Un informe de inteligencia acusa a Mas de supervisar el cobro de comisiones ilegales

Un informe de inteligencia -que revela El Confidencial- acusa directamente a Atur Mas de supervisar el cobro de comisiones ilegales para su partido en la concesión de obras públicas... No del tres por ciento, como se creía, sino entre el 4 y el 6. El informe arremete también contra la familia Pujol y contra el consejero Felip Puig.

El día que Maragall acusó a Convergencia en la cara de Artur Mas de cobrar comisiones del 3% por la adjudicación de obras habría quedado corto. Según un informe de inteligencia remitido al gobierno Rajoy la mordida de los gobiernos de Pujol rondaba entre el 4 y el 6%. Artur Mas fue precisamente consejero de obras públicas. Y después, Pujol lo consagró como mano derecha, lo nombró conseller en cap, consejero jefe.

El informe de inteligencia cuenta que Artur Mas era quien supervisaba el cobro de comisiones ilegales a través de una serie de empresas públicas y que para eso había puesto a un hombre de su entera confianza.

También sale mal parado en el informe el consejero Felip Puig, al que se le atribuyen las labores de inteligencia en la trama. Una de las furgonetas que equiparon para espiar fue detectada cerca del domicilio del ministro del Interior. En el informe también se desvela el nombre en clave con que algunos políticos habían abierto cuentas corrientes en bancos de Andorra, Luxemburgo y Ginebra. Ojo, que dicen algunos políticos, no solo uno.

El PP catalán va a pedir mañana formalmente una comisión de investigación en el Parlamento de Cataluña. El portavoz del PPC del Parlament, Enric Millo, ha sugerido hoy que "es inevitable pensar" que el presidente catalán, Artur Mas, conocía "perfectamente" e incluso "podría formar parte" de la trama del caso Pujol, por lo que junto a Ciutadans ha exigido que comparezca en una comisión de investigación.

Millo ha recordado que durante el mandato de Pujol, Mas fue "conseller de Obras Públicas, conseller de Economía y conseller en cap, e incluso secretario general de CDC y fue designado a dedo para ocupar la presidencia de la Generalitat por una persona que después hemos sabido que es un evasor fiscal confeso".

En rueda de prensa en la sede del PPC, Millo ha opinado en este sentido que es "inevitable pensar que conocía perfectamente lo que estaba pasando e incluso podría formar parte de esa trama de corrupción", por lo que "debe dar explicaciones" para "desvanecer cualquier sombra de sospecha sobre su honorabilidad".

Además, Millo ha advertido de que confía en que la comparecencia de Pujol en el Parlament "no sirva para excusa para que alguno se descuelguen y se desdigan de la creación de la comisión de investigación", aludiendo así a ERC, a la que ha pedido que "mantenga su palabra".

Por su parte, el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, ha reclamado "celeridad" a la Junta de Portavoces del Parlament en la creación de la comisión de investigación que este partido ya denomina "caso Convergència", así como la comparecencia en la misma del propio Mas "como mano derecha del expresidente Pujol" cuando este estaba al frente del Govern.