La legalización de Sortu divide internamente al PSOE

La legalización de Sortu divide internamente al PSOE

La marca de Batasuna, Sortu presenta en el Tribunal Supremo las alegaciones a las demandas de la Abogacía y de la Fiscalía del Estado, y lo hace dividiendo al Partido Socialista. El Presidente vasco, Jesús Eguiguren acusa a Zapatero de "falta de valentía" en política antiterrorista por no molestar a la derecha. E insiste en que ningún político serio puede negar que Batasuna ha optado por el adiós a las armas. El presidente del Congreso, José Bono, y el ministro José Blanco, han salido en defensa de la valentía de Zapatero.

Así, el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, aseguró hoy en el marco del Fórum Europa que es Sortu quien tiene que demostrar la "valentía" de exigir a ETA que abandone las armas.

En su opinión, que Sortu pueda o no concurrir a las elecciones municipales en el País Vasco es una cuestión de "legalidad" que deben dirimir los tribunales, no de valentía del Gobierno.

En todo caso, subrayó que el Ejecutivo ya ha demostrado su valentía, determinación y "coraje" en la lucha contra el terrorismo, y es Sortu quien debe demostrarla ahora exigiendo a ETA que abandone definitivamente las armas.

El presidente del Congreso, José Bono, ha asegurado este lunes que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, es "más valiente" que el presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, con el nuevo partido de la izquierda abertzale, Sortu, después de que el líder vasco acusara al Gobierno de "falta de valentía" por considerar que ha optado en materia antiterrorista por "no molestar" a la derecha.

Asimismo, el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, ha defendido la labor del Ejecutivo y ha asegurado que se está actuando con "valentía" y con "inteligencia". Además, a la pregunta de si Sortu es o no es ETA, Jáuregui ha recordado que hay que esperar a que los tribunales se pronuncien.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha asegurado hoy que el Gobierno cuenta con una posición "clara, tajante y contundente" sobre Sortu y tiene claro que esta organización "forma parte del complejo ETA-Batasuna" y por eso ha pedido su ilegalización.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, Alonso ha subrayado que el Gobierno ha pedido "con pruebas objetivas" dicha ilegalización a través de la Abogacía del Estado, y ha rechazado entrar en polémicas sobre las distintas declaraciones hechas por dirigentes socialistas y miembros del Gobierno acerca de esta cuestión.

Preguntado por el artículo publicado hoy en El País del presidente del PSE, Jesús Eguiguren, quien considera que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha optado en materia antiterrorista por no molestar a la derecha por "falta de valentía", Alonso ha rechazado hablar de calificativos y ha señalado que Zapatero y el Gobierno han hecho "lo que tenían que hacer".

CRITICAS DEL PP

Desde el PP, por su parte, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha criticado este martes por "inadmisibles" e "intolerables" en un ministro de Justicia y el notario mayor del Reino las palabras de Francisco Caamaño acerca de que, jurídicamente, Sortu no es ETA. "No puede diferenciar la ley de la política. Es inaceptable", ha señalado.

En rueda de prensa, Sáenz de Santamaría ha censurado que Caamaño defienda que es "jurídicamente evidente" que Sortu no es ETA y le ha instado a "enterarse mucho mejor" de lo que sale de su Ministerio porque, según ha destacado, son la Abogacía y la Fiscalía del Estado las que han iniciado un proceso de ilegalización contra Sortu, partido del que argumentan que "sucede y continúa la actividad del complejo ETA/Batasuna".

A su juicio, "más le valdría" a Caamaño conocer los papeles que salen de su Ministerio y ser "mucho más riguroso" cuando habla de ETA, de procedimientos judiciales y de respeto a la ley. "No me gustan sus palabras", ha insistido la dirigente 'popular', quien ha garantizado que el PP le va a exigir "hechos" y "respeto" a las palabras procesales de la Abogacía y la Fiscalía. Al fin y al cabo, ha añadido, "él es el primero que no debe desconocerlas y respetarlas".

PIDE AL GOBIERNO TENER LAS COSAS CLARAS

Según Sáenz de Santamaría, el Gobierno y el titular de Justicia deberían tener "las cosas claras" en lo que a Sortu se refiere porque, según ha proclamado, "le ley es el instrumento más claro frente a ETA y debe respetarse en todos los ámbitos, especialmente desde la política".

En este punto, ha reclamado al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que esté "preparado" para la ilegalización de Sortu y para utilizar todos los instrumentos de derecho, "sin interpretaciones políticas", para que ETA/Batasuna, bajo cualquier fórmula, concurra a las elecciones del 22 de mayo.

"Aquí no caben planes B ni C --ha resumido la portavoz del primer partido de la oposición--. El único plan admisible es la democracia y evitar que formen parte de la misma aquellos que no están dispuestos a dejar las armas".

De ahí que haya insistido en denostar las declaraciones de Caamaño quien, a su juicio, es, junto al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "el principal responsable" de impedir que los terroristas puedan presentarse a las elecciones.

LOPEZ HA ESTADO "DESAFORTUNADO"

Dicho esto, la responsable 'popular' también ha tenido palabras para el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, por cuestionar la valentía del presidente del Gobierno para legalizar a Sortu, unas afirmaciones que considera "inaceptables", y para el lehendakari, Patxi López, por creer que el nuevo partido de la izquierda abertzale "no es lo mismo que ETA".

Sáenz de Santamaría ha tachado de "desafortunada" la apreciación de López, a quien ha pedido "máxima prudencia" en este sentido. En cualquier caso, y preguntada sobre si el pacto PSOE-PP en Euskadi podría correr peligro a tenor de este tipo de declaraciones, la portavoz 'popular' ha respondido negativamente.

Según ha indicado, el PP seguirá comportándose "con gran lealtad" respecto a ese acuerdo, que considera "clave" para la defensa y libertad de los derechos de los vascos. "Creemos que ese acuerdo es bueno y lo vamos a mantener con lealtad", ha agregado Sáenz de Santamaría, quien, eso sí, ha aprovechado para pedir a López "una mayor reflexión" para trabajar en este punto "en la misma línea" que el PP.