El hijo de la infanta Elena, herido en un pie al disparársele una escopeta

El nieto de los reyes Felipe Juan Froilán se recupera en un hospital madrileño de la herida que le provocó en el pie derecho el disparo accidental de una escopeta de pequeño calibre que estaba manejando y permanecerá ingresado varios días para practicarle las curas necesarias.

Felipe Juan Froilán, de 13 años y el primer nieto que tuvieron los reyes tras el enlace de la infanta Elena con don Jaime de Marichalar, sufrió el accidente ayer cuando realizaba prácticas de tiro en el patio de su casa familiar de Soria, según ha informado la Casa del Rey. En el momento del disparo accidental de la escopeta de dos cañones, de calibre 36, se encontraba acompañado de su padre, y tras practicarle las primeras curas en el hospital Santa Bárbara de Soria fue trasladado a la clínica Quirón de Pozuelo de Alcorcón, en Madrid, donde se realizó una limpieza quirúrgica de la herida.

El nieto de los reyes pasó la noche junto a su madre, mientras que su padre permaneció en el hospital hasta después de la limpieza quirúrgica a la que fue sometido. Esta mañana ha recibido la visita de doña Sofía y de María Zurita, prima de la infanta Elena, así como del jefe del servicio médico de la Casa del Rey, Avelino Barros.

"LOS NIÑOS TE PEGAN SUSTOS"

La reina y la infanta Elena, en unas breves declaraciones a los periodistas a las puertas de la clínica, han explicado que Felipe Juan Froilán se encuentra tranquilo y jugando con el móvil. "Los niños te pegan sustos", ha comentado doña Elena, mientras que la reina ha precisado que "con los niños siempre pasa eso". Ambas, sonrientes, han asegurado también estar tranquilas sobre el estado de salud del niño tras haber hablado con los médicos.

Los facultativos estiman que el niño deberá permanecer ingresado varios días para practicarle las curas necesarias con el fin de completar la recuperación de su herida. El disparo accidental de la escopeta provocó que algunos perdigones -que le fueron extraídos anoche- le alcanzaran en la zona delantera del pie derecho, entre los dedos.

A consecuencia del accidente, Jaime de Marichalar se enfrenta a una multa de hasta 3.000 euros por una falta grave contemplada en el Reglamento de Armas al permitir que su hijo utilizara un arma de fuego sin contar con licencia, a la que no puede tener acceso por ser menor de catorce años. Felipe Juan Froilán, que ocupa el quinto lugar en la línea de sucesión a la Corona, no cumplirá esa edad hasta el próximo 17 de julio.

Fuentes de la Guardia Civil han informado de que, por el momento, el instituto armado no ha abierto una investigación por ese accidente. En caso de que la iniciara es probable que se tomara declaración a Jaime de Marichalar.

Los artículos 105 y 109 del Reglamento de Armas establecen una edad mínima de catorce años para el uso de armas de fuego en cualquier circunstancia. Por su parte, el artículo 156 castiga con hasta 3.000 euros "la omisión, insuficiencia o ineficacia de las medidas o precauciones obligatorias para garantizar la seguridad de las armas que posean los particulares, en los domicilios o lugares de uso".