El independentismo perdería hoy la mayoría absoluta, según un sondeo de 'La Vanguardia'

El juez belga decidirá sobre la extradición de Puigdemont el 14 de diciembre
El juez belga decidirá sobre la extradición de Puigdemont el 14 de diciembre |Telemadrid

Los partidos independentistas perderían hoy la mayoría absoluta en el Parlament por uno o dos diputados, y ERC, Cs y JuntsxCat empatarían como vencedores de las elecciones del 21 de diciembre, según un sondeo de 'La Vanguardia' recogido por Europa Press.

ERC lograría 31-32 diputados; Cs 30-31; JuntsxCat 30; PSC ascendería hasta los 22; CatECP lograría 8, el PP retrocedería hasta los 8 y la CUP perdería la mitad de su actual representación, con 5.

Con estos datos, la estimación baja de los independentistas les dejaría con 66 diputados y la estimación alta con 67: con ambos resultados no alcanzarían la mayoría absoluta del Parlament (68).

El retroceso del soberanismo se explicaría por el descenso de la CUP, ya que ERC y JuntsxCat se reparten casi a partes iguales los 62 diputados que ahora tienen en la coalición que comparten en el Parlament con la marca JxSí.

CS, PS Y PP TAMPOCO SUMAN

Cs, PSC y PP tampoco podrían sumar una mayoría no independentista alternativa, y, con estos números, los 'comuns' se convertirían en el partido clave: sus 8 diputados podrían servir para decantar la balanza hacia un lado u otro.

La encuesta de GAD3 se hizo del 4 al 7 de diciembre, es decir, en la primera fase de la campaña electoral y con dos noticias claves ya desveladas: que el candidato de ERC y vicepresidente cesado, Oriol Junqueras, no podría salir de la prisión; y la retirada de la euroorden contra el candidato de JuntsxCat y presidente cesado, Carles Puigdemont.

CS, LIDER EN ESTIMACION DE VOTO

En estimación de voto, el partido líder sería Cs con un 23,1% de votos; le seguiría ERC con el 21,5%; después JuntsxCat con el 18,2%; el PSC con el 16,5%; los 'comuns' con el 7,4%; el PP tendría el 7,1% y la CUP se quedaría con el 5%.

La encuesta también augura que la participación podría alcanzar el 82%, superando el 75 que se alcanzó en las elecciones catalanas del 2015, lo que ya supuso entonces una cifra récord.