La madre de un niño robado: "Sor María me dijo que mi hijo se había muerto"

Sor María se niega a declarar ante el juez por los “bebés robados”
Sor María se niega a declarar ante el juez por los “bebés robados” |Telemadrid

Felisa Tomico, que denunció el presunto robo de su hijo recién nacido en 1978 en la Casa de la Madre, ha confirmado hoy ante el juez que una monja llamada "Sor María" le dijo que el bebé se había muerto.

En declaraciones a los periodistas, Tomico ha expresado su deseo de que se sepa la verdad y que "pague quien tenga que pagar", después de ratificar su denuncia ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid.

La denunciante ha recordado que el 26 de mayo de 1978 dio a luz en la Casa de la Madre y después del alumbramiento una religiosa llamada "sor María" le comunicó al padre que el recién nacido había fallecido y convenció a los presentes de que no vieran el cadáver del niño porque estaba "desfigurado".

Tomico ha explicado que la monja pertenecía a la congregación de las Hijas de la Caridad, era de mediana estatura y de contextura delgada, pero no puede asegurar que fuera María Gómez Valbuena, imputada en otro caso por el presunto robo de una niña en la Clínica Santa Cristina en 1982.

Después de comparecer ante el juez durante aproximadamente una hora y repasar todos los detalles de la denuncia, Tomico ha señalado que se ha quedado "muy a gusto" y ha estimado que la investigación de su caso es positiva para otras madres que buscan a su hijos.