La infanta no tuvo ninguna función en el Instituto Nóos, según la Policía

La inspectora del Cuerpo Nacional de Policía que coordinó la investigación del caso Nóos ha explicado al tribunal que juzga la causa que cuando analizaron la actividad del Instituto Nóos no detectaron que la infanta Cristina realizara ninguna función en la entidad que presidía Iñaki Urdangarin.

La jefa del Grupo de Delitos Económicos de la Jefatura Superior de Policía de Baleares ha señalado en su declaración como testigo en el juicio del caso Nóos que la única relación con la infanta Cristina que detectaron fue que el servicio doméstico de su domicilio también lo era de la empresa Aizoon, la sociedad que comparte con su marido.

La inspectora ha explicado que cuando investigaron el personal del entramado de Nóos detectaron numerosos trabajadores ficticios, como varios estudiantes dados de alta, así como empleados que en realidad eran servicio doméstico.

Sobre si la infanta Cristina realizaba alguna función en el Instituto Nóos, la inspectora ha respondido: "En esa empresa, en ese local, no, lo único que los trabajadores del servicio doméstico de su casa, también se puso que eran de Aizoon".

La inspectora analizó las facturas de Aizoon y ha explicado que detectó que varias de ellas correspondían a gastos personales como material audiovisual, la compra de una tostadora y unas cortinas, así como una fiesta infantil.

También averiguó que la infanta encargó uno de esos gastos personales, la compra de un cuadro, según ha detallado a preguntas de Manos Limpias, la única parte que acusa a la infanta Cristina, para quien pide 8 años de prisión como cooperadora en dos presuntos delitos fiscales de su marido.

La inspectora ha precisado que supo que fue la infanta quien hizo el encargo porque así lo explicó la propia empresa proveedora de la pintura. Sobre si fue ella quien dio la orden de pago, la inspectora ha dicho que no sabe nada al respecto, únicamente que lo abonó Aizoon. En la cuadragésimo cuarta sesión del juicio que se celebra está previsto que declaren doce testigos, diez de ellos policías que participaron en la investigación.

"TODAS LAS TRABAS QUE PUDIERON PONER, LAS PUSIERON"

"Todas las trabas que pudieron poner, las pusieron". Así se ha pronunciado uno de los inspectores de la Policía Nacional citados a declarar este miércoles en el juicio del caso Nóos y que participaron en los registros que tuvieron lugar en noviembre de 2011 en las sedes de las empresas que conformaban el conglomerado urdido en torno al Instituto Nóos por Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

En el caso de uno de los registros, llevado a cabo en la sociedad Braxton Consulting, su representante, Salvador Trinxet -quien presuntamente ayudó a urdir una red de evasión fiscal internacional de los ingresos obtenidos de las Administraciones públicas por Nóos-, permaneció "desaparecido en combate" bajo el pretexto de "haber sido hospitalizado".

LOS REGISTROS DE NÓOS DESVELARON DOCUMENTOS SOBRE CÓMO DESVIAR DINERO A BELICE Y DINERO NEGRO

La responsable de la Policía Nacional que coordinó las investigaciones y los registros del caso Nóos, cuya operación policial estalló en noviembre de 2011, ha subrayado que entre la documentación de la que se incautaron los agentes había un manuscrito en el que se explicaba cómo sacar fondos de España a Belice, así como un papel dentro la caja fuerte que hallaron en la vivienda de Diego Torres en el que ponía 'dinero B'.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su declaración como testigo en el juicio que se celebra en Palma por esta causa, y en la que de forma minuciosa ha narrado qué motivó las sospechas en torno a la actividad del Instituto Nóos y cómo se llevaron a cabo las pesquisas.

"Fue un trabajo arduo", ha aseverado la agente, quien ha abundado que en el marco de la operación llegaron a ser interrogados en sólo tres días hasta ochenta empleados que formaban parte del entramado de empresas de Nóos.

La testigo ha recordado incluso cómo en uno de los registros, en el que estaba presente uno de los responsables de la trama, Diego Torres, éste "estaba en blanco y no era capaz de reaccionar". Durante su interrogatorio, la inspectora ha recordado que las investigaciones en torno a Nóos surgieron a raíz de la diversa documentación encontrada en la agencia de publicidad Nimbus, a partir de lo cual se pidió documentación.

Según ha apuntado, se toparon con "pagos sospechosos" y documentos que "eran muy escuetos para el dinero que se iba a gastar" en los distintos eventos organizados por Nóos con fondos de las Administraciones públicas.