El juego y la hostelería, unidos ante la ley antitabaco.

Bares, restaurantes, salones recreativos, casinos, bingos, salas de fiesta y discotecas se han unido bajo el nombre Libertad sin Humos para pedir al Gobierno de España que suspenda de inmediato la reforma de la ley antitabaco y se siente a dialogar para redactar otra norma que "permita el equilibrio de los derechos del trabajador, los empresarios y los clientes" tal y como ocurre en 23 países de los 27 países de la Unión Europea.

Para hacer llegar sus reivindicaciones han convocado una manifestación el lunes 9 de mayo en Madrid, que dará comienzo a las cinco de la tarde en la plaza de Cibeles y terminará en la Puerta del Sol. Además, días antes de esta convocatoria la plataforma entregará a la Defensora del Pueblo las 600.000 firmas que hasta el momento han recogido en contra de esta ley.

Para José María Rubio, presidente de la Federación Española de Hostelería y Restauración no es una ley antitabaco sino "una ley contra la hostelería" porque al mismo tiempo que se aprobó la norma, añade , el Ministerio de Sanidad propuso y aprobó la ampliación de 15.000 nuevos puntos de venta y además no se ha conseguido reducir el número de fumadores.

Las cifras estimadas de pérdidas son de un 14% para los bares, los casinos un 18`5%, los restaurantes un 19%, los salones recreativos un 20%, las salas de baile y discotecas un 23 por ciento y los bingos, los que más pierden un 30%.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Salas de Bingo asegura que son los propios trabajadores los que están deseando salir a la calle para protestar contra una norma que ya aventuraban les iba a afectar muy directamente ya que se estima que el 70 por ciento de los usuarios de bingos son fumadores.

La Plataforma Libertad sin Humo plantea que se adopten medidas similares a las asumidas en 23 de los 27 países de la Unión Europea como son la posibilidad de instalar zonas de fumadores donde no tenga acceso ni trabajadores de la hostelería ni menores, ni no fumadores.