", y al "cabreo ciudadano" por los casos de corrupción política, que hacen que muchas personas tengan la "necesidad, el deseo o simplemente la voluntad" de querer salir a protestar a la calle.

La delegada del Gobierno ha remarcado que el derecho de manifestación está constitucionalmente protegido y que no lo cuestiona, pero ha incidido en que un número tan elevado en ocasiones "complica" la vida ciudadana.

Ha insistido en que su tarea es "hacer compatible" el derecho de manifestación con el de mantener una ciudad donde se pueda circular y habitar.