Los maltratadores perderán la custodia y no podrán acceder a la herencia de sus víctimas

Instituciones y asociaciones homenajearán hoy, Día Internacional contra la Violencia de Género, a las 64 mujeres que han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas en lo que va de año, nueve más que en todo el 2009, en diferentes actos programados por toda España.

A pesar de que los datos indican que casi la mitad de las mujeres retiran la denuncia contra sus maltratadores, son las propias víctimas las que hoy nos recuerdan que la única solución es pedir ayuda. "No me dejaba salir a la calle". Es el testimonio desgarrador de un víctima de violencia de género, que no quieren dar la cara, todavía tienen miedo. Maltrato psicologíco, fisico, que puede acabar en lo más grave. En lo que va de año han sido asesinadas 64 mujeres por violencia de género. 55 el año pasado.

Madrid está a la cabeza en la presentación de denuncias por violencia de género. Según la Delegación del Gobierno, en Madrid han aumentado casi un 13 por ciento hasta 8500 denuncias. Le siguen Barcelona, con unas 3.200, y Valencia, con 2.600.

En los últimos 3 años las víctimas han presentado medio millón de denuncias. Es la medida más importante según los expertos, pero sólo 2 de cada 10 mujeres denuncia a su agresor y lo peor, se dispara hasta un 45% el número de víctimas que retira la denuncia

En este sentido, la presidenta del Observatorio de la Violencia Doméstica y de Género, Inmaculada Montalbán, reconoce que la respuesta judicial a esta lacra "ha mejorado sustancialmente en la protección a las mujeres" en los últimos años, aunque reclama los medios materiales y humanos que sean necesarios para frenar esta lacra.

En otro orden de cosas, la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica aseveró que los juzgados españoles en cinco años han contabilizado más de 470.000 denuncias, dato que descubre, en su opinión "que poco a poco la sociedad va revelándose contra la violencia dentro de los hogares".

Por último, hizo hincapié en que los organismos responsables deben trabajar "especialmente" en el colectivo de mujeres inmigrantes, ya que son las que tienen "más dificultades para acceder a los recursos judiciales y asistenciales" por problemas de lenguaje por desconocimiento del funcionamiento de los juzgados.

LOS MALTRATADORES PERDERAN LA CUSTODIA

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha aclarado que el objetivo del Gobierno es modificar el Código Civil para retirar la custodia de los hijos a los hombres que se encuentren "incursos" en cualquier delito de violencia de género, como el de amenazas, y no sólo a quienes ya han sido condenados.

Esta propuesta se elevará mañana al Consejo de Ministros junto a otra iniciativa que pretende evitar que los asesinos condenados puedan heredar los bienes de sus víctimas, según ha dicho.

Fuentes ministeriales precisaron que por "incurso" la ministra hacía referencia a todos los hombres "procesados" por delitos de esta índole y explicaron que se tratará de una "medida cautelar" a fin de evitar que puedan ostentar la custodia individual o compartida de los niños "mientras el juicio esté abierto".

No obstante, reconocieron que este es el "punto de partida" de la iniciativa porque los servicios jurídicos deberán determinar hasta qué punto es factible.

"Mañana llevaré al Consejo de Ministros la propuesta de reformar el Código Civil para prohibir expresamente la atribución de la custodia individual de los hijos e hijas al cónyuge incurso en un proceso por violencia de género", ha señalado Pajín durante el acto de homenaje a las víctimas mortales de esta lacra social celebrado en el Instituto de la Mujer.

En la actualidad, el artículo 92.7 del Código Civil contempla que "no procederá la guarda conjunta cuando cualquiera de los padres esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos".

Asimismo, el citado artículo señala que "tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica".

No obstante, las mismas fuentes señalaron que el Código Civil no prohíbe expresamente que el maltratador ostente en solitario la custodia de los hijos, en casos como el de fallecimiento de la madre, motivo por el cual el Gobierno considera necesario emprender esta reforma.

Pajín planteará además otra modificación en la norma para incluir "entre las causas de indignidad sucesoria y desheredación la condena por violencia de género" con el objetivo de que el cónyuge condenado por asesinar a su mujer no pueda quedarse con todos los bienes de la fallecida.

UN HOMENAJE

Este anuncio tuvo lugar durante el acto de homenaje a las víctimas mortales de la violencia de género que organiza el Instituto de la Mujer el 25 de noviembre, Día Internacional de lucha contra esta lacra, el primero de Pajín como ministra y el primero en que se aborda directamente la situación de los menores que sufren en casa los malos tratos hacia sus madres.

El acto, que se celebra en un patio interior en torno a un pebetero encendido, ha sido introducido con la lectura de distintos poemas de autores como Rafael Alberti o Rosalía de Castro a cargo de los actores Fran Perea y Cecilia Freire, que han recitado asimismo, varios artículos de la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género.

Después, se ha procedido a la ya tradicional lectura de los nombres de las 64 mujeres que han sido asesinadas en lo que va de año por "hombres que se creían sus dueños", en palabras de Pajín, mientras se iban proyectando sobre distintas pantallas instaladas en el recinto frases de denuncia de la violencia y apoyo a las víctimas que han enviado los internautas.

Pajín ha destacado en su intervención que este es "el acto más duro" de cuantos se hacen sobre violencia de género y ha puesto el acento en que si bien "queda mucho camino por recorrer", cada vez hay "más cómplices" en la lucha contra las mujeres. En este sentido, ha señalado que "cuando alguien pisotea la dignidad de una mujer" hace que toda la sociedad sea "más débil".

La lectura se ha cerrado con una canción de homenaje a cargo de la cantante onubense Rocío Márquez, que ha precedido al discurso de la ministra. El broche final lo ha puesto la compañía de teatro 'La Mafia Rosa' cantando a coro una versión del 'Imagine' de John Lennon al término de la cual todos los presentes han "sacado tarjeta roja al maltratador" en el gesto que ha popularizado la campaña del Gobierno.

Entre otras autoridades, han estado presentes la directora del Instituto de la Mujer, Laura Seara; la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído; el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky; el delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente; el secretario de Movimientos Sociales y relaciones con las ONG, Pedro Zerolo y el director del Injuve, Gabriel Alconchel; junto a una representación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

LA GRAN VÍA SE CONVERTIRÁ EN EL PASEO DE LA VERGUENZA CON TESTIMONIOS DE VÍCTIMAS DE MALOS TRATOS

Por otra parte, la Gran Vía madrileña será otro de los escenarios principales en este día, ya que se convertirá en el "Paseo de la Vergüenza", donde cerca de 60 testimonios y casos de mujeres de 28 países que han sido víctimas de malos tratos serán representados como estrellas a lo largo de la calle.

En el resto de ciudades también tendrán lugar numerosos actos y concentraciones de homenaje y reconocimiento a las víctimas a lo largo del día, como que el que protagonizará el seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, quien leerá una declaración institucional contra la violencia de género en Salamanca.

Además, partidos políticos, instituciones y organizaciones han elaborado manifiestos en contra de la violencia de género. Así, el PSOE hace un llamamiento a la "rebelión colectiva" de la ciudadanía contra la violencia machista y muestra su reconocimiento "al coraje y la valentía de tantas mujeres que día a día, logran superar el miedo y las barreras levantadas a lo largo de siglos de dominación machista para rebelarse contra su maltratador".

Izquierda Unida (IU), por su parte, hace hincapié en que es necesario modificar la ley contra la violencia de género "para redoblar esfuerzos y exigir por parte de todas las instituciones el desarrollo de medidas que sean auténticamente integrales y transversales".