Los independentistas catalanes diseñan su contraespionaje para luchar por la secesión

Primero fue un ejército propio. Y claro está, no puede haber fuerzas armadas sin espías. Los independentistas catalanes quieren combatir lo que ellos llaman "españolismo violento" ante una posible invasión tras la celebración de la ilegal consulta soberanista.

Se preparan para la independencia. Con la pista puesta en la CÍA, la Asamblea Nacional catalana diseña el futuro sistema de espionaje catalán que va a ser muy selectivo y no va a aceptar a todos los detectives que se presenten.

Así se explicita en un documento. Se buscan espías catalanes superdotados que pongan su alto coeficiente intelectual al servicio de acciones discretas y efectivas.

La idea de este centro de inteligencia no es nueva recordemos el informe del centro de seguridad de la información de Cataluña denunciado en su día por el líder de Ciutadans.

Se trataba del diseño de una agencia nacional de seguridad con 300 mossos y en el que se iba a contactar nada menos que con el Mossad israelí.

Los independentistas catalanes están muy preocupados por las acciones que pueda ejecutar el gobierno español en todo este proceso.y por eso proyectan incluso formar un grupo especializado en “españolismo violento”.

Son todos planes que está marcando el camino a Artur Mas.